revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

¿Cómo funcionan los consejos de administración de las empresas?

La operación de los consejos de administración es determinante para las empresas bursátiles y la economía de México. Así funcionan y esto ganan

12-07-2019, 8:15:30 AM
BMV
Bolsa mexicana de valores

Los tiempos modernos han revolucionado también la información con la que deben contar inversionistas y público en general de los mercados de valores nacionales; atrás quedaron aquellos tiempos en los que se daban las cosas por hechas o, peor aún, eran casi un secreto de estado.

Una de las cosas más relevantes de una empresa pública (por cotizar en bolsa se le considera compañía pública, ya que debe informar sobre su situación financiera y otros aspectos), es el consejo de administración que la conforma. Pero, no se trata solamente de conocer los nombres y su trayectoria, sino diversos aspectos que al final resultan muy reveladores de la forma en que se administra la compañía.

Spencer Stuart es una firma global que ayuda a organizaciones de todo el mundo a tomar decisiones informadas sobre el liderazgo de alto nivel, ayer publicó su primera edición de su Índice de consejos de administración de Spencer Stuart, en este caso correspondiente al año 2018 para México.

Este índice analiza las opiniones de miembros de consejos sobre el entorno económico, la efectividad del gobierno corporativo, los niveles de compensación y compromiso de sus empresas, y las competencias clave que deben poseer los consejeros.

Con esta información se ofrece un amplio análisis de las prácticas de los consejos de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y conforman su Índice de Precios y Cotizaciones (IPC). Los temas principales son la composición del consejo directivo y prácticas compensatorias de las empresas mexicanas con elevados estándares de gobierno corporativo. Incluye comparaciones con otros países, basadas en la información que Spencer Stuart ha acumulado desde 2016. En conjunto, recaba datos de 981 miembros de consejos mexicanos.

Lee: México: el país con menos igualdad de género en empresas de la Bolsa

Estos son los datos más relevantes del análisis a los consejos de administración de las compañías que conforman el principal índice bursátil de este país:

1. Cuentan, en promedio, con 12 miembros
El tamaño promedio de los consejos en México es de 11.6 miembros (justo por debajo del promedio internacional de 12.1 miembros). La mitad de las 110 juntas mexicanas incluidas en el estudio tienen entre 11 y 15 directores. Solo tres consejos tienen cinco o menos consejeros, mientras que 39 juntas tienen entre seis y 10 directores, y únicamente 13 tienen entre 16 y 21 miembros.

2. Solamente 6% son mujeres
En México, el interés por la diversidad de género en los consejos apenas está despertando. En consecuencia, solo 6% de los directores de los consejos mexicanos son mujeres, debajo del promedio internacional de 10%. Esto significa que 35 de los consejos analizados tiene una directora y 18 integran a dos o más mujeres. El resto de los consejos no tiene directoras.

3. Casi la mitad de los integrantes son consejeros independientes
48% de los miembros de directorios mexicanos son consejeros independientes, cifra mayor que el promedio internacional, de 44%.

BMV
Notimex BMV

4. Los consejeros mexicanos tienen una edad promedio de 59 años
En México, los presidentes del consejo tienen un promedio de 58 años, mientras que el alto directivo promedio tiene 59 años y el CEO promedio, 50 años de edad. Poco menos del 40% de los miembros de un consejo mexicano tiene entre 45 y 60 años, 12% tienen entre 30 y 45, y 9% son mayores de 75.

5. Los términos de reelección varían según cada compañía
La frecuencia de las reelecciones en los consejos mexicanos es un tema controvertido entre los accionistas, analistas y académicos, ya que el país carece de regulaciones que definan un período establecido de elecciones. Del mismo modo, es raro identificar los plazos de mandato para los miembros del consejo.

Si bien algunas empresas mexicanas no proporcionan términos específicos de reelección en sus códigos de gobierno corporativo, también es común encontrar consejeros con términos de un año. El estudio identifica que la práctica varía según las necesidades de la empresa.

Reuters

6. Se exige a los miembros del consejo tener experiencia y confiabilidad
Ser miembro de un consejo ya no es una cuestión de reconocimiento, prestigio, poder o influencia. Las organizaciones mexicanas tienen ya el deber de identificar y dar prioridad a los consejeros con la capacidad, experiencia y habilidades necesarias para contribuir al logro de los objetivos estratégicos de la empresa y alinearlos con las operaciones. Hoy, la contribución personal de cada miembro del consejo a la compañía es cada vez más importante. El estudio apreció una mayor integración de las matrices de habilidades en las regulaciones internas del consejo de administración.

7. Una cuarta parte de los consejeros mexicanos son egresados de ingeniería
Al igual que existe un interés creciente en contar con miembros de consejo que se complementen entre sí, también es importante conocer los antecedentes educativos de los consejeros. Esta información puede ayudar a identificar prejuicios que podrían afectar el desempeño de un consejo, o incluso determinar aspectos académicos que ayuden a conformar consejos especialmente efectivos.
De los 981 miembros de consejos mexicanos encuestados, 25% de los directores estudiaron la carrera de ingeniería (industrial, mecánica, sistemas, eléctrica y petrolera). 20% de los consejeros mexicanos estudiaron licenciatura en administración de empresas y al menos 6.2% cuentan con dos o más licenciaturas. 10% de todos los miembros cuentan con títulos correspondientes a otras carreras (incluyendo ciencias sociales, naturales, comunicaciones, arte y medicina).

8.  Más de un tercio de los consejeros del sector energía cuentan con maestría
Un notable porcentaje de los consejeros mexicanos terminaron estudios de posgrado. El sector energía cuenta con el porcentaje más alto de consejeros con maestría y doctorado: 35% de los miembros del consejo de empresas del sector energía tienen maestría en administración de empresas, y 29% tiene al menos una maestría.

Organización y procesos del consejo

1. Los consejos mexicanos celebran en promedio 4.2 asambleas al año.

Esta cifra es significativamente menor al promedio internacional de 10.8 asambleas por año. La mayoría de los consejos mexicanos celebran asambleas trimestrales, que por lo general duran entre tres y ocho horas. Algunos creen que no hay substituto para la interacción personal; sin embargo, la mayoría de las empresas mexicanas permite a algunos de sus miembros participar vía video conferencia, si no pueden asistir.

2. Los consejos mexicanos tienen en promedio 2.5 comités

A medida que aumentan las responsabilidades en los consejos mexicanos, las obligaciones de los comités también lo hacen. Esto da oportunidad a los miembros del consejo de estudiar áreas particulares antes de llevar sus recomendaciones al consejo, y permite a los comités redirigir los debates más estratégicos y relevantes. Sin embargo, la responsabilidad de todas las decisiones y acciones reside en el consejo en su conjunto, y no en un comité que someta una recomendación particular.

casas de cambio
Notimex

Compensaciones

La compensación para el director del consejo no está regulada en México, y la difusión de dicho pago no es obligatoria. Por tanto, el acceso a esta información es limitado.
El estudio de Spencer Stuart identificó una amplia variación en los honorarios de los miembros de los consejos de administración: los pagos varían desde 9,000 pesos a 278,100 pesos, dependiendo del número de asambleas anuales y el número específico de comités en el que los miembros participan.

Los consejos de administración de las empresas bursátiles juegan un rol importante en la economía mexicana, aunque no lo parezca, es en su seno en donde se toman decisiones estratégicas de inversión, producción y negocios alternos, que se reflejan en el mercado.

Lee: María Ariza: la mujer que rompió el monopolio bursátil desde Biva