Emprendedores

La mexicana que creó Virgencita Plis y ahora la lleva a todo el mundo

Esta mexicana hizo que la imagen de una tradición religiosa se transformara en Virgencita Plis, la cual llega a todo el mundo y, ahora, también con tiendas físicas a Catar, China y Japón.

12-12-2017, 7:29:08 AM
Virgencita Plis
Distroller. Virgencita Plis

Amparo Serrano recuerda las largas caminatas de su infancia rumbo al cerro del Tepeyac, para visitar a la Virgen de Guadalupe. Desde sus primeros años en una escuela religiosa, la pequeña devota no miraba las imágenes con los mismos colores de la realidad y prefería acudir a una imaginación llena de colores, que en su madurez le cambiaría la vida.

La fundadora de Distroller cree que su empresa fue bendecida por su primera creación artística: Virgencita Plis, una representación de la Virgen de Guadalupe. A pesar de que la imagen religiosa existe desde el siglo XVI, la empresaria caricaturizó la representación existente y la convirtió en una figura que los niños portan en productos como mochilas, libretas, prendedores y relojes, los cuales llegan a todo el mundo.

“Mi mamá me llevaba a peregrinar desde que yo era chica y caminábamos desde San Ángel hasta la Villa, después lo hice con mis hijas y, desde entonces, me voy caminando casi tres veces al año. No soy mocha, pero sí guadalupana”, dice en entrevista Amparo Serrano, fundadora de Distroller.

Los primeros productos que vendió fueron de índole religioso, como bolos para bautizos, primeras comuniones y confirmaciones en la tradición católica y cristiana. Así fue como nació la popular colección de Virgencita Plis, la cual ha llegado hasta los billetes de la Lotería Nacional.

https://twitter.com/lotenal/status/940368130265747456

La fundadora de Distroller cree que sus creaciones no son una falta de respeto sino una forma de demostrar su devoción y evidenciar que la religión también puede estar llena de colores alegres. Virgencita Plis llena de alegría a Amparo, porque ha popularizado su imagen y le ha quitado la sobriedad frente a una nueva generación de jóvenes.

“No me gusta pintar la realidad y, por eso, me gusta caricaturizar todo”, dice Amparín, como le gusta ser llamada a la empresaria.

Pero no todo ha sido alegría en esta historia. Hay una imagen que le rompe el corazón a Serrano.  Alguna vez miró en la Basílica de Guadalupe que un feligrés se acercó al sacerdote para solicitar que le bendijera una imagen de Virgencita Plis, pero éste se negó por no ser la tradicional imagen religiosa.

“Me sentí mal, porque me cuestioné cuál era la diferencia con una caricatura. Y me puse a pensar si la imagen de Dios montado en una nube, con largas barbas, no era también una caricatura. Para mí todo es una caricatura”, asegura la empresaria.

Sin embargo, un cuadro de la Virgencita Plis se encuentra dentro de una colección privada que conmemora la aparición de la Virgen de Guadalupe y está en la misma Basílica, en el Tepeyac.

El éxito de la colección que oferta Distroller se ha convertido en un producto tan popular que la misma piratería se ha enfocado a reproducir la imagen creada por Amparín, para comercializarla en países como Francia e Italia, por mencionar algunos.

Amparo tiene la oportunidad de llevar a la Virgencita Plis y sus otras creaciones a nuevas regiones, como Catar o China durante 2018. “Se me están abriendo muchas puertas y en Estados Unidos nos ha ido muy bien”.

Nuevo peregrinar

Serrano sigue aprovechando sus noches de insomnio para crear nuevas abstracciones de la realidad y dar rienda suelta a un talento que descubrió de forma involuntaria y que, hoy, llega a Latinoamérica, Estados Unidos y Europa con todos sus productos.

La empresa mexicana analiza la figura de franquicia para establecer una tienda gigante en Catar, China o Japón, en Asia, aunque Amparo mantiene el crecimiento de la firma con cautela, mientras que su tienda línea avanza a paso firme.

Amparín es una mujer muy apasionada en su trabajo y en todos los proyectos que emprende.

“Como en mi casa no hubo tanta fantasía, porque a mi mamá no le gustaba nada que no fuera real, yo me escudé mucho en la fantasía, ya que carecía de ella”, dice Amparo.

La diseñadora de 51 años dice que ha viajado por el mundo para enriquecer su mente y crear un universo en donde la fantasía pueda reinar sin los complejos académicos que vivió en el pasado, ya que nunca se consideró la mejor estudiante.

Al inicio, la empresaria obsequiaba sus creaciones, ya que no creía que valieran ni un centavo.

En la actualidad, la firma cuenta con líneas de productos como Neonatos, Chamoy y amiguis, Mexican Pagüer, por mencionar algunas.

Películas, series animadas y una línea de dulces son los nuevos negocios en los que trabaja Amparín y está lista para sorprenderse a sí misma y al mundo con Distroller.

Amparo Serrano está dispuesta a revivir este 12 de diciembre, día que conmemora la Virgen de Guadalupe, sus tradiciones de la infancia y volver a caminar rumbo al Tepeyac. “Voy a peregrinar por ahí, para darle gracias por todo”.

Ella se burló del fracaso y ahora ‘cuida’ a miles de niños con humor

También podría interesarte:

Comentarios