revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

El código abierto quiere seducir a la cuarta transformación

La empresa Red Hat está convencida de que el software de código abierto es una opción que va en concordancia con la nueva administración pública

09-05-2019, 8:43:07 AM
Red Hat y el Código Abierto (Foto: Carlos Tomasini) Red Hat y el Código Abierto (Foto: Carlos Tomasini)

Muchos de los temas que ha manejado el nuevo gobierno de México, como impulsar ahorros presupuestales, hacer más eficiente la tecnología para que llegue a un mayor número de personas y brindar servicios de manera más directa y eficiente, pueden encontrar diversas soluciones en el software de código abierto.

Eso lo sabe la compañía Red Hat, líder mundial en esa tecnología y por eso ha establecido conversaciones con los responsables de esa área en la nueva administración desde que llegaron al poder.

“Creemos que en este sexenio vamos a tener una posibilidad de crecer en el sector público”, opina Alejandro Raffaele, director general de Red Hat México.

En conversación para Alto Nivel, el ejecutivo apunta que el sector gubernamental en México estaba acostumbrado a comprar soluciones de software cerrado, pero ahora el régimen actual tiene la intención de incorporar más conocimiento e incluir a más sectores de la sociedad en la tecnología, por lo que el código abierto es una buena alternativa.

“Estamos totalmente conectados con la filosofía del gobierno actual tecnológicamente hablando, porque creemos que es el camino adecuado”, menciona el ejecutivo en el marco del Red Hat Summit, que se lleva a cabo en la ciudad de Boston.

“En los sexenios anteriores no hemos tenido una gran conexión con el sector publico, pero aparentemente en el actual sí hay una mayor apertura hacia tecnologías de código abierto”, subraya.

Te recomendamos: El código abierto reunió a Red Hat, IBM y Microsoft en un mismo sitio

Las ventajas

En el desarrollo de las tecnologías de código abierto participan muchas personas y no solamente empresas, por lo que es un área de oportunidad para la filosofía de la llamada “cuarta transformación”.

“El código abierto en el sector público impacta a la economía por varios motivos; por ejemplo, permite que empresas mexicanas participen en su desarrollo”, explica Raffaele.

“Cuando ves el software propietario, el acceso a las tecnologías es muy limitado, ahí tú eres un espectador; pero con el código abierto tú eres un actor central de la evolución tecnológica. La filosofía de código abierto es invitar a trabajar juntos para hacer evoluciones tecnológicas”.

Entre las labores que hace Red Hat, están la difusión de conocimiento y capacitación de las personas a través de diferentes programas, los cuales ya está aplicando en México a las personas del gobierno encargadas de esos temas con el fin de que una posible migración al código abierto del sector pública pueda ser más exitosa.

Lee: IBM compra a Red Hat, la mayor adquisición en su historia

Carlos Tomasini Red Hat y el Código Abierto (Foto: Carlos Tomasini)

Confía en el nuevo gobierno

Raffaele recuerdo que durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México (2000-2006) se empezó a abordar el tema, aunque en esa ocasión de lo que más se hablaba era del software libre y no del código abierto.

“Hoy cambió la oferta en el mercado, el código abierto es el que ha mejorado mucho”, asegura.

Red Hat emprende acciones para que las personas que toman las decisiones en el nuevo gobierno sepan mejor cómo funciona el código abierto. “Esto les va a asegurar producción, estabilidad y seguridad en un ambiente que hoy a nivel de gobierno federal es imprescindible”, apunta.

Asimismo, Red Hat y la comunidad de desarrolladores tienen en su filosofía escuchar cuáles son las necesidades del gobierno y tomar en cuenta sus sugerencias, estableciendo un diálogo bidireccional, algo que las compañías de software tradicionales no suelen hacer.

“Hoy nadie pueda apropiarse el crédito de ‘yo tengo a los mejores desarrolladores del mudo’ porque en un planeta con tantos millones de seres humanos es muy difícil asegurar eso”, reitera. “Hoy debe entenderse que código abierto es gente haciendo tecnología en todo el planeta y que todos ganan en ello”.

Especial

Empezar ya

Con respecto a los tiempos que tomaría migrar la operación tecnológica del gobierno de México a código abierto, Raffaele indica que, si bien es algo más rápido que otras opciones, sería necesario no retrasar la decisión.

“Estos ciclos toman dos o tres años si empezamos hoy, por lo que habría que iniciar inmediatamente para poder lograr que se pueda cumplir la misión dentro del sexenio”, advierte.

El primer paso que debería dar el gobierno, agrega, es crear y modernizar la infraestructura tecnológica para que cualquier solución pueda correr sobre ella, como la nube.

Al respecto, el directivo revela que la filosofía actual del gobierno está encaminada a tener su propia nube en lugar de optar por la nube pública, lo cual podría ser positivo para brindar mejores servicios dentro de los organismos públicos.

“De lo que habla el nuevo gobierno sobre nuevas tecnologías en materia de costos y eficiencia, es lo que nosotros hacemos en Red Hat y en la comunidad de código abierto”, destaca.

“Las tecnologías de código abierto permiten tomar las decisiones más rápido, por eso hay que atender el tema de infraestructura rápidamente”, destaca.

Carlos Tomasini Red Hat y el Código Abierto (Foto: Carlos Tomasini)

El precio

En el caso de Red Hat, esta compañía –que tiene alrededor de una década en México y 25 en el mercado– no vende licencias, sino suscripciones para al soporte de las soluciones de código abierto.

Por ese motivo, el precio comparado con el de una empresa de software tradicional se reduce hasta en 80%, lo cual es atractivo para cualquier gobierno, dice Raffaele.

El ejecutivo recuerda que en diferentes países ya hay gobiernos que usan código abierto, como India, Corea o Argentina, atendiendo problemáticas como impuestos, salud o seguridad, por lo que la experiencia existe y muchos de los casos de éxito pueden aplicarse directamente en México, donde ya administraciones como la de Jalisco conocen de qué se trata.

Raffaele confía en que el gobierno actual tiene todas las ventajas, el conocimiento y las intenciones para optar por el código abierto.

“Trabajo desde hace 35 años en la industria de tecnología y he visto estos procesos en varios países, tanto en sector público como privado; hoy veo a la estructura mexicana, que incluye al recurso humano, al movimiento económico y a la perspectiva de país en el momento adecuado para tomar la decisión”.

Te recomendamos: Ataques de ‘malware’ en Mac crecen 60% en primeros 3 meses de 2019