revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

El negocio del corazón, México tiene mucho potencial

Este 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón, los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo ponen en riego a este órgano vital

27-09-2019, 11:20:46 AM
Corazón

Este 29 de septiembre de conmemora el Día Mundial del Corazón, ese órgano vital para todos los seres humanos.

Lamentablemente, los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, sobre todo en los grandes centros urbanos, donde hay que decirlo se aglutina cada vez más la humanidad, provoca enfermedades del corazón que deriva en gastos y muertes prematuras muchas de ellas.

Sin embargo, el avance de la ciencia y la prevalencia de este tipo de enfermedades ha desarrollado toda una industria que aprovecha desde hace varios años este nicho de negocio.

México no es la excepción, pero antes de platicar con expertos en el tema del negocio del corazón, veamos algunas estadísticas nacionales y globales sobre los padecimientos cardiacos, no sin antes recordar que lamentablemente en nuestro país una de las principales causas de muerte están relacionadas con este padecimiento.

Lee: Una cirugía a corazón abierto, lo que el terremoto no pudo detener

México invierte en salud para la población el equivalente al 6.4% del PIB, porcentaje que está por debajo del promedio mundial ubicado en 10%. Del gasto público en salud, 34% está enfocado a pacientes con enfermedades cardiovasculares.

El año pasado en México se registraron un total de 703,47 fallecimientos, las estadísticas señalan que 8 de cada de 10 se debieron a enfermedades y problemas relacionados con la salud.

Cifras del Inegi detallan que las tres principales causas de muerte por problemas de salud son: enfermedades del corazón como primer lugar con un total de 141,619 fallecimientos, seguida de los decesos por diabetes mellitus, que sumaron 106,525 y los que perdieron la vida por tumores malignos.

En el mundo, datos del Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) señalan que las enfermedades cardiovasculares (ECV), comúnmente conocida como enfermedad del corazón, junto con los derrames cerebrales, son la causa número 1 de muerte en todo el mundo

Así, 1 de cada 3 decesos en el mundo son resultado de las ECV; no obstante, la mayoría de las enfermedades del corazón y derrame cerebral prematuro son prevenibles.

Lee: 7 días de comida saludable para tu corazón

En 2010, las enfermedades cardiovasculares costaron 863,000 millones de dólares (mdd), cifra que se estima aumentará 22% a 1.044 billones de dólares en el año 2030.

Factores de riesgo, todo mundo los sabe, pero… se hace poco o nada

Aunque son harto conocidos los factores de riesgo asociados a las enfermedades del corazón, lo cierto es que sirve de poco porque no se hace demasiado para disminuir la prevalencia de este tipo de padecimientos; en México estos factores son prácticamente los mismos que en el resto del mundo.

  • 17% de la población es fumadora
  • Se calcula que se consumen alrededor de 7.2 litros de alcohol puro percápita, cifra demasiado elevada.
  • 23% de la población padece hipertensión y un alto porcentaje de ellos no lo saben; este factor puede aumentar el riesgo de ataque o insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o derrame cerebral. Por si fuera poco
  • Más de 1 de cada 3 adultos (32.1%) son obesos.

El negocio del corazón

En esta vorágine de cifras, se sabe que del 100% de las personas que sufren infartos muere el 50% de ellas, debido sobre todo a que no cuentan con acceso a servicios médicos. De este 50% que sí tiene acceso a servicios médicos, muere el 50% por no tener un diagnóstico correcto y a tiempo.

En México el IMSS cuenta con esquemas como Código Infarto, que busca atender de inmediato los pacientes, con medidas como electrocardiogramas de emergencia para disminuir los niveles de mortalidad.

Servicio e Integración Biomédica de México (SIBIM), es una empresa que nació hace 30 años, a lo largo de este tiempo solamente se ha fijado un objetivo:  equipar a los hospitales con la mejor tecnología del mundo en las áreas de cardiología, electrocirugía y monitoreo.

Para ello cuenta con la representación exclusiva de prestigiadas marcas nacionales e internacionales como Cefaly, Ergoline y Nihon Kohden.

Alto Nivel platicó con el Ingeniero Raúl Alba, Director General de la empresa, quien nos menciona algunas de las claves que les permitieron consolidarse en un mercado complicado por la competencia.

Hace 30 años, cuando nació la empresa, se dedicaba solamente a mantenimiento de equipo médico, para derivar posteriormente en venta de accesorios hasta llegar a ser hoy uno de los principales distribuidores de equipo de cardiología diagnóstica (electrocardiógrafos, pruebas de esfuerzo, monitores de presión arterial ambulatorio, etc).

Lee: Vacuna que mitiga efectos de ataque cardiaco

Hoy día maneja una de las principales líneas mundiales de equipo para rehabilitación cardiaca, utilizada para el tratamiento posterior a tratamientos como bypass, o postinfartos, la línea es muy exitosa en el mundo, aunque en México todavía el negocio tiene mucho potencial, la idea es reintegrar al paciente a su vida normal.

Aunque la cardiología diagnóstica es el fuerte, también manejan equipos de electrocirugía y todos los sistemas de monitoreo de signos vitales para unidades de cuidados intensivos, en México distribuyen una marca japonesa de vanguardia, con apenas 5 años en el mercado, sobre todo enfocado en el monitoreo no invasivo (equipo que mide aspectos como gasto cardiaco y otras, sin que el paciente sea sometido a tratamientos invasivos como cateter, etc)

También hay áreas de producción de cables de paciente y sensores para medir el nivel de oxígeno en sangre; los cables de paciente sirven para medir la actividad eléctrica del corazón.

La compañía participa en el mercado público de la salud y por supuesto también en el privado, dentro de poco participarán en una licitación para vender 248 electrocardiógrafos y es una cifra que queda corta respecto a lo que se requiere, 3 años atrás vendieron más de 300 de estos instrumentos.

SIBIM tiene una participación del mercado público, por supuesto en su área de especialización, de 50% aproximadamente a nivel nacional. En el mercado privado también cuenta con una presencia importante, aunque menor debido a que es un segmento más atomizado, su director general calcula que tiene una participación de 30%.

Tecnología de vanguardia Algunas de las marcas que maneja la compañía destaca por sus aplicaciones de software, algo que hoy día se vuelve fundamental incluso para los tiempos de tratamiento del paciente y su recuperación. La tecnología de vanguardia incluye la consulta de estudios por medio de aplicaciones en la red, lo que facilita las tareas de los doctores; es importante señalar que en el caso de Cardioline, una de las marcas que maneja la empresa, su tecnología es de las más eficientes y menos costosas.