Empresas

Ellos actúan a tu espalda y les cuestan a las empresas hasta 100 mdd

Los delitos tienen un impacto económico directo en las empresas que varía entre 1 y 5 mdd en los últimos dos años, aunque su impacto podría llegar hasta los 100 mdd en el mismo período de tiempo.

10-04-2018, 12:58:09 PM
Delitos económicos en las empresas.

Los delitos económicos y la corrupción crecen en las empresas mexicanas. El desarrollo tecnológico y la elección de modelo de negocio disruptivos han traído consigo oportunidades que los delincuentes han aprovechado para actuar y hacer que los ilícitos se incrementen un 58% en 2018.

“Parte de la respuesta puede ser que los delitos económicos continúan moviéndose hacia formas más sofisticadas y, por consiguiente, son más difíciles de identificar y prevenir”, asegura Alfredo Hernández, socio de Forensic Services en PwC México.

El incremento de los delitos en las empresas no es poca cosa, ya que representa un aumento de 21% en dos años, si tomamos en cuenta que en 2016 esta cifra era de tan solo 37%, de acuerdo con datos de la Encuesta de Delitos Económicos, elaborada por PwC.

Pero podría ser peor. “Definitivamente, es un aumento dramático; sin embargo, surge la pregunta de si dicho incremento debería ser aún más alto, considerando que una gran mayoría de las organizaciones en México (87%) cuenta con programas formales de cumplimiento y que el 41% de estas ha incrementado su inversión en prevención en los últimos dos años”, dice la encuesta de PwC.

Las prácticas delictivas tienen un impacto económico directo en las organizaciones. Un 13% de los encuestados reporta que las pérdidas varían entre 1 y 5 millones de dólares (mdd) en los últimos 24 meses, mientras que para 8% podrían situarse entre los 5 a los 100 mdd en el mismo período de tiempo.

El peor lastre del país también avanza: La tasa de soborno y corrupción pasó de 21% en 2016 a 30% en 2018 pero, los autores del estudio en México se cuestionan, “cuál es la verdadera magnitud de los casos que no se detectan, no se reportan o, peor aún, que no se reconocen como actos de corrupción, por considerarse indebidamente como prácticas de negocios usuales en México”.

El estudio también muestra que los crímenes cibernéticos se han incrementado 22% en 2018, mientras que hace dos años la cifra apenas alcanzaba un 11%.

“En México, sólo el 15% de las empresas considera que podría sufrir un ataque cibernético en los próximos dos años, siendo estos una de las vulneraciones más agresivas y disruptivas a las que se hayan enfrentado”, dice la encuesta.

Sin embargo, hay nuevos delitos que se cometen contra las compañías mexicanas, como es el caso del fraude cometido por el consumidor, el cual ha crecido un 23%, y la conducta empresarial indebida, con 19% de incidencias reportadas.

Los empleados se mantienen como los principales responsables de los delitos económicos y el fraude, los cuales representan un 63% de las incidencias, mientras que los actores externos en las organizaciones son responsables de 32% de los casos, lo que representa un incremento de 7 puntos porcentuales, en comparación con el 25% de 2016.

“En México los cargos intermedios (42%) son los que más cometen fraude interno, seguidos de los cargos inferiores (32%) y los altos directivos (19%). A nivel mundial, los principales perpetradores son los cargos intermedios (37%), seguidos de los inferiores (26%) y los altos ejecutivos (24%), en segundo y tercer lugar, respectivamente”, dice la encuesta.

Un 71% de los encuestados dicen que delinquen por las facilidades para el acceso, la existencia de controles deficientes o la falta de segregación de funciones, por mencionar algunas causas.

También te puede interesar: La violencia le cuesta a cada mexicano 133,118 pesos 

También podría interesarte:

Comentarios