Empresas

El CEO de Mercedes-Benz que escapó del comunismo y triunfa en México

Radek Jelinek, director general de Mercedes Benz México, le cuenta a Alto Nivel sus planes para crecer en el mercado mexicano y los baches que observa en el camino.

11-04-2018, 1:38:02 PM
radek-jelinek ceo de mercedes benz

Los primeros 20 años de su vida no fueron nada sencillos para un hombre que desde muy niño había soñado con viajar. En 1982, Radek Jelinek escapó del régimen comunista de República Checa, su país natal, con dos “cosas buenas” que le abrieron las fronteras: excelente cultura y educación.

“Empecé desde cero, dejando atrás a la familia y a los amigos, pero con 20 años era buena edad para hacerlo, ya que más tarde hubiera sido más difícil”, dice en entrevista Radek Jelinek, director general de Mercedes-Benz México.

Así es como la aventura de Radek lo llevó a pisar Alemania y trabajar por una carrera en los negocios, la cual lo puso desde hace dos años y medio al frente de Mercedes Benz en el país.

México es un país muy importante para Mercedes-Benz por la venta de vehículos comerciales, así como autobuses. La empresa festeja 25 años de presencia en el país y quiere hacerlo reafirmando su posición en el mercado y preparando la estrategia para los crecimientos futuros.

Comparado con 2014, la firma hoy vende el doble de unidades, lo que muestra el potencial del país y su posición como el quinto productor automotriz en el mundo. Por ello, la compañía decidió este año abrir una línea de producción en Aguascalientes.

Aunque el mercado de automóviles tiene una tendencia decreciente, las macas de lujo tienen avances sostenidos, en donde tres marcas alemanas son las que reinan en el segmento.

El regreso de los principios

En 2003, Radek se convirtió en director general de Daimler-Chrysler de Venezuela. Ese año, el directivo se enfrentó a la crisis económica y la agitación política en el país sudamericano.

“Era un país al borde del colapso”, rememora la incertidumbre de aquel entonces.

El corporativo decidió suspender las operaciones de la firma durante un tiempo y decirle adiós a gran parte de su plantilla laboral. Radek hizo sobrevivir a los concesionarios y mantuvo el negocio para mirar un futuro posible.

“Ha sido un momento significativo, ya que en un principio estaba desesperado y cuando volvimos al mercado ganamos participación y eso es memorable”, dice. Así han sido las lecciones que la vida le ha dado al ejecutivo.

Radek se define como una persona afortunada por hacer lo que le gusta y se considera una persona agradecida con la vida, ya que intenta regresar a otras personas parte de las oportunidades que él tuvo.

“Estoy haciendo lo que siempre quise hacer”, dice Jelinek al hablar de la oportunidad de trabajar al frente de la automotriz de gama alta durante toda su carrera profesional.

El pasaporte de Radek da testimonio de su paso profesional por 3 países, entre los que se encuentran Alemania, Venezuela, Italia y México. “Estoy aprendiendo muchas cosas”.

México es un país que siempre despertó el interés de Radek antes de conocerlo en persona, ya que sabía que era un país que ofrece muchas oportunidades.

“Es un país que está creciendo muchísimo, con una población joven, y es muy cercana a Estados Unidos culturalmente y comercialmente”, asegura el directivo europeo.

La compañía de autos tenía buenos crecimientos al llegar Jelinek y han prevalecido en su administración. El año pasado, la firma venida de Europa alcanzó un ascenso de 22% en el país, lo que se traduce en la venta total de 17,691 unidades.

El director general de Mercedes Benz tiene la misión de continuar con el regreso de los principios fundacionales de la marca para ofertar productos de gran calidad y con principios de innovación tecnológica.

Mercedes Benz

Mercedes Benz

Innovación

Automóviles con control de voz y otras mejoras capaces de competir con las tecnológicas son parte de la oferta que la firma desea realizar en todo el mundo.

Mercedes inventó el cinturón de seguridad, la carrocería plegable, avisos de colisión y otros elementos de seguridad de los automóviles son inventos de la firma automotriz alemana. Ese es el regreso a la innovación que visualiza Radek al explicar su apuesta.

“Volvimos a esas raíces y eso parte del éxito”, dice Radek Jelinek, quien explica que en México parte de la ecuación para ganar se encuentra en una adecuada red de distribuidores y crear experiencias para los consumidores.

Radek está convencido de que los autos que se comercializan son parte de un entramado de relaciones humanas que conforman una experiencia. Por ello, sus colaboradores y los clientes son parte de un círculo virtuoso que alimenta el negocio de Mercedes.

“La competencia está feroz”, dice el ejecutivo, quien siempre trata de redefinir el término lujo, con el objetivo de hacer accesibles sus productos al consumidor.

“Lujo para mí se define como poder hacer lo que quieres. Ser respetado, admirado, pero sin ser arrogante y distante. Eso es lo que tratamos de lograr”, explica.

Mercedes Benz

Mercedes Benz

Un viajero internacional

El ejecutivo conoce casi todos los países de Europa y América, pero no pierde la emoción por conocer nuevos sitios. Este año, Radek visitará Alemania para presenciar el Mundial de Futbol Soccer. “Aún me faltan un montón de países… Me interesa Japón, principalmente”, dice con una sonrisa.

El directivo de Mercedes está seguro que el país tiene potencial y la experiencia ha sido interesante.

Radek sabe que el camino no está exento de baches. México vive un año electoral y de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero no matan sus ambiciones estos temas.

El ejecutivo recuerda la victoria de Donald Trump en 2016 y las voces que anunciaban los peores escenarios y reconoce que el crecimiento de una empresa o economía se puede alcanzar, a pesar de tener el viento en contra.

“Es muy importante la mentalidad de ganador e ir siempre hacia delante y atacar”, asegura Jelinek.

El hombre de ojos claros y expresiones parcas cree que acabar con el TLCAN, como lo ha promovido Donald Trump, sería una “tontería”, ya que representa beneficios comerciales para los tres países socios: México, Canadá y Estados Unidos.

“Nuestros planes de comercialización, de crecimiento y de la planta siguen en marcha igual”, asegura Radek.

-¿Existe algo que le quita el sueño?

-“No existe nada que me quite el sueño en este momento”, responde el hombre de negocios.

Aunque Mercedes no pierde de vista ciertos temas. La paridad peso-dólar esa una variable que no pierde de vista, puesto que puede afectar el valor de los vehículos en el mercado por la importación y su costo de producción en la planta mexicana.

El directivo aún guarda una maleta de aluminio que aparece en sus fotos de viaje, la cual tiene los adhesivos de todos los destinos que el hombre que rechazó el comunismo ha visitado. “Ya está bastante llena, entonces me digo que sí he estado viajando bastante”.

Lee Los 10 autos con menos fallas y más confiables en 2018

También podría interesarte:

Comentarios