revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Emprendedores

Guía completa para venderle tu idea a Netflix y hacerlo tu socio

¿Quieres una parte de los 8,000 millones de dólares anuales que Netflix tiene para realizar producciones originales? Aquí te damos la guía completa

31-07-2019, 6:08:00 PM
Historias Historias

Por Martha Elena Violante

Ted Sarandos se dio cuenta de que no era muy buen escritor. Estudiaba periodismo en la universidad y no tenía un plan B porque desde que tenía 12 años quería ser escritor. La única opción que encontró fue dejar la escuela y volver a trabajar en el videoclub en el que había laborado por medio tiempo en la preparatoria.

Cuando no había clientes, Sarandos pasaba el día entero viendo películas y series. Cuando había usuarios en la tienda de videos, se la pasaba escuchando y analizando cuáles eran sus gustos, qué tramas les interesaban y cómo consumían contenido. Este talento de gran observador lo llevó muy pronto a manejar las nueve sucursales de la cadena de videoclubes, donde aprendió el lado administrativo del negocio.

“Pagaba la renta de los locales, negociaba contratos, manejaba el marketing y todo lo que tienes que hacer cuando diriges una cadena de tiendas. Esta experiencia fue una buena introducción para darme cuenta de que quería entrar al negocio del entretenimiento de una forma más significativa”, recuerda Ted Sarandos en entrevista con Entrepreneur.

Sin saberlo, un día del año 1999 su deseo se haría realidad cuando conoció a un joven emprendedor llamado Reed Hastings, quien estaba formando una pequeña compañía de renta de DVD llamada Netflix.

Varios años más adelante en la historia Sarandos usó esta experiencia de juventud en la cadena de videoclubes como la base de su papel actual: el de director global de Contenido de la marca más grande del mundo en distribución bajo demanda de programas y películas.

Desde el año 2000, Sarandos lidera la adquisición de contenidos de Netflix y fue el responsable de impulsar la transición de la compañía hacia la producción de títulos originales en 2013, con el desarrollo de los programas House of CardsArrested Development y Orange Is the New Black.

Hoy este ejecutivo supervisa a los equipos que se encargan de comprar y producir creación de series y películas originales para Netflix en todo el mundo a través de un presupuesto anual de 8 mil millones de dólares, según cifras reportadas por Variety.

Así que, si quieres venderle una idea a Netflix, es a Ted Sarandos a quien debes enamorar.

Sarandos visitó la Ciudad de México para anunciar la apertura de las nuevas oficinas de la marca en el país y el lanzamiento de más de 50 nuevas producciones originales para el mercado nacional para los siguientes dos años, entre los que se encuentran una serie basada en las canciones de Pedro Infante y un proyecto de cinco cortometrajes documentales con Gael García Bernal como productor ejecutivo.

Lee: Quién amenaza el reinado de Netflix

“Hemos descubierto que cada vez que invertimos en México, el retorno es enorme, ya que a la gente realmente le gusta nuestra programación. Los realizadores locales son increíbles; hemos proyectado muchas carreras y ahora gente de todo el mundo ve la programación que se hizo para este país.”

Ted Sarandos
Isaac Alcalá Nácar

Cazador de ideas

Ser la compañía de streaming más grande del planeta no es ninguna garantía para Netflix, que debe enfrentarse a las cadenas de televisión tradicionales y cada vez a más competidores dentro de su sector como Amazon Prime y Hulu.

Es por ello por lo que el equipo de Sarandos siempre está en la búsqueda de nuevas ideas que sean frescas y relevantes para los públicos locales.

“Tenemos ejecutivos en todo el mundo y en nuestras oficinas corporativas en Singapur, Sao Paulo, Tokio y próximamente en México, donde los equipos se reúnen regularmente con creadores, productores y agencias locales para sacar más y más proyectos”, dice.

La importancia de nuestro país para Netflix no es menor. De acuerdo con un reporte de Global Media, el 72% de los usuarios de internet en el país tiene una cuenta de Netflix, y gracias a fenómenos sociales que provocaron títulos como Luis Miguel, la serie, el país se ubicó en 2018 como el primer mercado a nivel mundial en ingresar a la plataforma diariamente.

Actualmente el proceso de búsqueda de contenidos para México se hace desde las oficinas de Los Ángeles, pero dada la importancia del mercado azteca para la empresa, abrirán una sede exclusiva para la región en 2019.

Según enlista el propio Netflix, la mejor manera de hacerles llegar una idea para una serie o película es mediante “un agente literario con licencia o un productor, abogado, representante o ejecutivo de entretenimiento con quien tenga una relación preexistente con la marca”. La empresa solo acepta ideas enviadas mediante este proceso.

¿Cñomo encuentra Netflix nuevas ideas para comprar series o películas originales? Se logra de tres maneras:

  1. Compra de ideas: La marca posee un equipo de ejecutivos creativos, ejecutivos de contenido, expertos de marketing y compradores que reciben estas ofertas de las agencias de talentos, agentes literarios y casas productoras.Un ejemplo de este proceso fue Luis Miguel, la serie que, aunque es transmitida por Netflix, es producida por las firmas Gato Grande y MGM para Telemundo.  
  2. Visita a festivales y voces reconocidas de la industria: Los especialistas visitan festivales de cine u otros eventos programados donde buscan propuestas frescas terminadas o que tengan ya cierta etapa de maduración, así como conceptos previos para encontrar nuevas propuestas en la industria. “En ocasiones encontramos grandes voces ya establecidas como la de Alfonso Cuarón para Roma, y en otras, voces muy nuevas como la de Gaz Alazraki, quien antes de hacer Club de Cuervos con nosotros sólo había producido una película independiente”, explica el director de Contenido de Netflix.
  3. Ideas originales: Netflix contrata un equipo de guionistas y productores para que desarrollen más ideas nuevas de manera interna. Sarandos espera que este proceso se vuelva mucho más sencillo una vez que se abran las oficinas en México. Hoy en día, Netflix tiene equipos que vienen y van desde la central de la marca en Los Gatos, California, hasta la Ciudad de México y que trabajan con los productores cinematográficos y televisivos, pero los formatos cambiarán. “Tendremos días para hacer pitches próximamente donde recibiremos a los productores para que presenten sus ideas a nuestros equipos”, explica Sarandos.

Al final del día, el éxito de la estrategia de expansión de Netflix que lleva Sarandos se basa en la contratación de ejecutivos locales que conozcan muy bien los mercados, los productores y creadores regionales. “Si eliges a la gente correcta y confías en su intuición, ellos harán cosas grandiosas por ti.”

Leer: La crisis que Netflix no esperaba y que tiró sus acciones

Netflix
Depositphotos

Big Data + Instinto

Los programas de Netflix son muy queridos por la audiencia. Títulos como Stranger ThingsDarkDaredevilBlack MirrorOrange is the new blackLa casa de papel y 13 reasons whyse han vuelto íconos imperdibles de la cultura pop de los últimos 10 años, pues  la mayoría de las personas ha visto al menos un episodio de estos programas o han escuchado hablar de ellos.

Con estos éxitos ya en la cartera, ¿qué tipo de nuevas ideas estña buscando Netflix para sus próximas producciones?

Ted Sarandos tiene una clave muy clara: proyectos que tengan personajes realmente interesantes, profundamente desarrollados para que los espectadores quieran pasar el tiempo con ellos. Además, que estén en un mundo interesante que no se haya visto antes o que sean vistos en un ángulo no explorado. “El espectador va a pasar una gran cantidad de tiempo con estos personajes en los próximos años, así que tenemos que asegurarnos de que haya la suficiente profundidad en la narrativa.”

Lo segundo en lo que se fija Netflix al comprar una idea es en la capacidad del creador de ejecutar la visión que les presenta. A veces se inclinan por productores que ya tengan una trayectoria; en otras ocasiones, la idea es tan buena que Netflix decide apoyarla incluso si los autores no tienen experiencia previa.

“Nos pasó con los hermanos Duffer que hicieron ‘Stranger Things’. Su programa había sido rechazado en 15 lugares diferentes antes de llegar a Netflix porque su experiencia productora se limitaba a una película con muy poco presupuesto y un par de episodios de un programa de televisión llamado Wayard Pines”, recuerda Sarandos sobre una de las apuestas más arriesgadas de su carrera. “No podíamos asegurar que los Duffer serían capaces de hacer este gran programa, pero nos enseñaron sus hermosos guiones y nos imaginamos lo que podrían lograr”, dice.

La apuesta funcionó: hoy Stranger Things es el programa de streaming más popular de la historia, de acuerdo con un estudio hecho por la agencia Parrot Analytics.

Sarandos es conocido en la industria por usar los algoritmos de Netflix para predecir cuáles programas serán favorecidos por la audiencia antes de producirlos. En una entrevista para la revista The New Yorker, el ejecutivo aseguró que usa 70% de datos obtenidos por las tendencias de uso de la plataforma y 30% de instinto para elegir un título. Este último porcentaje es el más importante para él. “En ocasiones no hay datos que apoyen una idea y en otras no hay datos que soporten qué tan grande puede ser algo, y entonces tu intuición tiene que tomar las riendas.” 

Los datos arrojados por el algoritmo de Netflix ayudan a Sarandos y su equipo a determinar el tamaño de inversión que hace la firma en cada proyecto. Dicho en otras palabras: si la data arroja que una idea atraerá una audiencia enorme, la inyección de capital es muy sustancial. “Esto nos ayuda a hacer cosas que de otra manera no se harían, y nos ayuda a apoyar proyectos a un mayor nivel de lo que recibirían de otra forma.”

La fórmula que no existe

Las series y películas originales de Netflix hechas en México han tenido un éxito sin precedentes, pero la variedad de títulos exitosos como RomaClub de CuervosIngobernableLa balada de Hugo SánchezDiablero pareciera mostrar que no hay una constante para saber qué tipo de contenidos va a llamar la atención de la empresa de streaming.

Para tratar de definir la fórmula para conquistar a Netflix, los productores de las obras IngobernableLa Casa de las FloresMonarca y Diablero hablaron en el panel “Historias mexicanas, audiencias globales” en el Foro Netflix, realizado el pasado 12 de febrero.

“La llegada de Netflix sí ha provocado un tsunami en el mundo audiovisual donde uno puede ver cuando lo quiere ver a diferencia de cómo se nos imponía consumir productos en la televisión tradicional. Esto nos ha hecho a reconfigurar las maneras de producir y consumir contenido”, dijo Verónica Velasco, productora y creadora de Ingobernable.

La productora destacó que, como creativo, tener la posibilidad de desarrollar ideas sin que estas sean impuestas “desde arriba”, permite hablar con libertad y encontrarse con un receptor abierto a dejarse sorprender.

“Si te digo que en nuestra historia vamos a hablar de una cuadra, en una colonia, en una ciudad específica, donde se cometen crímenes, es mucho más interesante que hablar del crimen organizado como un fenómeno general. No es darle herramientas a la serie para viajar, sino darle posibilidades a un espectador de cualquier lugar del mundo para viajar a través de tu serie”, mencionó Billy Rovzar, productor de Monarca.

“La gente tiene ganas de ver sus propias historias; cuando les empiezas a hablar de colonias, comidas y situaciones que conocen —como la familia, el gobierno, la corrupción—es más probable que se sienta identificada con un contenido y lo consuma más rápido”, dijo Manolo Caro, productor de La casa de las flores, sobre el porqué los mexicanos están recibiendo con tanto cariño y aceptación los contenidos que se producen localmente.

Al hablar de los personajes que tienen más impacto en las series mexicanas producidas para Netflix, Francisco Ramos, representante de Contenidos en español de Netflix, destacó que, sin importar cómo y dónde se desarrollen las tramas, siempre deben enfocarse en personas reales, en núcleos familiares y en la búsqueda de la felicidad para que el espectador genere vínculos emocionales con los protagonistas de los programas.

Al respecto, Verónica Velasco remarcó que las narrativas deben también considerar tres puntos narrativos clave para que las historias tengan resonancia entre el público, las tres D: drama, dinero y diversión. 

Incluso, Velazco enumeró algunas de los componentes básicos que debería contener una historia para Netflix: “Que tenga pertinencia, novedad narrativa, una buena interpretación actoral y que detone emociones y supresas”.

La productora de Ingobernable también enlistó los cuatro elementos básicos, que llamó “las cuatro C”, que deben configurar una propuesta para que esté bien estructurada y que viaje de persona a persona y de lugar a lugar:

  • Curiosidad: Que despierte el interés del espectador al mostrar algo diferente.
  • Complejidad: Que sea una historia bien escrita, que atrape.
  • Conexión: Que la narrativa conecte con el usuario.
  • Claridad: Que la historia pueda entenderse desde diferentes contextos.

“Entre más específica, más de nicho y más acotes tu historia, es mucho más probable que encuentres un público universal”, aconsejó Manolo Caro durante el evento.

Pese a las ideas surgidas durante el Foro Netflix sobre cómo conquistar al gigante global del streaming, José Manuel Cravioto, creador de Diablero, opinó que “no existe la serie que quiere Netflix”. Explicó que la clave es que no hay clave para triunfar en Netflix.

Lee: Netflix abrirá sus oficinas en México y prepara nuevas producciones

Contadores de historias

Ted Sarandos dejó la escuela de periodismo porque creyó que jamás sería un buen escritor. Sin embargo, sin proponérselo, hoy es uno de los contadores de historias más influyente del mundo.

Y México es un punto fundamental para que este hombre y sus expertos sigan encontrando qué historias contarle al mundo, ya que él cree que, con el ritmo de crecimiento que Netflix tiene hoy entre los consumidores mexicanos —que es 18% superior a la audiencia promedio en el resto del mundo—, se podrían esperar hasta 100 producciones nuevas originales para el mercado local en 2023.

“Con el nivel de producción que haremos en español que saldrá aquí, definitivamente México será el trampolín para crear contenidos para toda Latinoamérica”, asegura.

Sarandos seguirá buscando contadores de historias en la región, pero no quiere que la gente se quede esperando a que Netflix los busque para desarrollar su propuesta.

“Lo principal es descubrir cuál es tu historia y que ésta sea diferente de las demás, y luego, simplemente atreverte a contarla. Escríbela, autopublícala, fílmala, súbela a internet. Muéstrala al mundo para que la gente la vea y conozca cómo cuentas una historia.”

Sarandos afirma que las condicones de producción y distribución nunca habían sido más accesibles a los creadores como lo son ahora: Así que, dice, debes usar las herramientas tecnológicas actuales para que las personas indicadas te encuentren para producir tu concepto en una mayor escala.

“Ten en cuenta que la audiencia discrimina y que las expectativas siguen aumentando, así que no seas flojo y crea. No sé cuál será la siguiente gran idea que salga de México, pero estoy ansioso por escucharla.”

Lee la nota original en: Cómo venderle una idea a Netflix: la guía completa para aliarte con el gigante del streaming