Negocios

¿Qué necesitan las empresas mexicanas para ser más competitivas?

Existen diferentes posiciones, tanto del gobierno como de las empresas y los organismos internacionales, pero todos concuerdan en que queda mucho por mejorar. ¿Cómo lograrlo?

04-10-2011, 11:54:07 PM

A principios de septiembre pasado la Secretaria y Hacienda de Crédito Público (SHCP) envió un comunicado donde celebraba el avance que había tenido el país en el conteo de .competitividad global 2011-2012 del Foro Económico Mundial (WEF).

De los 142 países analizados, Suiza resultó la .economía más competitiva, mientras que en América Latina y el Caribe, .México fue el que más avanzó en competitividad, subiendo ocho lugares.

Además, de los avances de .estabilidad económica, inflación, tasas de interés, política fiscal, y diversificación, el WEF destacó en las empresas mexicanas un mejor clima, el amplio tamaño del mercado, así como las nuevas tecnologías e infraestructuras.

Sin embargo, tanto los empresarios mexicanos como el mismo organismo lamentaron que todavía haya elementos como “la violencia y el crimen organizado, la limitada capacidad de innovación e insuficiente gasto en investigación y desarrollo por parte de las empresas”, que no lo dejan avanzar más en este sentido.

Entonces, ¿cuáles son las acciones que deberían seguir las .empresas mexicanas para incrementar su competitividad?

Escollos a superar

En su último informe, el WEF subrayó que las empresas mexicanas deben luchar por aumentar su grado de .competencia dentro de los mercados internacionales. Para ello el país debe mejorar sus puntos más débiles, entre los que destacan:

  • Inseguridad

La institución remarca que el país aún debe luchar para eliminar problemas que le restan productividad, como la inseguridad generada por los altas cifras de crimen organizado que posee el país y los problemas que ello atrae. Pone junto a este punto y la mediana calidad de la educación en las áreas de ciencias y matemáticas.

  • Sistema laboral

Otro gran obstáculo observado por el WEF es la poca eficiencia de su sistema laboral, ya que existe un desfase importante entre salarios y nivel de productividad.  Además, las instituciones nacionales deben pugnar por aumentar su transparencia y la facilitación de sus procesos.

  • Logística

“Hay problemas claros en las cadenas logísticas y ello impacta directamente en la competitividad de las empresas mexicanas”. El gobierno y las instituciones relacionadas con este índice deben enlazar al sector de la transportación de carga aérea, marítima, terrestre y ferroviaria con la oferta exportable de las empresas.

Las claves para mejorar

El .Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), por su parte, considera que los factores que impiden a las ciudades mexicanas ser competitivas son los recursos y la continuidad, además de la innovación y el cambio tecnológico, que de paso son factores de impacto en el crecimiento económico.

Entonces, para que las empresas mexicanas sean más competitivas, sobre todo en un mundo globalizado, deben contar con capitales financiero y humano para estar inmersas en las nuevas tendencias.

Esto es, el empresario mexicano requiere de .capacitación y de profesionalización en sus procesos administrativos para aprovechar tratados de libre comercio, establecer alianzas de negocio, realizar estudios de mercado, análisis de planeación estratégica para expandir su negocio, atender el área administrativa, entre otros. Aunado a esto, no hay conocimiento por parte del empresario si sus productos son competitivos, con las condiciones para llegar a los mercados internacionales que demandan calidad y precio.

El director general adjunto del IMCO, Manuel J. Molano Ruíz, realizó un pequeño listado de aquellas actividades enfocadas a mejorar la competitividad de las empresas mexicanas. Así, expuso que, en primer lugar, “todas las reglas encaminadas a coartar la competencia deben desaparecer de una economía que aspira a ser competitiva”.

Para Molano Ruíz, en segunda instancia se deben corregir las fallas de mercado. “Hay situaciones especiales en que se requieren algunas reglas para que la competencia sea virtuosa y no destructiva. Las redes son un ejemplo de ello. También, la provisión de bienes y servicios ambientales y la preservación del capital natural”.

El tercer enfoque tiene relación con corregir las fallas del gobierno. “Casi siempre el Estado quiere corregir cosas, pero termina por descomponer algo más. Normalmente, esto se logra priorizando los objetivos de la sociedad y ordenándolos en el tiempo”.

Por último, Molano dijo que la movilidad es otra de las claves, ya que existe una directa relación entre transporte y competitividad.

Empresas, afectadas por el medio

Las empresas también tienen su propia visión del asunto. Alberto Fernández Garza, ex presidente de la Coparmex y actual presidente del consejo de Pyosa, indicó que si bien aquellos aspectos que caracterizan a una empresa con capacidad de igualarse a sus símiles de todo el mundo son la organización, el diseño para competir, su tecnología y su calidad, hay otros elementos que, de faltar, generan un mayor daño. 

Al decir esto, se refiere al ambiente en el que se desenvuelven, “que puede ser hostil o amigable”. En esto se pueden considerar: el costo de servicios, el costo y la calidad de la mano de obra, el costo de materias primas, la fortaleza relativa de la paridad, el costo del dinero y el nivel de sobrerregulación del gobierno. “Todo esto se resume en tener o no empresas competitivas”.

Particularmente en México,-asegura Fernández- no tenemos esas ventajas en la paridad, y debemos enfrentarnos a la .competencia mundial basados en nuestra propia productividad.

¿Con cuál de estos planteamientos estás más de acuerdo?

También podría interesarte:

Comentarios