Negocios

¿Preparada tu empresa para atender al consumidor responsable?

Un estudio realizado por American Express, revela que 39% de los consumidores han dejado de comprar marcas que no son socialmente responsables. ¿Está listo tu negocio para un consumidor exigente?

07-12-2011, 9:17:44 AM

Los tiempos cambian, la gente cambia y las empresas también. Un reciente estudio realizado por American Express (Amex) en México, confirmó que los consumidores ya no son aquellos entes que con una buena campaña de publicidad podían creerlo todo. Hoy son gente consciente de lo que adquiere y está castigando a aquellas empresas que llevan a cabo malas prácticas con el medio que les rodea, incluidos los malos tratos hacia sus empleados.

Y son los jóvenes y las mujeres quienes mayoritariamente están marcando esta diferencia, según revela este análisis que realizó para conocer la percepción de la gente sobre Responsabilidad Social que hacen las empresas. Sorprendentemente un 40% de los encuestados, admitió que ha dejado de adquirir productos y servicios de aquellas marcas que no tienen un compromiso con la sostenibilidad.

Esto revela que la tendencia mundial de voltear hacia una ciudadanía corporativa está, en mucho, motivada por los mismos ciudadanos que están obligando a los negocios a dar este viraje, señaló Jorge Guevara, Director de Asuntos Corporativos y Comunicación de Amex México.

De acuerdo con este análisis, el 86% de 500 hombres y mujeres de 18 a 52 años de nivel socioeconómico ABC+, residentes en zonas urbanas de México y poseedores de tarjetas de crédito, que fueron entrevistados, prefiere comprar a empresas socialmente responsables por encima de las que no lo son. E incluso, 39% de ellos ha dejado de comprar productos y marcas que no son Socialmente Responsables, con la finalidad de hacerles saber que necesitan cambiar, lo que se traduce en consumidores más críticos y exigentes

Si bien, señala Jorge Guevara, desde hace 10 años que American Express aplica prácticas socialmente responsables y ha realizado otros estudios, este año la tendencia hacia gente que busca generar un cambio sin esperar a que el Gobierno o las instituciones lo generen, es muy alto. El 93% de los encuestados consideró que este giro de timón está en sus manos y quiere hacer un esfuerzo por lograrlo.

“Queríamos conocer el pensamiento de los mexicanos acerca de la Responsabilidad Social y finalmente los números nos ayudan y nos dan lecciones a las compañías sobre las conductas que tienen nuestros consumidores de productos y servicios. Es la primera vez que vemos esta tendencia de un consumidor cambiante que ya está castigando a las empresas que no se conducen por la vía de la protección al medio ambiente, a sus trabajadores, o que no se hacen responsables del daño que provocan en las comunidades donde se asientan”, señaló Guevara.

El despunte de los jóvenes (de 18 a 24 años) que corresponden a la generación Millennials y aquellos de la Generación X (25-44 años) es evidente.  Buscan un mayor conocimiento, conciencia e involucramiento con distintas causas. Casi 90% prefiere marcas que hacen RSE y 54% compra marcas que ayudan a una causa social.

Tenemos entonces dos tendencias, explica Guevara: Los mexicanos que como individuos necesitamos procurar calidad de vida personal y colectiva de la comunidad, y por el otro el crecimiento de la población económicamente activa que quiere un cambio en la sociedad y que es capaz de castigar a las empresas para orientarlas a llevar buenas prácticas.

La Responsabilidad Social Corporativa, afirma el entrevistado, ya no es un lujo, es una obligación. “Hoy sabemos que si un negocio, incluida una Pyme, no arma una estrategia como ciudadano responsable, 39% de los consumidores pueden dejar de consumir su marca”.

RSE no es filantropía ni entregar cheques para ayudar, es ser responsable con toda la cadena productiva y operativa, desde el manejo de proveedores, empleados, la administración de su fuerza laboral y la ética con la que te muevas hacia la comunidad para procurar el bienestar colectivo. 

Los perfiles de consumidores son claros. ¿Has pensado en integrar la RSE a tu negocio? ¿Crees que las buenas prácticas te permitirían convencer a ese sector de escépticos o bien, de ejecutores para impulsar el bienestar colectivo y crear valor en tu marca? 

Datos del estudio:

– 93% sabe que generar el cambio que necesita México está en sus manos y quiere hacer un esfuerzo por lograrlo.
– 75% considera que la felicidad plena se alcanza cuando se incluye a la comunidad
– 67% piensa que participar en las iniciativas enfocadas a mejorar la calidad de vida de los mexicanos, incluyendo la suya, le permite sentirse mejor persona.
– 98% de las mujeres entrevistadas promueve marcas y productos cuando hay una buena causa detrás de ellos.
– 92% de las mujeres compra a empresas Socialmente Responsables.
– 86% prefiere comprar a empresas socialmente responsables por encima de las que no lo son.
– 39% ha dejado de comprar productos y marcas que no son Socialmente Responsables.
– 89% de la generación X prefiere comprar  a empresas socialmente responsables.
– 54% compra siempre o casi siempre marcas que ayudan causas sociales.
– 43% ha dejado de comprar productos a empresas por no ser socialmente responsables.

Perfil de consumidores:

Promotores: Son ejecutores y participan activamente a través de trabajo, tiempo promoción e incluso vocación a alguna causa de Responsabilidad Social.
Ejecutores: Conscientemente cumplen con su parte de Responsabilidad Social y se interesa en ella, sin necesariamente promoverla.
Desmotivados: Reconocen la importancia y necesidad de las iniciativas de Responsabilidad Social pero no han tomado acciones concretas.
Escépticos: Se sienten atraídos por este tipo de proyectos pero todavía esperan ver resultados para participar activamente.
Desinteresados: Caracterizados  por ser generalmente individualistas.

Proyectos sociales que incentivan a los consumidores:

Preservación y cuidado del medio ambiente
Fortalecimiento de la identidad mexicana
Promoción de valores, hábitos saludables y consumo responsable.
Seguridad y lucha contra la marginación y la pobreza.
Salud, infraestructura y vivienda.
Generación de empleo y capacitación.
Atención a sectores vulnerables.
Educación
Valores éticos y educación cívica.
Difusión y conservación de la herencia cultural mexicana.
Promoción de expresiones artísticas y educación en responsabilidad social.

Comentarios