revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

La mexicana que quiere dar más créditos a través de una Fintech

Marilú Páez, directora general de Afluenta, busca a través de una Fintech impulsar el crédito entre las personas.

12-04-2019, 9:17:14 AM

PMarilú Páez tiene 33 años y es originaria de la Ciudad de México. Su papá era petrolero y, por eso, siempre andaban de nómadas en muchas ciudades. Los lugares donde más vivió fueron Veracruz, Puebla y Monterrey. Ella quería ser físico matemático y trabajar en la NASA, pero se decidió por una licenciatura en contaduría y finanzas. 

“A mí me encanta el caos porque me fascina ordenar las cosas. El ir bien y de buenas a un problema por querer solucionarlo es como parte natural de mi personalidad. A la gente normalmente eso le aterra o no le gusta”, dice Marilú Páez, directora general de Afluenta, una Fintech que buscar impulsar el crédito entre las personas.

Marilú trabajó en Monterrey en compañías grandes. Primero entró a Cemex y estuvo cuatro años en un programa de entrenamiento, donde pasaba por diferentes áreas para entender todo el negocio. Después pasó a British American Tobacco, una de las tabacaleras más importantes del mundo. Permaneció ahí cinco años y fue para ella una gran escuela. Aprendió mucho de la parte comercial y de marketing. Era gerente de tiendas de conveniencia.

Hizo el Global OneMBA, de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, que se imparte en cinco prestigiosas escuelas de negocios de clase mundial. Ahí se cuestionó por qué estaba en una empresa tabacalera.

“A mí, la verdad, nunca me había hecho ruido hasta ese momento en que llega un nivel de madurez en la vida que una dice: ‘Sí tengo que tener un propósito’. Entonces, pienso brincar de allí a tecnología, educación o salud para sanar el karma del cigarro”, comparte Marilú Paéz, CEO de Afluenta, para Alto Nivel. 

Antes de ser la cabeza de una startup fintech a nivel nacional tuvo a su cargo más de 50 personas en Banregio en el área de Pymes y Créditos. Hoy dirige Afluenta, una plataforma que conecta vía online a gente que quiere invertir su dinero con personas que están solicitando un crédito.

Los inversionistas pueden comenzar a invertir desde 5,000 pesos y tener un rendimiento anual de 25%. Y los créditos que ofrecen van de 10,000 a 200,000 pesos. Hasta ahora Afluenta ha otorgado 100 millones de créditos y su crecimiento en 2018 fue de 313%.

“La directora general anterior de Afluenta, Rebeca Azaola, vino a echar a andar el negocio en México. Fue un gran reto empezar a operar y tener clientes. Ahora, el desafío más grande de mi labor es autorizar este año a Afluenta como una institución de financiamiento colectivo, como las llama la ley. Ya estamos regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y Banxico. También somos parte de AFICO, la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo; además, cumplimos con políticas de prevención de lavado de dinero”.

Afluenta ha obtenido financiación de la Corporación Financiera Internacional (IFC), el brazo inversor del Banco Mundial, Elevar Equity, fondo de inversión de impacto que opera en tres continentes, e IGNIA Partners, un fondo mexicano enfocado en empresas fintech.

Su mejor lección como alta ejecutiva

Tiene muchas anécdotas en el mundo laboral. Una de las que más marcó su vida fue cuando tuvo un jefe que era muy duro, especialmente con las mujeres. “Realmente llegó un día en que te llegas a cuestionar si tú estás mal o eres tonta. En lo personal, yo tuve alguien en quien confiar y me dio buenos consejos”, recuerda.  

Lo que aprendió Marilú con ese jefe duro fue despersonalizar la situación. “Somos mucho más emocionales que los hombres; eso ya es por naturaleza, así como nosotros podemos tener bebés. Lo que tienes que afinar en ti como mujer es justamente esa parte emocional, ser muchísimo más tranquila. Aguantar un poco y entender que no es contra ti, sino que así es. Hay que ser mucho más fría en las reacciones y responder de manera inteligente”.

Marilú es una persona muy estructurada, no cuadrada. Para todo hace un esquema o un plan lógico. Es como su manera de pensar. Esto es algo que, con la ayuda de mentores a lo largo de su carrera, ha podido identificar y convertir en una fortaleza.

Otra característica que la ha ayudado mucho a ir escalando en su carrera profesional es la versatilidad. Se adapta  fácilmente a las situaciones. 

El mejor consejo de Marilú Páez para las mujeres es que hagan algo que les guste, apasione y motive. En cuanto al tema de la desigualdad de género considera que es una realidad. Por ejemplo, las diferencias en el salario y el trato vienen de antaño. 

“Creo que, como mujer, tienes que ser mucho más fuerte para pasar esas barreras que te va poniendo la vida. Hay que perseguir un propósito. Es muy importante tener un objetivo final. Saber a dónde quieres llegar y trazar una línea bien clara de cómo vas a llegar hasta allá. No importan las adversidades, los machos o las cosas que se puedan encontrar en el camino. Todo es realmente superable, si trabajas por ello”, concluye.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios