Negocios

Cómo afectará la eliminación de aranceles a empresas China

En 2008 ambos países acuerdan un periodo de dos años que permitiría preparar la eliminación de las cobros arancelarios.

28-10-2011, 4:34:46 PM

El 11 de diciembre próximo México debe liberar de sus aranceles a .productos chinos provenientes de 14 sectores industriales, lo que no ha estado exento de problemas.

Las .relaciones comerciales entre México y China han crecido de manera vertiginosa durante la última década, tendencia que permitió a la república popular, presidida por Hu Jintao, a convertirse en el segundo socio comercial del país en 2010, desplazando a Europa y quedando sólo por debajo de Estados Unidos.

Como resultado de este acercamiento, en 2008 ambos países firmaron un acuerdo donde se establecía un periodo de transición de dos años con tal que los sectores industriales se prepararan para la eliminación definitiva de los cobros compensatorios, que desde 1993 pone el país a sus productos.

Pues bien, el plazo final para la desgravación de aranceles a 14 sectores industriales -entre ellos el .textil, la confección, calzado, juguetes y bicicletas– se cumple este 11 de diciembre, lo que ha generado diversos problemas al gobierno, por parte de los empresarios y trabajadores nacionales de estos sectores, quienes ven la apertura a China como una peligrosa amenaza.

“Estamos muy cerca de ese 11 de diciembre de 2011, y hay preocupación en muchos sectores de la industria. Son sectores muy fuertes de nuestra economía, que van y empiezan a sentir un gran nerviosismo, porque indudablemente la apertura o la eliminación de estas barreras va a traer una competencia mucho muy fuerte”, declaró hace unos días Aarón Levet, socio de Santa Marina & Steta.

Por su parte, el presidente de la Cámara Textil (.Citex), Juan Quintana, y el titular del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), José Luis Hachity Rodríguez, alertaron que la industria del calzado y vestir podría caer hasta en un 70% y 80% en por la entrada de materia prima procedente de China, lo que provocará el cierre de negocios y pérdidas de empleos.

De manera similar, la Asociación Nacional de Proveedores de la Industria del Calzado (ANPIC) prevé que, debido a la eliminación total de aranceles, se dará el cierre de empresas y se registrará una contracción en el mercado doméstico.

En general, la demanda se concentra en las prácticas desleales que distorsionan el mercado local, ya que la entrada de marcas piratas debilita a la planta productiva fortaleciendo únicamente al mercado informal. En ese sentido, Quintana citó que las marcas falsas que ingresan a la nación dejan pérdidas de hasta un 40% a los productores originales.

Acusaciones que, al parecer, son acertadas puesto que el pasado 28 de septiembre el gobierno envió una carta a China en la que acusa a algunas empresas de ese país de “distorsionar y lesionar” el mercado mediante prácticas como eludir el pago de obligaciones arancelarias.

Jorge Sánchez Tello, analista y consultor en economía, cree que existe el riesgo de que desaparezcan algunas empresas, especialmente las que no se prepararon durante años para enfrentar una mayor .competencia.

Desde su perspectiva, a estas empresas se les ha perjudicado porque el país sigue manteniendo una legislación laboral obsoleta para el mundo globalizado. “A pesar de que soy partidario de la libertad económica y del libre comercio, para que pueda funcionar este sistema deben existir reglas claras en su aplicación, los productos chinos que lleguen a México tendrán un precio mucho menor que los hechos en México porque en gran medida no cumplen con los niveles de calidad que se requieren y no se respetan los derechos laborales entre otras variables que les han permitido “competir” pero de una forma desleal”, asegura.

Por el contrario, asegura que las empresas nacionales se mueven en una economía donde los insumos cuestan caros, “no se negoció que el mercado de China se abriera para México en igualdad de circunstancias”.

Textil, el caso más grave

Si bien hay varios sectores que podrían verse afectados, el caso más preocupante es el de la industria textil. Según el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara baja, Ildefonso Guajardo, la entrada de textiles chinos ha generado graves daños a este ítem, por ejemplo, los precios de importación de la tela para tejanos del país asiático son ridículos, pues ni siquiera cubren el costo de la fibra de algodón.

La Cámara indicó en un comunicado que actualmente las .importaciones de tela para estas prendas equivalen al 36 % de la producción nacional. “Los daños que causan a los productores nacionales son alarmantes, ya que de abril del 2010 a julio de este año se han importado 269 millones de metros cuadrados de mezclilla china, cantidad suficiente para que cada mexicano tenga dos prendas de vestir” de ese tipo, detallan.

A su parecer, el cierre de GFM Textiles, una de las empresas más importantes en el mercado, fue causado por esta competencia desleal.

Nacionales buscan medidas de protección

Para resolver el problema, los dirigentes empresariales de los sectores más perjudicados piden blindar a la planta industrial del contrabando y la proliferación de productos piratas. Además, solicitan mayor compromiso de Aduanas y establecer precios de alerta en las mismas para detectar subvaluación, así como un esquema de gestión sobre los importadores.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), por su parte, solicitó que se establezcan nuevos aranceles de 35% con China, el máximo permitido por la Organización Mundial de Comercio.

La .Secretaría de Economía respondió anunciando que habrá medidas de salvaguarda para el mercado nacional, buscando que la entrada de estos productos no los afecte; Sin embargo, aclararon que “no podemos detener algo que es inminente”.

Sánchez Tello, cree que si bien China protege buena parte de su industria con subsidios, lo que le permite reducir costos y por consecuencia precios al consumidor, México no debe seguir una política de proteccionismo porque no es una medida que fomente la competitividad en las empresas.

Una solución -comenta- es fomentar reformas estructurales para que la economía mexicana pueda ser más competitiva, adecuar las leyes laborales a las necesidades que requieren las empresas para ser más competitivos. Además cerciorarse de que China cumpla con los compromisos que también adquirió cuando decidió integrarse a la .Organización Mundial del Comercio.

“La forma de disminuir la desigualdad es incentivar el mercado interno y la única manera de hacerlo es elevar el ingreso de la mayoría de los ciudadanos en el país, no mediante dádivas sino mediante reformas que permitan una mayor productividad”, opina el experto.

Pero no todo parece ser negativo, pues ante el escenario poco alentador que tiene la economía de EU y Europa, el país está obligado a diversificar su comercio. En este sentido, la república popular asiática – el mayor mercado del mundo con más de mil 300 millones de potenciales consumidores- representa una oportunidad para muchos empresarios.

Así, los consumidores se pueden ver beneficiados con la llegada de más productos, a precios más competitivos y que pueden significar ahorros para sus bolsillos ante el escenario de un menor crecimiento para el 2012.

¿Qué posición debería tomar el gobierno respecto del pacto firmado en 2008, frente a la OMC?

También podría interesarte:

Comentarios