Empresas

Menú ejecutivo, tan sencillo como saludable

Aprende a elegirlo en el restaurante o a prepáralo de forma sencilla en tu hogar. Aquí una deliciosa receta.

20-11-2013, 1:51:30 PM

Cuando hablamos de un “menú
ejecutivo”
solemos pensar que es para altos ejecutivos, sin embrago el concepto
se puede entender de diferentes maneras, como
por ejemplo: una comida completa, o
que incluya los tres tiempos (sopa o
ensalada, platillo fuerte y postre), o como una comida económica para algunos,
por ser también conocido como “menú del día”.

Independientemente de la
definición que tengas, te ayudaremos a que escojas o prepares tu menú ejecutivo
de forma saludable y sencilla.

Elige en un restaurante

Si vas a comer en un restaurante y
puedes escoger entre diferentes platos,
empieza definiendo el Platillo principal:

1) Si optas que éste sea carne, pollo o
pescado, elige guarnición de verduras o ensalada y empieza con una sopa de pasta.
2) Ahora bien, si optaste por guarnición
de arroz, pasta o papa, lo más recomendable es que empieces tu comida con una
ensalada o sopa de verduras.
3) Si quieres incluir en tu platillo
fuerte alguna preparación con verdura, busca que éste incluya queso o inicia tu
comida con alguna crema a base de leche.
4) Si elegiste comer alguna leguminosa,
haz de ésta tu platillo fuerte y empieza comiendo ensalada o sopa de verdura y
acompaña tu leguminosa (frijoles, lentejas, habas, soya o garbanzo) con un
alimento del grupo de los cereales (tortilla, pan, arroz, entre otros).
5) Ten presente que los postres de fruta
y gelatina tendrán menos calorías que otras opciones.

Recuerda acudir con un
nutriólogo si tienes dudas de cómo combinar tus alimentos o las porciones
adecuadas para ti.     

Preparación
en casa

Para que puedas preparar de forma más
rápida tus alimentos, deja listas y en el refrigerador desde la noche anterior
las guarniciones que vayas a consumir. Por ejemplo, lava, desinfecta y pica la
verdura y la fruta con anticipación. Guarniciones de arroz y pasta se conservan
perfectamente en un recipiente cerrado y en refrigeración de un día para el otro.

Si estás planeando cocinar un menú
ejecutivo, te ofrecemos esta saludable y fácil opción de menú en tres tiempos:

1)   Crema
de chayote

-2
chayotes pelados, picados y cocidos en poca agua

taza de leche baja en grasa
-1
cucharadita de fécula de maíz
-Sal,
nuez moscada y ajonjolí al gusto

Licúa el chayote cocido con el agua
que restó de su cocimiento. Agrega sal a tu gusto. Calienta en una cazuela y adiciona
poco menos de la ½ taza de leche. Cuando empiece a hervir adiciona la fécula de
maíz previamente disuelta en un poquito de la leche y cocina por 2 minutos.
Después de servir, adiciona ralladura de nuez moscada y espolvorea ajonjolí
tostado.    

2)   Pechuga
de pollo a la plancha

-100
g de pechuga de pollo deshuesada sin piel
-1
cucharadita de aceite de oliva
-Sal,
ajo en polvo y pimienta blanca al gusto

Sazona la pechuga de pollo con sal,
ajo y pimienta a tu gusto. En un sartén de teflón caliente coloca el pollo. Voltea
cuando ya esté dorado por un lado. Un poco antes de que quede listo, adiciona
el aceite de oliva.  

Guarnición
A:
½ taza de arroz
blanco cocido al vapor

Guarnición
B:
1 taza de
ensalada mixta (mix de lechuga, pepino, zanahoria rallada) aderezada con
vinagre balsámico

3)   Postre

 1 taza de coctel de
frutas de tu elección (papaya, melón, fresa, manzana, pera plátano)

Aporte
nutrimental del menú ejecutivo:

Energía

453 Calorías

Proteínas

32.3 g

Grasa

7.6 g

Carbohidratos totales

54 g

Fibra

5.3 g

Calcio

164.5 mg

Fernanda Zimmermann, Nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud
Kellogg’s®. Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos por la
Universidad Iberoamericana León, Guanajuato, Coordinadora de Nutrición
del Instituto.

También podría interesarte:

Comentarios