Empresas

Ellos quieren competir con Pemex para analizar a las gasolinas

Movilab NYCE espera competir con Pemex para analizar la calidad de la gasolina. Se espera que este proceso brinde mayor imparcialidad a las pruebas pues, de los 107 laboratorios oficiales, 91 son de Pemex, quien se dedica a producir y vender gasolina.

23-05-2018, 12:36:52 PM
gasolina, Pemex

Los laboratorios Movilab NYCE buscarán competir en los próximos días con los laboratorios de Pemex y otros privados que actualmente están autorizados para analizar la calidad de los combustibles que se venden en el país y que pueden afectar tanto el desempeño de los vehículos, como el ambiente y la salud de las personas.

Movilab NYCE ya invirtió 25 millones de pesos (mdp) en un laboratorio en Naucalpan, Estado de México, que realizará las cinco pruebas obligatorias a la gasolina y en el corto plazo, buscará atender a las estaciones de servicio del centro del país, aunque aún requiere de la autorización de la CRE para comenzar a operar.

La reforma energética establece que toda la cadena de producción y suministro de combustibles, incluyendo su importación, debe estar verificada por pruebas realizadas por laboratorios certificados y autorizados por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), respectivamente.

Leer: Lo que no sabes de la calidad de la gasolina que compras

De las cerca de 12,000 estaciones de servicio que existen en el país, Movilab NYCE, intentará en un inicio atender al 20% de éstas que ya no son parte de la franquicia de Pemex. Mientras que para los próximos 24 meses, buscarán expandirse a ciudades como Guadalajara y Monterrey con dos laboratorios más, para lo que planean una inversión de 4 mdp a 6 mdp por cada laboratorio.

La función de los laboratorios es coadyuvar en las actividades de evaluación que marca la NOM-016-CRE-2016, sobre las especificaciones de calidad de los petrolíferos en las 11,927 estaciones de servicio, terminales de almacenamiento, aeródromos y plantas de distribución.

“Tenemos una Norma pero no hay jugadores (para cumplirla)”, comentó en conferencia de prensa Janet Rojas Andersen, presidenta del Consejo de Administración de Movilab NYCE.

Actualmente existen 107 laboratorios acreditados y autorizados por la EMA y la CRE, no obstante 91 son de Pemex Transformación Industrial y Pemex Logística y solo 16 son privados.

En este contexto, algunos dueños de laboratorios han señalado a Pemex por ser juez y parte en el proceso, ya que la petrolera produce, importa, distribuye, vende la gasolina y también la analiza,  bajo el argumento de que las actividades las realizan diferentes subsidiarias.

La CRE dijo en días pasados a Alto Nivel que los laboratorios de prueba aprobados tanto los de Pemex como los privados, deben prestar sus servicios en condiciones no discriminatorias y observar las demás disposiciones en materia de competencia económica.

“El cumplimiento de la NOM-016-CRE-2016 no es exclusivo de las estaciones de servicio de gasolinas y diésel. Los permisionarios como almacenistas, distribuidores, y comercializadores también están obligados a cumplir con el análisis de calidad de combustibles, lo cual amplía el mercado para los interesados en ofrecer el servicio de laboratorios”, dijo el regulador.

La Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 contiene las especificaciones de calidad de los petrolíferos como gasolinas, turbosina, diésel automotriz, entre otros y pretende obligar al mejoramiento de los combustibles y a evitar distorsiones en el mercado para que todos los proveedores ofrezcan la misma calidad.

“Ellos -Pemex- tienen laboratorios que pertenecen a la misma organización, es decir, son laboratorios de primera parte, nosotros somos laboratorios de tercera parte, el beneficio es que somos una entidad independiente”, dijo Janet

En semanas pasadas, la CRE multó a Pemex tras detectar que vendió gasolina Magna en ocho de sus terminales que incumplían con el mínimo de calidad de 87 octanos. En su resolución, el regulador dijo que la imparcialidad de los resultados no estaba garantizada porque le responden a la misma empresa.

La CRE dijo a Alto Nivel que la sanción es prueba de la efectividad de los controles para determinar la calidad de petrolíferos y si bien Pemex exhibió sus informes, los del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) fueron considerados probatorios frente a los de Pemex, al considerar estándares adecuados de confiabilidad y agregó que, los laboratorios, sean de Pemex o de privados, tienen contrapesos para evitar el incumplimiento de la NOM-016-CRE-2016.

“Para que haya transparencia y imparcialidad en los resultados que se obtienen en el mercado por las pruebas estos laboratorios de primera parte, sus evaluaciones y reportes de prueba podrían no ser aceptados por la CRE, no se puede ser juez y parte”, dijo Carlos M. Pérez, director general de NYCE.

Agregó que habría que reconocer que es un esfuerzo de una nueva regulación que va de la mano de la apertura del mercado, por lo que las capacidades nacionales para hacer las pruebas requieren un tiempo.

¿Las pruebas inciden en el precio final de la gasolina?

Con la apertura del mercado gasolinero el precio de la gasolina se determina respecto a los precios internacionales del petróleo, que a su vez inciden en el precio de la gasolina de la Costa del Golfo (el referencial de la gasolina que importa México), los costos de refinación, del transporte y almacenamiento, así como el margen comercial de la estación de servicio, los impuestos y el tipo de cambio vigente.

Adicionalmente, los gasolineros tienen que realizar diversos trámites y pruebas que derivan de la nueva regulación, lo cual implica costos que terminan por trasladar a los consumidores.

En este sentido, el directivo de NYCE calcula que las pruebas solo tienen un impacto de 0.2% en el costo de llenar el tanque del automóvil. Los gasolineros deben realizar estas pruebas dos veces al año.

También podría interesarte:

Comentarios