revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

Esto dice un Premio Nobel sobre la criptomoneda Libra, de Facebook

El Premio Nobel expone sus dudas y cuestiona fuertemente la operación de Libra, de Facebook, que influiría en 40% de la población mundial

08-07-2019, 8:01:25 AM
Libra de Facebook

La moneda virtual que Facebook planea emitir el año siguiente está hecha para tontos, porque solamente un tonto que sabe que Facebook lo conoce perfectamente, confiaría su patrimonio financiero a esa criptomoneda, expresó el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz.

El economista estadounidense, quien recibiera en el año 2001 el Premio Nobel de Economía, indicó en un artículo para la  mayor fuente de artículos de opinión del mundo (Project Syndicate) que la criptomoneda Libra debería estar sujeta a regulaciones de los bancos centrales y seguir como mínimo las mismas regulaciones de transparencia que siguen todas las monedas en el sector financiero internacional, pero eso significaría que Libra no sería una criptodivisa, no debería ser emitida ni respaldada por empresa alguna y tendría que ajustarse a regulaciones monetarias; es decir, Libra no debería existir.

En su opinión, existen muchos riesgos para la operación de esta criptomoneda, algunos son inmediatos y otros de mediano y largo plazo pero desde su punto de vista la incursión de una criptodivisa que puede influir en prácticamente 3,000 millones de personas en el mundo, es decir, el equivalente a 40% de la población mundial, es para tomar acciones por parte de los bancos centrales más importantes del planeta antes de que se concrete el inicio de un riesgo mayúsculo para el sistema financiero mundial.

Lee: ¿Facebook encontró en Libra la criptomoneda que unirá al mundo?

Criptomoneda Libra
Reuters

Joseph Stiglitz puso sobre la mesa algunos de los obstáculos que desde su punto de vista deben impedir la llegada de Libra, la criptodivisa de Facebook:

1) La inflación devastó muchas monedas a lo largo de los años, también generaba una gran inestabilidad sobre las divisas tradicionales y esto provocaba que perdieran su valor, excepto monedas como el dólar, el euro, el yen y el renminbi, que se han mantenido estables. Sin embargo, actualmente la preocupación ya no se centra en la inflación, sino en la deflación.

2) La tecnología permite completar operaciones en nanosegundos, hoy día se mueve el dinero de las cuentas de los clientes a los bancos, entre ellos mismos y entre cliente y banco en cuestión de nanosegundos.

3) Los sistemas de protección también han evolucionado, hoy día los fraudes son más difíciles de realizar, los esquemas de protección cibernética son muy exitosos tanto en los países altamente industrializados como en los que están en vías de serlo.

Lee: EU realizaría investigación sin precedente a Facebook, Amazon y Google

Facebook y Libra
Depositphotos Facebook y Libra

4) En realidad, el gran problema con las monedas es la falta de competencia y regulación de las compañías que controlan las operaciones, muchas de ellas empresas comerciales que todavía dominan los cobros de operaciones que deberían ser muy económicas hoy día como resultado del avance de la tecnología.

5) Lo anterior provoca que los consumidores paguen todavía un precio muy elevado de lo que deberían pagar por operaciones financieras, lo que beneficia a empresas como Visa, Mastercard, American Express y muchos bancos.

6) Pero, no obstante, su todavía elevado costo, debemos reconocer que son herramientas de gestión financiera muy seguras, las más seguras del mundo, hay muchos riesgos de que otras no lo sean.

7) El mundo de las criptomonedas tiene un riesgo muy grande, puede ser vehículo para operaciones ilícitas, eso incluye a Libra, señaló el Premio Nobel. “En ese sentido, es necesario preguntarse cuál es o será el modelo de negocio de criptodivisas como Libra; si no es transparente y ampliamente regulado, deben cerrarlo o impedir su llegada; lo malo es que si fuera regulado y transparente entonces no sería una criptodivisa”, expresó Stiglitz.

Lee: 5 amenazas que generaría la criptomoneda Libra a los bancos centrales