Emprendedores

Por qué algunas microempresas no crecen

Existen diversos factores por los que un emprendimiento no prospera entre los que destacan la falta de información y la dificultad de los trámites para establecer el negocio.

06-05-2011, 1:59:32 PM

Una pregunta dolorosa es la que se hace uno cuando ve que una microempresa no
crece e incluso, va declinando
¿A qué se deberá esto?             

Como primer factor, tal vez 95% de las microempresas surgen por necesidad y cuando la necesidad es el
móvil, es usual que lo que más escasee sea el dinero. Es por ello que una
.microempresa no cuenta con la infraestructura, organización y asesoría para
emprender sus operaciones en su arranque, y sin embargo, así se emprende.

El empresario se adhiere a su
ingenio y comprensión de la necesidad que se busca satisfacer para poder tener
éxito.  Por otro lado, existe un ingrediente oculto que es clave del éxito o del fracaso de cualquier negocio: la
ilusión
.

Cuando el empresario tiene la
convicción, no importa que se sumen otros factores en contra o que el mismo
negocio o el momento no sean los más apropiados, siempre encontrará la manera
para salir a flote.  Cuando se pierde la
ilusión, la empresa decae. Hay que recordar que el corazón de una organización
es su fundador.

Los negocios, como las personas, presentan
una curva de vida en al cual nacen, crecen, se desarrollan y tarde o temprano,
mueren.  El tema es saber o pronosticar
qué tan rápido y sólido una empresa crecerá, durante cuánto tiempo puede llegar
a mantenerse y posicionarse con éxito, y si la muerte estuviera próxima,
evaluar la posibilidad de que el ciclo de vida vuelva a
empezar.

Si bien es conocida la “leyenda
empresarial
” de que 80% de las microempresas fallecen durante sus dos
primeros años de vida, y que de las que sobreviven sólo 20% logra superar la
barrera de los cinco años de gestión, también es cierto que .estos porcentajes
pudieran ser modificados. Así  lo han
hecho las asociaciones de Italia, Bélgica o Brasil, quienes al identificar esta
fenomenología, han impulsado a sus agremiados al proporcionarle toda la ayuda
que necesite sin costo adicional.

La microempresa es factor de
movilidad y desarrollo económico en las .naciones. Se debería instaurar
verdaderos organismos que asesoren e impulsen el desarrollo de las microempresas
en todos sus sentidos: organizacional, mercadotécnicamente hablando, en el
aspecto técnico, cuestiones legales y en el entendimiento o compresión de las finanzas.

Por todo lo anterior se puede
concluir que algunos emprendimientos no crecen porque les falta tan sólo esa
orientación, ese leve impulso que probablemente les haga superar sus momentos
de crisis tan naturales a presentarse en la curva de vida de cualquier empresa,
y que sobre todo, tengan respuestas tangibles que les haga solidificarse
financieramente y económicamente hablando.

La empresa está ávida de
información, de una gestión y administración del conocimiento más efectiva, de
ser más competitivas y necesita que las
leyes, los trámites, las barreras de operación, etcétera, sean lo
suficientemente flexibles o adecuadas para que la empresa se desarrolle.

Las universidades deben ser
puntos de referencia que animen a conformar una cultura empresarial ética, que
dé impulso al desarrollo de fuentes de trabajo, a la transformación positiva
del entorno, al respeto del individuo y por supuesto, a la generación
transparente de utilidades
.

Finalmente, una empresa que
pretende el cambio positivo o el satisfacer una necesidad específica es una
organización de la cual todos salimos beneficiados.

También podría interesarte:

Comentarios