Negocios

Si Carstens fuera director del FMI…

El candidato está cerca de ponerse a la cabeza del FMI, pero antes debe contar con los votos de países emergentes, EU y Europa, ¿qué opinan los expertos sobre esta posibilidad?

31-05-2011, 10:45:07 AM

Cuando el actual gobernador de Banxico, Agustín Carstens, renunció en 2007 a su cargo de subdirector gerente del .Fondo Monetario Internacional (FMI), para trabajar con el presidente Felipe Calderón en el proceso de transición de gobierno, pocos imaginaron que cuatro años después pensaría en su retorno, pero esta vez como máximo representante de la institución.

La larga carrera del mexicano le ha permitido formarse una positiva imagen mundial, lugar que sólo comparte con personajes como Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y Guillermo Ortiz, nombrado en 2009 como presidente del Banco de Pagos Internacionales (BIS). Sus principales propuestas son dar una solución definitiva a la crisis económica que enfrenta la Unión Europea y dar una mejor posición a los .países emergentes en el FMI.

Su experiencia no se pone en duda, sin embargo, debe pasar primero por un filtro conformado por todos los países miembros del FMI, contexto en el que .los europeos querrán defender con todo una posición que ha sido suya desde hace varias décadas.

¿Qué opinan respecto de su nominación los expertos mexicanos? ¿Es Carstens el candidato ideal para tomar las riendas del organismo?

A juicio de Manuel Molano Ruiz, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el titular de Banxico está lo suficientemente capacitado para tomar el cargo en sus manos. “El Doctor Carstens es un extraordinario economista, un excelente banquero central, y ya ocupó cargos de alto nivel en el FMI. Creo que haría un papel destacado”, asegura.

Sin embargo, debido a la .multiplicidad de candidatos provenientes de los países emergentes, el directivo llama a realizar un consenso con el fin de obtener mayores beneficios. “Los países emergentes deberíamos estar pensando en un candidato de unidad, no todos tratando de impulsar a nuestro candidato. A menos que los países emergentes se unan como ya lo están haciendo las naciones europeas en torno a .Christine Lagarde, no creo que logremos mayor cosa”, dijo.

Opinión similar es la que tiene el analista económico, Jorge Sánchez Tello, quien reafirma la experiencia y formación académica que posee Carstens en temas fiscales, mismos atributos que le ayudarían a enfrentar la crisis de deuda y fiscal que enfrenta la Unión Europea.

Agustín Carstens se ha forjado en el Banco de México, institución que tiene un gran prestigio a nivel internacional en la formación de economistas de carrera. En el FMI demostró también que tiene una gran capacidad para negociar con políticos en situaciones difíciles”, dando como ejemplo el cumplimiento de las normas Basilea III, instauradas por los organismos financieros de México, como una forma de endurecer las reglas hacia los bancos durante su mandato en Banxico.

Por otro lado, Sánchez Tello lamenta que su nombramiento dependa del apoyo que reciba por parte de países como Estados Unidos, sin el cual sería difícil llegar al FMI. Además, los países europeos que actualmente tienen el poder, lo relacionan con el cuestionado consenso de Washington.

“México todavía es una economía relativamente pequeña y por eso Carstens necesita del apoyo de los países emergentes y desarrollados si quiere llegar al FMI, pero de que puede aportar mucho al FMI, no lo pongo en duda”, asegura el economista.

Falta de resultados

Una opinión distinta es la que tiene el economista del Colegio de México (Colmex), Gerardo Esquivel Hernández, quien indica que el titular de Banxico, “ha pasado por puestos importantes, tanto en México como en el propio FMI. Sin embargo, su trayectoria y resultados dejan mucho que desear”.

Según el experto, Carstens fue parte del equipo de Banxico que se equivocó en el diagnóstico de la situación de 1994. Después, fue Subsecretario de Hacienda durante la recesión más larga de la historia reciente del país (2000-03), y finalmente, como Secretario de la institución, se habría equivocado nuevamente en el diagnóstico y análisis de la situación internacional de la reciente .crisis mundial.

Asimismo, asegura que Carstens fue Sub-Director Gerente del FMI “en uno de los peores momentos de la institución”, es decir, cuando se estaba gestando frente a ellos la crisis, “sin que se dieran cuenta”.

A su parecer, la mayor parte de estos fracasos se explican por “su visión excesivamente optimista de la situación y por su ortodoxia analítica”. Por lo anterior, “no creo que ni sus resultados ni su experiencia le pudieran ser de mucha utilidad a la institución”, concluyó el analista.

También podría interesarte:

Comentarios