Buscador
Ver revista digital
Empresas

Los bancos prestan a quien tiene más dinero, no a quien lo necesita: Yunus

24-02-2020, 6:10:02 AM Por:
Muhammad Yunus
© Eupora Press

Muhamad Yunus, padre del microcrédito y Premio Nobel de la Paz en 2006 estuvo en México y dio las claves para disminuir la pobreza y desigualdad.


Muhamad Yunus, Yunus como se le conoce en el mundo entero, es uno de los pioneros de los llamados microcréditos, lo que le llevó a ser conocido y reconocido como el Banquero de los Pobres y a ser condecorado en el año 2006 con el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos por impulsar la igualdad económica en Bangladesh, su país, así como en otras regiones del planeta ya que “solamente con una sociedad más igualitaria los conflictos sociales se contienen y se alcanza la paz”, según dictaba en sus, para entonces, ya innumerables conferencias alrededor del planeta.

Yunus estuvo en México en un evento privado al que Alto Nivel tuvo acceso; durante su conferencia magna el Banquero de los Pobres enfatizó la filosofía que lo ha caracterizado: una serie de acciones que consisten en atender siempre a las clases más desprotegidas, solo de este modo cualquier país en el mundo podrá aspirar a una auténtica justicia social, así como a un desarrollo sostenido y sostenible, expuso el personaje al que también se le conoce como “el padre del microcrédito”.

El premio nobel hizo una severa crítica, que también ha realizado en innumerables ocasiones, al sistema bancario global, señalando que por lo general le prestan dinero a quien más tiene dinero, no a quien más lo necesita. Eso lo único que hace es profundizar la desigualdad social ya que no se les proporciona a los más pobres los medios para que salgan de la pobreza. Desde la perspectiva de Yunus, los pobres difícilmente dejan de ser pobres en un mundo en el que no se les presta la atención debida y que no va más allá de políticas públicas que, más que atender la desigualdad y procurar impulsar a estas personas a otro estrato social, lo único que hace en la mayoría de los casos es otorgar dádivas que en el largo plazo en nada mejoran su situación.

Esta filosofía y este desempeño del sistema bancario que Yunus detectó desde sus años de estudiante de posgrado en una universidad estadounidense, lo llevó a desarrollar en su natal Bangladesh el microcrédito, préstamos sin garantía de ningún tipo a personas de escasos recursos, el éxito fue arrollador y se tomó de inmediato como un modelo de inclusión y desarrollo para los más pobres en muchas naciones del mundo.

Te puede interesar: ¿Qué aprendería México de los países nórdicos y su capitalismo inclusivo?

Para consolidar su estrategia en naciones como la India y otras más, Yunus fundó un banco especializado en prestarle a los pobres, de hecho, este banco únicamente le presta a los pobres, declaró Yunus en México. El Grameen Bank es un modelo único en el mundo, se capitaliza también de los pobres que desean hacer depósitos y de todo tipo de personas y empresas lícitas, pero presta solamente a los pobres, a los que no tienen propiedades que puedan dejar en garantía ni avales que respondan por ellos.

Pero esa sólo es una parte de la fórmula del éxito, la otra parte es igual de relevante, por lo general quienes acceden a un crédito en este banco se vuelven accionistas del mismo, luego entonces las posibilidades de no pago disminuyen drásticamente porque si algo le interesa a un accionista es que su empresa vaya bien, que sea rentable y que le paguen lo que le deben. Por supuesto que no es para desairar el hecho de que la entidad financiera tiene un elevado porcentaje de préstamos a personas que no tienen recursos, ni avales, ni empleo, y que además tienen algo en común, son mujeres. El poyo al género femenino desamparado y en situación de pobreza o pobreza extrema es un factor determinante para su éxito y un caso para el estudio en las universidades más prestigiosas del planeta, Yunus y sus microcréditos, un altísimo porcentaje de ellos para mujeres, son analizados un día y y otro también en todo el planeta.

Redes sociales de apoyo con microcréditos

Algunas de las fórmulas que llevaron al éxito a Yunus furone la creación de una especea de redes sociales para microcréditos; estas redes, formadas por al menos cinco personas, todas pobres, y sin recursos de ningún tipo ni avales, conforman una especie de sociedad en la que sus miembros van accediendo a microcréditos, empezando por quien más lo necesita, cuando esta persona empieza a pagar el crédito se le otorgan los recursos a otra, y así sucesivamente, de modo que se genera un compromiso social y una red para el microcrédito. Todos están obligados a pagar en tiempo y forma y utilizan sus recursos en lo que deben, saben que de fallar no solamente se afectan ellos o ellas, sino que afectan a quienes les depositaron su confianza.

El camino es largo

Yunus expuso en México que el camino para la una mayor igualdad económica en el mundo es largo, complicado, y que debe hacerse más para lograr que la gente más desprotegida tenga las oportunidades necesarias para una vida mejor. El premio nobel dejó en claro que solamente dándole oportunidades a las personas que no tienen recursos, por medio de microcréditos y otras herramientas, se logrará disminuir con el paso de los años la pobreza, o al menos la pobreza extrema, así como tener una mayor igualdad. Para Yunus, las dádivas no son oportunidades, sino una forma de mantener pobres a los pobres.

Lee: Este 1% de la población concentra la riqueza y genera desigualdad

bancos desigualdad microcréditos muhammad yunus pobreza premio nobel yunus
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios