Negocios

Desfalco

Entre la ‘morosidad’, que es cuando un deudor no tiene capacidad de pago, y construir un historial crediticio con el objeto de defraudar, hay una gran diferencia.

20-03-2012, 11:49:48 AM

Twitter: @smilovitz

Existen dos tipos de desfalco. La “morosidad” que es cuando un deudor quiebra y no es capaz de pagar a sus acreedores y el “desfalco planeado“.  

La segunda modalidad es una técnica criminal minuciosa y de largo plazo. Consiste en crear un historial crediticio lícito. Pedir préstamos constantemente y pagarlos a tiempo.

De esta manera el banco aprobará préstamos cada vez más cuantiosos, y, en un momento previamente determinado por los criminales, se pide un préstamo muy cuantioso para huir con él y defraudar al banco. 

Creatividad maliciosa

Otras formas de fraude que han sido implantadas con éxito por los criminales son las siguientes:

Cajeros falsos: Los ATM retienen todas las tarjetas que captan y, posteriormente, las utilizan para extraer dinero sin autorización del tarjetahabiente. 

En algunos casos, las redes de cajeros falsos han robado varias decenas de miles de tarjetas antes de ser descubiertas. 

Puntos de venta ficticios: Las zonas de comida rápida de los centros comerciales son un campo de acción de este tipo de negocios fraudulentos. El consumidor que desea pagar con tarjeta de crédito intentará hacer la compra, pero le dirán que no ha sido autorizada. En realidad sus datos habrán sido transmitidos desde esa terminal sin su consentimiento a una base de datos operada por los criminales.  

Tarjeta no presente: aquellos comercios que le piden su número de tarjeta, pero no el número de seguridad, tienen más probabilidades de ser objeto de fraudes, pues ese número garantiza que la tarjeta de crédito se encuentra en posesión de la persona que está haciendo la compra.

¿Has sido víctima de alguno de estos fraudes?

También podría interesarte:

Comentarios