Empresas

Apple rechaza intervenir un celular ligado a una masacre

El CEO Tim Cook dijo que su empresa se opone a la decisión de intervenir el celular de uno de los atacantes en San Bernardino porque “representaría un peligroso precedente y una amenaza a datos de seguridad”.

31-08-2017, 6:00:00 PM

La compañía Apple, que encabeza Tim Cook, reaccionó este miércoles en contra de una orden judicial de intervenir el teléfono celular de uno de los agresores en un centro de rehabilitación en San Bernardino, que dejó 14 muertos.

Un juez magistrado estadunidense ordenó que se intervenga de manera cibernética un celular propiedad de Sayed Farook, quien junto con su pareja protagonizó un tiroteo en diciembre pasado.

Pero Cook dijo que su empresa se opone a la decisión del juez porque “representaría un peligroso precedente y una amenaza a datos de seguridad de aparatos”.

La jueza Shery Pim dispuso que el acceso al celular bloqueado podría dar información confidencial y valiosa para la investigación sobre el ataque.

“Nos oponemos a la exigencia del FBI con todo el respeto para la democracia estadunidense y por el amor a nuestro país”, dijo Cook en un comunicado.

“Creemos que las intenciones del FBI son buenas, pero podría ser equivocado para el gobierno el forzar a construir un respaldo en nuestros productos”, argumento el ejecutivo.

“De igual forma tenemos temor de que esta demanda podría afectar libertades numerosas y la libertad que tiene nuestro gobierno de lo que significar el proteger”, expuso.

La orden de la jueza exige a Apple aportar información de software a fin de que el FBI puede descargar el celular que fue propiedad de Farook y evitar que por tener un sistema de seguridad pueda autodestruirse su base.

Farook y su esposa Tashfeem Malik mataron a 14 personas e hirieron a otros 21, muchos de ellos compañeros que trabajaban en el mismo departamento de Farook. La pareja murió horas después en un enfrentamiento con la policía.

Los investigadores no pueden simplemente intentar contraseñas al azar hasta que consigan la correcta.

El teléfono al parecer tiene un dispositivo de seguridad de Apple, un tipo de opción de autodestrucción que provoca que la información no pueda ser leída después de 10 intentos incorrectos de contraseña.

La orden del juez exige que Apple produzca un paquete de software único —uno que Cook describió como “una nueva versión del sistema operativo de iPhone”— que permitiría a los investigadores bordear el sistema de autodestrucción de datos.

También podría interesarte:

Comentarios