Buscador
Ver revista digital
Empresas

Las tendencias para el futuro automotriz

01-07-2020, 7:03:20 PM Por:
automotriz
© iStock

Según el informe El futuro de las ventas y los servicios posventa automotrices existen cuatro tendencias principales a considerar.

La industria automotriz, a nivel global, está en un punto de transformación masiva. Por esta razón, es importante conocer cuáles son las tendencias actuales de este sector y el impacto que éstas tendrán en los ingresos y ganancias de los fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés), en regiones clave, como China, los Estados Unidos, la “Euro 5” — conformada por Alemania, Francia, Reino Unido, España e Italia— y Japón.

Un estudio de Deloitte titulado “El futuro de las ventas y los servicios posventa automotrices”, crea un modelo cuantitativo flexible, que simula el impacto de las tendencias seleccionadas por la industria, en los ingresos y las ganancias de los fabricantes de equipos originales, por segmento de negocio y en diferentes escenarios. 

De acuerdo con este informe, existen cuatro tendencias principales a considerar:

  1. La conectividad. El modelo considera el grado de conectividad del automóvil (automóvil conectado), así como la conectividad de clientes/conductores (cliente conectado), la cual se espera que sea muy heterogénea en todos los mercados.
  2. Transmisión alternativa. Implica un cambio de motor de combustión interna (ICE, por sus siglas en inglés) a vehículo eléctrico de batería (BEV, por sus siglas en inglés). El pronóstico muestra una modificación en las transmisiones, asumiendo que varias transmisiones coexistirán, donde los vehículos eléctricos de batería serán los que lideren el camino.
  3. Movilidad compartida. Implica que aumentará el uso por vehículo y que generará un cambio desde la propiedad de automóviles privados hasta las operaciones de flota.
  4. Conducción autónoma. Es una transición que va “de conducir a ser conducido”. El mayor obstáculo tecnológico se encuentra entre la automatización condicional y la alta automatización, es decir, la conducción autónoma.

Es importante tener en cuenta el impacto que pueden llegar a tener estas tendencias, ya que, como señala el análisis, sin una transformación significativa, , en el largo plazo, específicamente, en 2035, los fabricantes de equipos originales podrían tener dificultades para seguir manteniendo su rentabilidad.

El autor es Manuel Nieblas, socio Líder de la Industria de Manufactura en Deloitte Spanish Latin America

automotriz tendencias
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios