Buscador
Ver revista digital
Empresas

Bacardí: un romance de arquitectura, tequila y sustentabilidad

12-07-2019, 9:48:02 AM Por:
Bacardi
© Cortesía

La planta de Bacardí ubicada en Tultitlán es solo la muestra de la importancia que tiene el país para el crecimiento de la empresa de origen cubano

El único edificio que el legendario arquitecto Mies van der Rohe diseñó para Cuba se construyó en México. Para ser precisos, está en Tultitlán, y para ser aún más precisos, es la sede administrativa de Bacardí dentro de las instalaciones más importantes que tiene en México.

Cuenta la historia que dos hechos definieron el destino de este lugar.

Primero, un terremoto en México, en el año 1957. Uno de esos eventos excepcionales de la naturaleza que en México son la norma de cada tanto.

Aquella sacudida terminó por derribar la fábrica que para entonces Bacardí tenía en el país, pausando prácticamente la producción nacional.

Mientras tanto, en Cuba se fraguaba la revolución que llevaría a Fidel Castro al poder. En uno de sus primeros movimientos arbitrarios frente a la iniciativa privada, Castro decidió que el gobierno tomaría las propiedades de Bacardí, una empresa que se había fundado casi un siglo atrás en la isla (1862) y quizá el mayor motor económico que ha visto nacer aquel país.

Lee: La estrategia que hace a Bacardí brindar por México

Bacardi
Cortesía

Los planes de Bacardí se detuvieron en Cuba, pero no fue así en el resto del mundo. La empresa se había registrado algunos años antes en Nueva York, así que el gobierno cubano se adueñó de la fábrica, de las reservas, del terreno, pero no de la marca.

El plan de construir un edificio bajo la firma del gran arquitecto Van der Rohe estuvo a punto de cancelarse, hasta que voltearon a México, un país que requería con urgencia un nuevo edificio.

Todo este hecho, que luce como un incidente con el que se benefició una sede que hoy parece detenida en el tiempo de su majestuosa arquitectura (al edificio administrativo de Van der Rohe se sumó la planta diseñada por Félix Candela), pasó a la lista de anécdotas que han hecho crecer la leyenda de la marca del murciélago.

Que la planta de Bacardí en México presuma el trazo de un creativo tan cotizado no se puede ubicar en el marco de las casualidades, sino de la importancia que el país ha tenido para el desarrollo de una de las empresas más importantes del mundo de las bebidas.

Lee: Bacardí compra a Tequila Patrón: ¿quién gana en este romance?

Bacardi
Cortesía

El romance entre el país y la trasnacional no se queda ahí.

La firma ha apostado por el crecimiento no sólo en ventas de sus productos insignia, sino también por la absorción de nuevas marcas y etiquetas que ya cuentan con un reconocimiento en el mundo, principalmente dentro del mercado Premium.

Quizá la más importante de esas apuestas ha sido la compra de Tequila Patrón, una transacción que se cerró en la primera mitad de 2018 y que constó de 5 mil 100 millones de dólares.

Barrica Bacardi
Cortesía

“Lo que se ha visto es que el mercado se está premiumizando (sic), con bebidas como vodka, tequila y whisky, que finalmente tienen volúmenes de producción más cortos, pero de mucho más valor”, asegura Felici.

Mientras Bacardí impulsa la producción de sus rones de alta gama: Ocho y Diez Años, así como Reserva, no pierden de vista otras etiquetas Premium que ya son parte de la familia: vodka Grey Groose, tequila Cazadores Cristalino y whiskey Dewar. Y tampoco dejan de lado la posibilidad de entrar a nuevos mercados como el del mezcal.

De ahí que las bebidas espirituosas de origen mexicano se encaminen a sellar ese matrimonio entre Bacardí y México que comenzó en 1931, cuando la marca de origen cubano llegó a México.

Bacardi
Cortesía

Brindan por la sustentabilidad

La planta de Bacardí en Tultitlán, capaz de resguardar 400 mil barriles de ron, se ha agenciado su lugar dentro de la tendencia sustentable de la industria en México.

Barricas Bacardi
Cortesía

De acuerdo con especialistas de la marca, la sede ha alcanzado la etiqueta Cero Residuos, y presume números que así la acreditan: reciclaje de 99.9 por ciento de los deshechos que se generan en el proceso de producción; uso de luminarias LED y calentadores solares; recuperación de agua pluvial; más de mil 200 árboles de diferentes familias que permiten conservar el hábitat y se han vuelto refugio de diferentes especies de aves.

La intención de la firma será llevar los procesos sustentables a las tres sedes con las que cuenta en el país, así como incluir, cuanto antes, en estos procesos, a la planta de Patrón, en Jalisco.

Lee: La exclusiva hacienda tequilera que nació en pleno siglo XXI

Bacardi
Cortesía

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios