Buscador
Ver revista digital
Empresas

Hacienda de los Morales: cómo ser referente de la alta cocina

24-09-2019, 6:58:41 AM Por:
Fernando-del-Moral
© Arturo Aguirre Tapia

Con cuatro siglos de existencia, la Hacienda de los Morales quiere conquistar a personas de más de 35 años que buscan un refugio

La Hacienda de los Morales, que fuera residencia de varias familias de la sociedad mexicana hasta mediados del siglo XX, ha mantenido en constante renovación de su restaurante principal y de la infraestructura de sus salones para eventos corporativos y sociales. En relación a la gastronomía, Del Moral explica que han avanzado mucho al diseñar y desarrollar platillos de la cocina mexicana e internacional con una imagen más fresca y moderna.

“El propósito de nuestro chef Rodrigo Flores es el desarrollo culinario, creando nuevos platos con ingredientes mexicanos de alta calidad y presentaciones diferentes”.

A las recetas de la cocina clásica nacional les damos una exposición diferente en loza de porcelana, y seguimos las tendencias actuales de los grandes platillos. Estamos avanzando en todos los aspectos para seguir vigentes como una de las mejores opciones de la cocina tradicional e internacional en la Ciudad de México”, dice Fernando del Moral, su director general.

Además de consentir el paladar de los visitantes, la Hacienda de los Morales busca abarcar a personas de diferentes rangos de edad, como los clientes de más de 35 años que comienzan a llegar de manera más frecuente a sus mesas y reciben con agrado las propuestas gastronómicas. Del Moral añade que la marca ha continuado realizando festivales gastronómicos, como el que celebrarán el mes de octubre con la Embajada de España en México. Un chef español hará una oferta importante de menús para agasajar a la comunidad española que forma parte de sus clientes asiduos y a las personas interesadas en probar los sabores de la nación del Viejo Continente.

El ejecutivo comenta que para estar a la vanguardia han reforzado los sistemas de seguridad contra ataques cibernéticos, afianzando la confianza de sus clientes; y también adquirieron hornos y batidoras enormes para elaborar su propia panadería, dulce y salada.

Lee: La exclusiva hacienda tequilera que nació en pleno siglo XXI

Entre los nuevos proyectos se enlista el servicio de desayunos, de lunes a domingo, preparados con elementos mexicanos, y almuerzos dominicales totalmente típicos de la cocina representativa del país. Además, la firma tiene planes de remodelar el bar para atraer clientes jóvenes con botanas cantineras y cenas con maridajes. También se quiere instalar una carpa permanente con servicios de bebidas para aprovechar la belleza de los jardines en horarios nocturnos e invitar a los turistas extranjeros a vivir momentos inolvidables, recorriendo las instalaciones del sitio histórico y participando en actividades relacionadas con las culturas de México

Como el resto de la industria restaurantera, Del Moral reconoce que están viviendo una disminución en las ventas de sus servicios. Por un lado, los eventos corporativos se siguen realizando, aunque de manera más racional, porque los compradores optan por desayunos o cocteles, en vez de comidas o cenas. En el caso del restaurante, se registra una afluencia normal de personas, pero con niveles de consumo más bajos. “Hay un cambio en los estilos de consumo. Los fines de semana, por ejemplo, las familias comparten más los platillos. Actualmente, los restaurantes viven un efecto cascada, es decir, el gasto de los consumidores disminuye al siguiente nivel”.

El servicio a domicilio ha crecido en la industria, por la inseguridad. La gente prefiere pedir alimentos, sobre todo en las noches. No obstante, La Hacienda de los Morales con frecuencia recibe clientes extranjeros de los grandes hoteles de la Ciudad de México, porque existe mayor seguridad y tranquilidad al interior de sus muros.

A lo largo de más de medio siglo como restaurante y sitio de reuniones sociales, el negocio ha enfrentado diferentes crisis, pero ha aprendido a “ocuparse” más que “preocuparse” para seguir haciendo las cosas bien. “Es importante ahorrar donde se pueda, sin menoscabar la calidad, la imagen de la marca y los clientes. Por ejemplo, estamos muy conscientes del consumo racional de los servicios eléctricos y demás combustibles”.

La Hacienda de los Morales posee el Distintivo H, reconocimiento que otorgan la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Salud a los establecimientos fijos de alimentos y bebidas por cumplir con los estándares de higiene que marca la Norma Mexicana NMX-F605 NORMEX 2015.

El 60% de los ingresos de la hacienda proviene de los eventos (corporativos y sociales) y el resto del restaurante, atendiendo a 320,000 personas al año.

MARCA PERSONAL

¿Cuáles son tu principales estrategias comerciales para captar más clientes?

Los vendedores de La Hacienda de los Morales acuden a visitar las empresas y los resultados han sido buenos. Sin hacer guerra de precios, somos más flexibles para los presupuestos porque buscamos ser competitivos tanto en calidad como en precio. Pasamos de ser pasivos a activos. Consentimos a nuestros clientes y los tratamos como amigos.

¿Hay algún libro que te haya marcado en tu desempeño profesional? 

Hay varios: El poder del pensamiento flexible, de Walter Riso, que habla de buscar el cómo sí. Setting The Table, de Danny Meyer, que trata de las posibilidades de transformar la hospitalidad en negocio, y El arte de lo posible, de Rosamund Stone Zander y Benjamin Zander, que te enseña a elegir las decisiones más positivas en función de lo que hay.

gastronomía grandes platillos hacienda de los morales jóvenes vino
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios