revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

Así afecta a México la degradación en la calificación de Pemex

Pemex, la empresa pública más importante del país, influye mucho más de lo que se piensa en la economía nacional 

30-01-2019, 5:15:17 AM
Pemex Pemex

Este martes la agencia internacional calificadora de valores Fitch Ratings redujo la calificación de Pemex en moneda local y moneda extranjera a largo plazo, de “BBB+” a “BBB-“.

Asimismo, redujo sus calificaciones nacionales a largo plazo y las colocó en “AA(mex)”, desde “AAA(mex).

Peor aún, la agencia colocó la llamada perspectiva de calificación de la Empresa Productiva del Estado en negativa.

“Estas bajas reflejan el continuo deterioro en el perfil crediticio independiente de Pemex”, dijo la calificadora en su comunicado.

La noticia es muy relevante, ya que impacta de lleno en las finanzas nacionales al ser Pemex una compañía propiedad del Estado Mexicano, sin olvidar también que es la empresa pública más grande del país y que cuenta con todo el respaldo del gobierno federal.

Lo que le suceda a Pemex, bueno y malo, es de relevancia para México y su economía, por eso es que enseguida amable lector enumeramos lo que podría suceder en el país o en la empresa misma a corto, mediano y largo plazo por el efecto Pemex.

Lee: Fitch Ratings degrada la calificación de Pemex

Vale la pena señalar que para efectos prácticos definiremos el corto plazo como la mayor inmediatez posible, es decir no más allá de esta semana. El mediano plazo tendrá un horizonte máximo de seis meses y el largo plazo comprenderá los siguientes 12 meses.

Corto plazo

  • Seguramente en las próximas horas otras agencias calificadoras de valores secundarán a Fitch Ratings y bajarán la calificación de la empresa en el caso de que tengan cobertura de deuda con la compañía, o al menos podrían emitir análisis nada favorables sobre la petrolera mexicana.
  • Seguirá deteriorándose el precio de los bonos de Pemex y en consecuencia incrementándose la tasa de interés. Un factor más de desconfianza en la empresa productiva del estado.
  • Es muy posible que algunos indicadores financieros nacionales se contagien del pesimismo en torno a Pemex; ya en las primeras horas posteriores al anuncio de Fitch se registraron presiones contra la moneda mexicana en los mercados financieros internacionales. La bolsa de valores y las tasas de interés locales serían otros de los indicadores con riesgo de recibir golpes especulativos.
  • Habrá un deterioro generalizado de las expectativas en torno a la empresa, desde metas de producción hasta sus actividades de exploración y, desde luego, sus utilidades.

Lee: Pemex descubre nuevos yacimientos de petróleo

Pemex

Mediano plazo

  • El aumento en el riesgo financiero de la empresa pública más grande de México genera presiones sobre las tasas de interés locales; es previsible que este año los réditos en el país no bajen mucho, por el contrario, tiendan a subir.
  • El costo de la deuda de Pemex se habrá incrementado, la compañía y el país en general deberán pagar más por obtener financiamiento en los mercados internacionales.
  • El punto anterior es relevante porque en este año Petróleos Mexicanos debe financiar compromisos por un total de 5,400 millones de dólares, como parte de su programa de pago de deuda fijado desde el año anterior. Conseguir esos recursos le costaran más dinero a Pemex y al país en general.

Lee: El plan de AMLO para combatir el robo de combustible 

Largo plazo

  • Es altamente probable que la petrolera mexicana se mantenga como la compañía del sector más endeudada del planeta, no se ve de dónde pueda obtener los recursos para disminuir su pesada carga financiera.
  • También es muy probable que en algún momento de los próximos 12 meses se revise nuevamente la calificación de Pemex, podría ser a la baja si siguen deteriorándose sus indicadores.
  • Si la empresa necesitaba inversiones por parte del gobierno mexicano antes de la degradación de su deuda, ahora necesita más porque los socios para proyectos productivos no serán muchos en los siguientes meses.
  • Una mala situación financiera de Pemex no es buen augurio para el crecimiento de la economía nacional, si Pemex anda mal seguramente habrá reflejo en el Producto Interno Bruto (PIB) del país.
  • La expectativa de aumento en las tasas impactará en el consumo, pero no con la misma velocidad que en el ahorro ya que como sabemos nunca ha sido parejo el aumento de las tasas que cobran los bancos para prestar dinero que para pagar intereses a los ahorradores.

Lee: Pemex anuncia el descubrimiento más importante en los últimos 25 años

Evidentemente la enorme deuda que carga Pemex no se adquirió de la noche a la mañana, es un hecho que fue producto de otras administraciones y otras decisiones.

Sin embargo, lo que ha castigado la calificadora de valores Fitch Ratings es la inacción o la ejecución de medidas que no abonan en nada a mejorar hacia el futuro la situación financiera de la empresa. Al parecer, Pemex sigue atrapada en otros intereses y así la compañía mexicana más representativa está impedida para crecer y tener una mejor condición financiera.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios