Emprendedores

El mexicano que no sabía programar y ahora mueve 850 mdp por WhatsApp

Este mexicano aprendió programación en un curso de YouTube y, ahora, procesa pagos en WhatsApp por 850 millones de pesos al mes.

05-07-2018, 5:04:49 PM
bruno ramos pagos por whatsapp

Era finales de 2014, Bruno tenía un préstamo que pagar a un amigo de la Universidad Iberoamericana. El joven estudiante da la carrera de Ingeniería Física debía pagar de inmediato su deuda por la urgencia de su acreedor, pero no encontraba la forma de enviar el dinero y no pudo hacerlo por los canales tradicionales de pagos, ya que cada uno representaba ciertas complicaciones físicas y tecnológicas.

En ese momento fue cuando nació la idea de crear un producto para mejorar la experiencia de pago. Así nació Swap, una plataforma que permite asociar cualquier tarjeta bancaria y enviar dinero a través de las aplicaciones de mensajería, como Instagram,WhatsApp o Facebook Messenger, de forma inmediata.

“Vi que la experiencia de pagos en México es muy mala, sobre todo, una transferencia en efectivo es bastante complicada y con una mala experiencia”, asegura en entrevista Bruno Ramos, director general de Swap.

Pero no fue sencillo para un especialista en física. Bruno inició su aventura empresarial y tecnológica sin tener los conocimientos necesarios para programar, por lo que se inscribió a un curso de programación desde YouTube para aprender a desarrollar aplicaciones y fue el modo en que nació el primer prototipo a inicios de 2015.

Al mirar el potencial de lo que se había creado hasta ese momento, para la empresa fue necesario salir a buscar un socio y un equipo que técnico para crear la plataforma que hoy busca crecer en el mercado mexicano.

Las rondas de inversión llegaron al proyecto y un equipo de desarrolladores llegó para impulsar la aplicación.

“Toda la inversión del año pasado nos ayudó a crecer el equipo y tener una unidad de marketing interna y la aplicación tiene la mejor experiencia al cliente gracias al diseño y la misma plataforma”, comenta Bruno, quien tiene como socio a Jerónimo González.

Hasta la fecha, Swap ha invertido más de 10 millones de pesos (mdp) y el siguiente paso es inyectar recursos por 50 mdp desde los fondos de inversión interesados en invertir, así como del público en general.

En la actualidad, la empresa cuenta con 70,000 usuarios activos y procesa al mes 850 mdp.

En febrero de este año, Swap puso a la disposición de los usuarios una herramienta que amplía los pagos y transferencias a todas las aplicaciones de mensajería.

Todo el mercado de pagos tiene una tendencia a llegar al terreno móvil. China ha avanzado con WeChat en el desarrollo de pagos móviles. La industria en México podría llevar a México a colocarse en los mismos niveles de países más desarrollados en los pagos móviles.

“Queremos ser líder como WeChat y otras aplicaciones en el país”, dice el director de Swap.

El reto de la Fintech

El principal reto que tiene la empresa mexicana es garantizar la seguridad de los usuarios al momento de realizar transacciones por WhatsApp, así como de proteger sus datos.

“Toda la información financiera o sensible se almacena en un servidor que tiene una certificación PCI (Payment Card Industry Security Standards) Nivel 1. La protección y el monitoreo permiten garantizar que la plataforma no será vulnerada”, explica el emprendedor.

Además, los pagos deben ser autorizados por el usuario con reconocimiento facial, huella digital o una clave generada en la operación.

La seguridad es importante para mantener un modelo de negocio se basa en una comisión por cada transacción realizada desde la plataforma de Swap.

Las tarjetas de débito no pagan comisión, aunque sí lo hace si el monto es mayor a 3,000 pesos; mientras que las tarjetas de crédito generan una comisión de hasta 3% sobre la cantidad enviada.  Además, existe una comisión de 10 pesos fijos cuando se hacen transferencias cuentas interbancarias.

WhatsApp ofrece servicios a otras empresas de la industria Fintech y puedan realizar operaciones, lo que también permite generar ingresos.

La facturación actual de la empresa ya permite que el equipo sea autosostenible, lo cual permitirá incrementar el margen de ganancias con miras hacia el mediano plazo. El punto de equilibrio ha sido logrado.

Swap

El siguiente paso es lograr que la plataforma mexicana pueda incluir dentro de sus usuarios a la población que no se encuentra bancarizada, lo cual incluye también a negocios que no aceptan el plástico, es decir, el pago a comercios con códigos QR.

Este servicio será lanzado en los próximos dos meses, lo que podría ser definitivo para cobrar relevancia en la industria Fintech del país y el mundo.

“Cualquier persona, en México, que tenga un smartphone, va a poder aceptar pagos móviles y pagos con tarjeta”, dice el empresario.

También te puede interesar: México, el gigante dormido del ecommerce

Regulación y WhatsApp

La nueva Ley Fintech en México ofrece certezas a los inversionistas y a los jugadores en el sistema de pagos, aunque sí aumenta el costo de operación, ya que el ordenamiento solicita un oficial de cumplimiento y la implementación de sistemas de seguridad propios.

Los bancos y otras firmas del sector pueden ser una competencia para la firma tecnológica, aunque la experiencia del usuario es la oferta para competir en México, así como la inclusión de todas las instituciones bancarias para realizar transacciones desde WhatsApp, asegura Ramos.

“Nuestra meta es llegar a 3 millones de usuarios en los siguientes 20 meses”, explica el directivo, quien no descarta en un futuro llegar con su servicio a latitudes internacionales.

Bruno Ramos sabe que las nuevas rondas de inversión y la inclusión de la población no bancarizada serán decisivas para alcanzar el número de usuarios que visualiza Swap. “México tiene un potencial enorme en pagos móviles y hay un mercado enorme para nosotros”.

Swap

También podría interesarte:

Comentarios