Empresas

El joven banquero que le da crédito a los pequeños negocios en México

Patricio Diez de Bonilla, director general de Compartamos Banco, es un banquero dispuesto a sumar a los clientes más necesitados del país a los servicios financieros con los que ahora no cuentan.

13-03-2018, 1:07:54 PM
Patricio Diez de Bonilla compartamos banco

En 2003, un viaje a Oaxaca cambió la vida de Patricio Diez de Bonilla. En ese entonces, con 27 años, aspiraba a convertirse en un ejecutivo al frente de algún banco tradicional en el país, pero su acercamiento con las mujeres mexicanas que buscaban un crédito le mostró que sería un banquero distinto a todos. Hoy, a través de Compartamos Banco, este mexicano le presta a las microempresarias con más necesidades económicas en México.

“Cuando fui a Oaxaca a ver un grupo de nuestras clientas, yo dije esto es lo que quiero hacer de por vida”, dice en entrevista Patricio Diez de Bonilla, director general de Compartamos Banco.

Diez de Bonilla se dio cuenta que un préstamo de una suma que puede parecer menor tiene el poder de cambiar el destino de las familias mexicanas al prestar dinero a grupos de mujeres para proyectos productivos. Un terreno poco explorado en México a inicios del siglo XXI.

Patricio Diez de Bonilla es originario de la Ciudad de México. Hoy tiene 42 años, es uno de los banqueros más jóvenes en el país, y tiene la intención de acercar el banco a los más pobres.

El sistema financiero ha comprendido que hay un sector poco atendido de la población y que requiere ser incluido con nuevos modelos de negocio que necesitan ser explorados, con necesidades tecnológicas distintas. El joven banquero tiene una oferta para el mercado.

“Las instituciones bancarias debemos entender las necesidades de los individuos”, asegura Patricio Diez de Bonilla.

El banco atiende a 2.4 millones de clientes en el país y cuenta con más de 17,000 colaboradores. Su cartera es de 21,908 millones de pesos (mdp), de acuerdo con datos reportados al cierre de 2017.

Compartamos Banco tiene claro que la oportunidad se encuentra en sumar más mexicanos al sistema financiero y llegar a atender a 10 millones de personas en un futuro cercano, las cuales sean atendidas con nuevas tecnologías.

En la actualidad, 56% de la población mexicana no se encuentra bancarizada, es decir, no cuenta con ningún producto financiero, como es el caso de tarjetas de crédito o débito, así como algún préstamo bancario, de acuerdo con datos de la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015.

El reto es llegar a los clientes con nuevos productos financieros en nuevas plataformas, aunque también debe soportar la presión del aumento de las tasas que presionan el precio de los créditos en México.

La banca accesible

El ejecutivo mexicano estudió la carrera de Administración en la Universidad Iberoamericana. El llamado que siempre tuvo fue hacia las finanzas, así que estudiando en los rumbos de Santa Fe se dio a la tarea de visitar los corporativos alrededor para buscar una oportunidad laboral.

Banamex fue la institución bancaria que le dio la oportunidad de sumar sus primeros años en el mundo bancario. “Fue una etapa en donde estudié en las noches y trabajé en las mañanas”, recuerda el banquero.

La banca corporativa le dio la oportunidad de conocer las entrañas del banco y le permitiera, a través de una beca, realizar sus estudios de posgrado fuera de México en 2001 y aterrizar en Inglaterra, dentro de la Universidad de Manchester.

En 2003, el joven administrador regresó al país y conoce una nueva institución, que era Banamex tras su unión con el gigante estadounidense Citigroup. “Me dijeron: ‘niño, atiende a Compartamos’”, recuerda con una sonrisa aquel momento.

En ese momento, Compartamos era una institución de 300,000 clientes y era una Sociedad Financiera de Objeto Limitado (Sofol). La firma tan solo entregaba créditos grupales para capital de trabajo.

Patricio se convirtió en el encargado de establecer relaciones con los jugadores de la banca de desarrollo y la banca comercial dentro de Banamex. Sin embargo, decidió dejar al primer banco que le abrió las puertas y llegar a Compartamos Banco.

“Mi bienvenida fue lidiar con la crisis de liquidez en 2008. Esa fue mi bienvenida”, dice el joven que ha visto la entrada del banco a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la internacionalización de la institución de crédito.

Dentro de Compartamos Banco y Grupo Gentera. Diez de Bonilla suma 10 años de trabajo como empleado director y 5 como colaborador externo desde Banamex. Hoy cuenta con 21 años de carrera en el sistema bancario.

Compartamos fue fundado en 1990 en Ciudad de México. La entidad financiera fue fundada como una Organización No Gubernamental (ONG) por José Ignacio Ávalos que entregaba créditos para negocios para mitigar la pobreza del sector de la población más pobre.

En 2000, obtuvo una licencia de banca comercial en 2006 para ser una organización lucrativa.

En septiembre de 2017, el consejo de administración de Gentera y Banco Compartamos decidió nombrar a Patricio como su director general para las operaciones de México y Guatemala.

Diez de Bonilla se encuentra a cargo del banco, de las redes de corresponsalía, corredor de seguros, remesas, captación y crédito. “Lo relevante es el impacto que tenemos en los clientes”, dice el banquero.

La nueva apuesta de Compartamos Banco

El alza de las tasas del Banco de México impacta de forma directa en el costo de los créditos que otorgan la mayor parte de los bancos. Compartamos Banco trabaja en hacer eficientes sus procesos, para evitar aumentos en los productos que ofrecen a sus clientes.

“Nuestro sigue siendo cómo abaratamos el costo del crédito y eso lo vamos a hacer eficientando el modelo de negocio. En la medida que hagamos eso, a pesar de que las tasas suban, vemos un espacio en el que las tasas de nuestros productos continúen bajando”, dice Patricio.

El banco ha comenzado a desarrollar nuevos productos, como son los seguros de salud y daños. El año pasado, la institución bancaria comercializó 18 millones de pólizas de seguros.

Los productos de consumo, créditos de emergencia, medios de pago o mejoramiento de hogar son algunas de las nuevas oportunidades que no pasan desapercibidas para el ejecutivo mexicano.

“Hay un reto enorme pos seguir diversificando la oferta de productos”, dice Patricio Diez, aunque considera que todos los esfuerzos deben ir de la mano de una educación financiera.

Los productos de ahorro son una de las apuestas del grupo financiero, ya que han mostrado un buen crecimiento. De 500,000 cuentas se pasó a una cobertura de un millón 600,000 cuentas.

El año pasado, las sucursales crecieron en 100%. “El tema de ahorro sumado con la infraestructura que hemos montado es algo que me tiene entusiasmado”, dice el directivo.

Compartamos Banco cuenta con una infraestructura de 270 sucursales en la República Mexicana y suma espacios con Yastás, una red de corresponsalías para hacer transacciones desde pequeñas tiendas en las localidades.

Yastás contará a finales de 2018 con 3,500 puntos transaccionales, además de 35,000 puntos de aliados, como bancos o establecimientos.

El interés del banco no es crecer con un gran número de sucursales, sino en ampliar la cartera de clientes. Las plataformas digitales son una oportunidad.

La semana pasada se promulgó la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, la cual ofrece una oportunidad para que los bancos y los emprendedores participen en los productos financieros digitales.

Para Compartamos Banco es una buena oportunidad para aprovechar las apuestas en marcha. La institución financiera cuenta con un área conocida como FinLab, un laboratorio enfocado en desarrollar innovaciones y captar emprendedores del sector Fintech que pueden aportar al banco y sus servicios.

Compartamos se encuentra presente en Guatemala y Perú, ubicaciones que, por ahora, son suficientes para consolidar las operaciones con nuevos productos y servicios.

“Estamos en los países en donde esta población aún ofrece una oportunidad muy grande”, explica el banquero mexicano.

Patricio Diez de Bonilla cree que las inversiones se orientarán en generar los próximos productos de las plataformas digitales en donde la apuesta se encuentra bien clara. “Nuestro mejor canal está llamado a ser los temas digitales. Un camino que todavía nos llevara algún tiempo”.

También podría interesarte:

Comentarios