Empresas

Cuando Bernanke habla… el mundo hace silencio

Cuando el presidente de la Fed habla comienzan las especulaciones y los mercados tiemblan. ¿Qué ha dicho y cuáles son los temores?

05-08-2013, 8:53:10 AM

Por Gabriela Guerra Rey, editora de Inversionista.

Cuando Bernanke habla… el mundo hace silencio, escucha y luego salta a especular. Desde mayo el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunció un posible retiro del estímulo económico, llamado QE3, que tiene como objetivo impulsar la economía de la mayor potencia del planeta, devastada por una y otra crisis.

Puede que la reducción del QE3 no se dé hasta fines de año. Una eliminación total de este programa solo es factible hacia 2014; eso, si la economía crece y el empleo se recupera. Sin embargo, los mercados tiemblan apenas Bernanke se para frente al micrófono.

Ya lo comenta Eduardo Ávila, subdirector de análisis de Monex, en su artículo “El Efecto Bernanke” (publicado en el número de agosto de Inversionista): las variables económicas del gigante norteño restan justificación a un retiro de la ayuda de $40 mil millones de dólares mensuales con que la Fed compra bonos hipotecarios, y $45 mil millones con que adquiere bonos del Tesoro.

Sin embargo, Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios de Economía del Sector Privado, me aseguró en reciente entrevista que la economía de EU “marcha extraordinariamente bien”.

El especialista ve buenas noticias para ese país en los datos recientes (y por tanto, también ve buenas noticias para México). En esto último sí coincide Ávila.

Así andan las opiniones en todo el orbe: encontradas. Unos dicen que bien, que acabará el estímulo y las bajas tasas de interés; otros creen que todavía es demasiado pronto, y que las palabras del titular de la Fed responden a un golpe de efecto que sus mercados necesitaban… aunque no los mexicanos.

El último día de julio, Bernanke presentó ante el Comité de Asuntos Financieros de la Cámara de Representantes la estrategia de la Reserva Federal de retirada de los estímulos para combatir la crisis. Mas, para un resultado final sin cambios, aclaró que esto “dependerá de la evolución económica y financiera”.

Como buen lobo de mercados, ya dejó en la palestra un atisbo de lo que podría pasar con la tasa de interés, muy cercana a cero: A medida que se consolide el crecimiento económico, la Fed “comenzará a ajustar las condiciones monetarias para prevenir las presiones inflacionarias”.

Hay que decir que en el segundo trimestre del año la economía norteamericana creció 1.7% (con los nuevos cambios metodológicos en el cálculo del PIB); nada mal. Pero el 1.8% del primer trimestre fue revisado a la baja, a 1.1%. Este viernes se dieron a conocer las cifras de empleo: la tasa de desempleo cayó en dos décimas de punto, a 7.4%, su menor nivel en más de cuatro años.

Me muerdo las uñas ante tanta expectativa. ¿Qué le depara a la economía estadounidense para el resto de 2013? ¿Seguirá afectando a México tanto como lo hacía hace uno, dos o diez años?

Para saber más:

.Invierte ante la crisis que viene en México: la vejez

.Los derivados, una belleza de instrumento de inversión.

.A las Bolsas no hay quien las entienda