Buscador
Ver revista digital
Empresas

Así puedes detectar el Outsourcing ilegal o simulación laboral

22-01-2020, 6:11:41 AM Por:
Outsourcing
© Depositphotos

Algunas empresas utilizan el Outsourcing para evadir impuestos, sin considerar que esto ya se persigue en México como delincuencia organizada.

La subcontratación laboral u outsourcing es legal en nuestro país, siempre y cuando se utilice de acuerdo con lo que establecen las normas fiscales y de carácter laboral, lo que puede generar algunas confusiones, toda vez que la evasión de impuestos, incluyendo la que se realiza a través de esquemas simulados de subcontratación, ya se persigue en México como si se tratara de delincuencia organizada.

A continuación, te mostramos los elementos básicos de esta práctica ilegal, a fin de que puedas detectar si una empresa, general o de outsourcing, está cumpliendo con lo que ordena la ley.

Tercerización solo para actividades accesorias

La subcontratación o tercerización laboral, que se conoce popularmente con el término en inglés de outsourcing, se lleva a cabo cuando una empresa contrata a trabajadores para que estos le presten servicios a otra compañía, siempre y cuando se trate de labores específicas a las que no se dedica de manera preponderante la firma beneficiaria.

Por ejemplo, una empresa que fabrica o vende textiles no tiene como actividad preponderante la limpieza, así es que para hacer estas tareas puede recibir los servicios de una firma subcontratista, a fin de que sea esta la que envíe a los afanadores a la primera. Hasta aquí, todo es legal.

Sin embargo, si la empresa de textiles contrata a una compañía de outsourcing para que le envíe obreros que fabricarán las telas, la firma se ubicará en el supuesto que sanciona la ley, es decir, se configura la utilización ilegal de la tercerización laboral, con el fin de evadir obligaciones fiscales y laborales. En este caso, lo que se castiga es la evasión de impuestos y la omisión en el pago de las cuotas obrero-patronales.

Outsourcing
Depositphotos

Evasión ya es delincuencia organizada

En México, desde el 1 de enero de este 2020, la emisión de facturas falsas o que amparen operaciones simuladas, el contrabando, y el omitir total o parcialmente el pago de alguna contribución, son conductas equiparables a la delincuencia organizada. 

Por ende, si contratas a una empresa de outsourcing para que tus empleados sean “externos”, para con ello evitar pagar las cuotas del IMSS y del Infonavit, entre otras obligaciones fiscales, puedes ser acusado por los dos delitos: defraudación fiscal y delincuencia organizada. Las sanciones para estos ilícitos incluyen penas de entre dos y hasta cuarenta años de prisión, siempre y cuando el monto de las contribuciones omitidas sea superior a 7´804,230 pesos.

Si con la subcontratación se deja de pagar una cantidad menor a los 7.8 millones de pesos, entonces se trata solo de defraudación fiscal, delito que amerita distintas penalidades: De tres meses a dos años de prisión, cuando el monto no exceda de 1´734,280 pesos; con prisión de dos a cinco años, cuando se superen 1’734,280 pesos, pero lo defraudado no sea más de 2’601,410 pesos; y con privación de la libertad de entre tres y nueve años, si se defraudan más de 2’601,410 pesos.

Operativos para evitar la subcontratación ilegal

La semana pasada, el gobierno federal informó que se han realizado diversos operativos para detectar a las empresas que utilizan ilegalmente el outsourcing. Estas labores las lleva a cabo el Grupo de Trabajo Contra la Subcontratación Ilegal, en el que participan la Unidad de Inteligencia Financiera (UIT) de la Secretaría de Hacienda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Instituto Mexicano del Seguro Social
Reuters

Según el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, se han realizado siete operativos especiales de inspección en grandes empresas, detectándose 10,000 trabajadores subcontratados ilegalmente, y 36 empresas subcontratistas involucradas. Es decir, se trata de consorcios que hacen uso del outsourcing para contratar a trabajadores que realizan actividades preponderantes y no accesorias.

Adicionalmente, de acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Hacienda, la Secretaría del Trabajo detectó, entre septiembre y diciembre de 2019, 1,200 empresas “con posibles esquemas de subcontratación ilegal”, que concentrarían a más de 862,000 trabajadores con probable afectación en sus derechos laborales y de seguridad social.

Otros tipos de subcontratación irregular

Las empresas fantasma o fachada, y la facturación de operaciones simuladas, son otras dos conductas ilícitas que el gobierno federal considera como tipos de subcontratación ilegal. En realidad, no se trata de contrataciones a través de empresas de outsourcing, sino de conductas con las que se simula tener una empresa con trabajadores, cuando en realidad la compañía no existe.

En estos casos se trata de negocios que solo se crean en el papel, sin tener instalaciones, e incluso sin llevar a cabo realmente las actividades que en los documentos dicen realizar. Según la Secretaría de Hacienda, desde que inició la actual administración se han presentado 31 denuncias en contra de empresas fachada; 15 en contra de empresas que facturan a partir de operaciones simuladas, mientras que hay cinco denuncias en casos de presunto outsourcing ilegal.

cuotas obrero patronales empresas fantasma evasion de impuestos facturas falsas IMSS outsourcing mexico subcontratacion tercerización trabajadores
mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios