Emprendedores

El caso de Paul Graham, impulsor de startups

El ejecutivo encabeza Y Combinator, incubadora de proyectos que ha guiado la creación de 380 empresas tecnológicas.

12-03-2012, 12:44:21 PM

Doctorado en ciencias informáticas de Harvard, Paul Graham
(47), comenzó en su niñez a utilizar computadores programando en su .IBM 1401
con tarjetas perforadoras. Hoy en día, es uno de los gurús de startups más
solicitados en Estados Unidos.

En 1995 Paul Graham fundó Viaweb, empresa dedicada a
proporcionar software y herramientas informáticas a compañías. Tres años más
tarde, la gigante .Yahoo adquirió la empresa a través de un intercambio de
acciones, en una operación que bordeó los 49 mdd. En ese momento, Graham
decidió convertirse en inversor.

Sin embargo, Graham sabía sin saber qué dirección tomar.
Luego de ser invitado a dar una charla al club de estudiantes de informática en
Harvard, sobre cómo iniciar una empresa, supo cómo enfocar sus inquietudes:
ayudaría a jóvenes a concretar sus proyectos.

La modalidad de Y
Combinator

Dos veces al año, Y Combinator invierte fondos en starups además de ofrecerles contactos dentro de la industria y tres meses de
orientación. Cada proyecto recibe un promedio cercano a los 17 mil dólares, a
cambio de la participación de entre un 2 y 10% de la empresa.

Una veintena de iniciativas son incorporadas a cada año.
Aunque el mismo Graham ha señalado que los fundadores jóvenes son mejores a la
hora de construir productos destinados a usuarios de menor edad, han
participado personas de más de 40 años. Sin embargo, la edad media ronda los
25.

Asesoría técnica y administrativa, replanteamiento de
objetivos, roce con otros emprendedores y, por supuesto, financiamiento, son
algunas de las ventajas que obtienen las startups que tienen el privilegio de
entrar a esta incubadora de negocios.

El riesgo es evidente. Cerca de 7 mdd es el monto que se ha
invertido en diversas iniciativas a lo largo de su existencia, guiando a más de
801 emprendedores en la creación de más de 380 empresas.

“Queríamos estar en compañía de personas que estén
activas las 24 horas los siete días de la semana, porque eso nos hace a
nosotros estar activos”, señala Michael Seibel, de 29 años, y participante
de Y Combinator, cofundador de la aplicación para compartir vídeos Socialcam.

El gran éxito de Graham ha sido convertir su incubadora en
un eficiente campo de entrenamiento. En tres meses, las startups recogen
experiencia y guía de especialistas, lo que les permite perfeccionar sus productos
con el objetivo de ingresarlos al mercado.

A pesar de que Y Combinator siempre fue pensado como un
experimento, a poco tiempo de su puesta en marcha se evidenció su potencial.
TexPayMe, perteneciente a la primera camada de star-up, fue comprada por Amazon
en 2006.

En el listado de empresas creadas bajo el alero y tutoría de
Y Combinator, destacan Airbnb, Hipmunk y el famoso sitio de almacenamiento de
datos online, .Dropbox.

Los expertos en capitales de riesgo aseguran que programas
similares a Y Combinator aumentan las posibilidades de inversión y son una
tendencia a nivel internacional. Por ejemplo, el 2011, el grupo de inversión
Start Fund comenzó a ofrecer 150 mil dólares a star-up, sólo por el hecho de
haber sido parte de la incubadora de Graham.

“Posee un gran barómetro para saber dónde están las
oportunidades en el mercado y ayuda a guiar a los equipos en esa
dirección”, ha dicho Chris Howard, director de una firma de capital de
riesgo que ha invertido en ex alumnos de Y Combinator como también en otras
iniciativas provenientes de aceleradoras de negocios.

 

¿Crees en la efectividad de las incubadoras de negocios?

 

Para saber más:

.Financiamiento para Startups

.Mexican.VC apuesta por startups mexicanas


También podría interesarte:

Comentarios