Candidatos

Ellos forman los círculos de confianza de Ricardo Anaya

Estos son los perfiles de los hombres y mujeres que conforman el equipo del candidato del Frente Ricardo Anaya.

26-06-2018, 9:05:29 AM
Ricardo Anaya

Nota del Editor: En Alto Nivel analizamos los perfiles de los hombres y mujeres detrás de los cuatro candidatos a la Presidencia de México. 

En el equipo de campaña de Ricardo Anaya hubo que abrir espacios para todos los partidos que integran la coalición Por México al Frente: PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Sin embargo, el peso estratégico recae sobre todo en los panistas y en una de las voces más influyentes de su equipo: Jorge Castañeda. Perredistas y miembros del MC tuvieron que conformarse con posiciones secundarias. La excepción son Miguel Ángel Mancera, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y Salomón Chertorivski, quienes estrictamente no pueden ser identificados como perredistas.

En su primer círculo panista, Anaya pudo combinar a líderes de larga trayectoria en su partido y a los jóvenes que lo han acompañado en su acelerada escalada. Así, junto con los nombres de Diego Fernández de Cevallos, Santiago Creel, Ernesto Ruffo y Juan Carlos Romero Hicks, están jóvenes políticos como Damián Zepeda y Édgar Mohar, uno de los hombres de más confianza de Anaya, desde su campaña por la presidencia nacional del PAN.

También ha sumado a personalidades que no son panistas, pero colaboraron en el gobierno de Fox. Y hasta se llevó con él a Mariana Gómez del Campo, prima de la ex candidata independiente a la presidencia, Margarita Zavala, quien renunció al PAN cuando vio perdida la posibilidad de contender por ese que fue su partido.

Estos son los nombres más relevantes de su equipo rumbo a la elección del próximo domingo.

Leer también:

Los tres círculos de AMLO para llegar a la Presidencia

El rompecabezas que Meade debe armar para ser presidente

Damián Zepeda Vidales: Es el hombre de confianza de Ricardo Anaya en el PAN y su sucesor en la presidencia nacional. Su amistad se remonta a los años que compartieron como legisladores en la Cámara de Diputados, entre 2012 y 2015.

Junto con el ahora candidato, fue uno de los impulsores de la coalición México al Frente que hoy integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Técnicamente, es el operador de confianza de su partido rumbo al proceso electoral de 2018, a través de la Comisión Organizadora Nacional de la Elección que preside el senador Héctor Larios.

De 39 años, es licenciado en derecho por la la Universidad de Sonora, tiene una maestría en administración de empresas por la Universidad de Thunderbird (Arizona) y el Tecnológico de Monterrey (2004-2006), estudios en la Universidad de Harvard y un diplomado en marketing político.

Su carrera política despegó en su natal Sonora, donde desempeñó distintos cargos en PAN local y en la administración pública. Fue diputado local y candidato a la presidencia municipal de Hermosillo, en la que venció la ahora gobernadora Claudia Pavlovich, del PRI.

En octubre de 2017 el ex presidente Felipe Calderón acusó a Zepeda, entonces secretario general del PAN,  de registrar ante el INE cambios estatutarios sobre dirigentes  municipales, extendiéndolos hasta su presidente de partido, lo que permitía a Ricardo Anaya permanecer al frente de su partido hasta un día antes del registro de precandidaturas a la Presidencia. Zepeda rechazó que Anaya hubiera impulsado esos cambios en su beneficio, como lo aseguró el panista Miguel Ángel Toscano, ex titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Manuel Granados. Presidente nacional del PRD, originario de Iztapalapa, es un personaje cercano al jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Fue su asesor en la Procuraduría de Justicia del DF y su consejero Jurídico y de Servicios Legales en la administración local, desde donde operó la redacción de la Constitución Política de la Ciudad de México.

Su relación con la ex dirigente nacional de su partido Alejandra Barrales, quien contiende por el gobierno de la capital, no es precisamente de amigos y hay quienes la califican de “mala” a “pésima”.

Tiene 43 años, estudió derecho con especialidad en derecho constitucional y administrativo en la UNAM. Tiene una maestría en dirección y gestión pública local por la Universidad Carlos II de Madrid y por la UNAM, un doctorado en administración pública por el Instituto Nacional de Administración Pública, y un doctorado en derecho por la UNAM.

En la Asamblea Legislativa fue asesor en las comisiones de Derechos Humanos y Seguridad Pública, y secretario técnico en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

Dante Delgado Rannauro. Originario de Alvarado, Veracruz, expriista, dos años preso acusado por enriquecimiento ilícito, fundió en 2011 el Partido Convergencia, que posteriormente se convirtió en Movimiento Ciudadano, que él preside.

Como parte de la coalición México al Frente, es la cuota de su partido en la campaña de Ricardo Anaya, en la que ya dio traspiés en la relación con la prensa al impedir recientemente que los medios entrevistaran al precandidato.

Político de viejo cuño, fue el coordinador de campaña para la elección a gobernador de Veracruz de Fernando Gutiérrez Barrios, uno de los personajes más controversiales de la política y la seguridad nacional. Cuando Gutiérrez Barrios asumió el cargo de secretario de Gobernación durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, Delgado lo relevó en el gobierno veracruzano. Luego fue embajador de México en Italia y en 1995 coordinador de la Comisión para el Bienestar Social y Desarrollo Económico Sustentable para el Estado de Chiapas, una instancia creada para apaciguar el conflicto en aquel estado del sur, luego del levantamiento zapatista. Renunció a su cargo en 1995 por un desacuerdo con Zedillo sobre la situación chiapaneca.

El 18 de diciembre de 1996 las autoridades lo encarcelaron por enriquecimiento ilícito. Según la PGJ de Veracruz, Dante desvió 55 millones de pesos. Fue encarcelado en el penal de Pacho Viejo  en el municipio de Coatepec. Estuvo preso hasta el 4 de abril de 1998, cuando le concedieron un amparo definitivo.

Al renunciar al PRI creó en el año 2000 el partido Convergencia, que apoyo las candidaturas de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador por el PRD. En 2011 su partido se convirtió en Movimiento Ciudadano y él contendió dos veces por la gubernatura de Veracruz, sin éxito.

Jorge Castañeda.  Con una larga trayectoria en la academica y la política, el ex canciller del gobierno de Vicente Fox ha tomado la primera voz en el equipo de Anaya para criticar al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a quien ha comparado con Luis Echeverría, ex presidente de México entre 1970 y 1976.

Con una muy extensa carrera cadémica en México y Estados Unidos, vinculado con los movimientos latinoamericanos de izquierda en su juventud, Castañeda entró de lleno en el proceso de la democracia mexicana en 1994 al formar el Grupo San Ángel, un foro de debate y reflexión que integró a académicos, intelectuales, organizaciones civiles, políticos y activistas.

En 1994 fue asesor Cuauhtémoc Cárdenas como candidato a la Presidencia por el PRD y para 1999 saltó a la campaña de Vicente Fox, quien lo nombró canciller. Durante los tres años que ocupó el cargo, destacó su gestión para que México tuviera un lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU y ocurrió aquella memorable escena en la que Fox le pidió al entonces presidente cubano Fidel Castro: “comes y te vas”, en el marco de una cumbre de jefes de Estados a la que también asistiría el presidente estadunidense George W. Bush.

Al renunciar al gobierno de Fox, fundó el movimiento ciudadano Ideas para el cambio y en 2004 se lanzó como candidato independiente a la Presidencia, pero el entonces Instituto Federal Electoral rechazó su registro, lo que dio inicio a una larga disputa legal que pasó por la SCJN y llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Rubén Aguilar. Aguilar fue vocero de la Presidencia durante el sexenio de Vicente Fox y su frase: “lo que el presidente quiso decir…” sobrevivió como testimonio de las muy cortas habilidades en temas de comunicación del ex presidente panista.

A pesar de Fox, Aguilar supo abonar en el triunfo de Calderón al recomendar al equipo del entonces candidato panista aprovechar los tropiezos de López Obrador, con quien Fox ya tenía pleito comprado desde el affaire del desafuero.

“Recuerdo particularmente el acto del natalicio de Benito Juárez en Oaxaca, en el año 2006, cuando Rubén nos comentó fuera de grabadora que el “¡Cállate, Chachalaca!” que López Obrador le había soltado a Fox era un error capitalizable y que podía favorecer a Felipe Calderón, candidato presidencial del PAN”, escribió Ivonne Melgar, entonces reportera de Excélsior.

De 1985 al 2002 Aguilar realizó consultoría en evaluación institucional, planeación estratégica y planeación. También es autor de libros como “La comunicación presidencial en México 1988-2012” en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui.

Aguilar se sumó a la campaña de Anaya en marzo de este año como responsable de la coordinación estratégica y para asesorarlo en la recta final del camino a la Presidencia, con la mira puesta en López Obrador, a quien reconocen como el principal rival.

Santiago Creel Miranda. El coordinador de estrategia electoral del PAN, es el principal consejero de Ricardo Anaya, devolviéndole el apoyo que recibió del ahora precandidato cuando Creel aspiró a la candidatura presidencial del PAN, que perdió frente a Felipe Calderón. Ahora colabora en la comisión que elabora la propuesta política de la coalición México al Frente.

Militante activo del PAN desde 1999, antes fue consejero ciudadano del entonces Instituto Federal Electoral de 1994 a 1996. Fue diputado federal de 1997 a 2000, año en que fue designado secretario de Gobernación durante la administración de Vicente Fox.

Mientras fue secretario de Gobernación se debatieron asuntos como los conflictos electorales de Tabasco y Yucatán, los permisos en el área de juegos y sorteos, surgió la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, se designó una comisionada especial para atender los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez y se creó una subsecretaría que se encargara de la relación con el Poder Legislativo.

Fue candidato a jefe de gobierno del Distrito Federal en 2000, y perdió la elección ante Andrés Manuel Lopez Obrador. Después aspiró a la candidatura presidencial de 2006 por el PAN y de nuevo falló en la elección interna que ganó Felipe Calderón. Fue senador de 2006 a 2012 y coordinador de la bancada del PAN.

Diego Fernández de Cevallos. Anaya lo designó primero su representante ante el Frente Ciudadano por México (FCM) y ahora funge como su asesor y uno de sus principales defensores frente a las acusaciones que lo vinculan con posibles operaciones de triangulación y lavado de dinero.

Candidato presidencial del PAN en 1994, es amigo del principal consejero político de Anaya, Santiago Creel Miranda, ambos enemigos políticos de Felipe Calderón.

Fernández de Cevallos ha trabajado como asesor de Anaya, y lo ha defendido de los señalamientos de supuesta corrupción del diario El Universal y de la derrota en el Estado de México que le reclamó Margarita Zavala, la ahora ex panista que busca contender por su cuenta por la Presidencia.

Licenciado en derecho por la UNAM, cursó estudios de economía en la Universidad Iberoamericana, donde también trabajó como profesor de derecho penal y mercantil. Se unió al PAN en 1959, y ha sido varias veces legislador por ese partido, identificado como un “líder moral”. “Yo ya estoy de salida, no tengo por qué andar cuidando moditos ni formas con nadie”, dijo recientemente en una entrevista con la revista Proceso.

El 14 de mayo de 2010 fue secuestrado en el municipio de Pedro Escobedo, en Querétaro. Fue liberado el lunes 20 de diciembre de 2010, después de siete meses y seis días.

Ernesto Ruffo Appel. El ex gobernador de Baja California y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, renunció a sus aspiraciones presidenciales a favor de Anaya. Forma parte de la generación empresarial que alimentó la militancia panista en los años 80 y 90, y que lograron las primeras victorias electorales sobre el PRI.

Ajeno a la dirigencia que encabezó Felipe Calderón y contrario a su grupo, Ruffo ha tomado partido por el grupo de Anaya, enfrentándose al ahora ex panista Javier Lozano, quien se integró a la campaña priista de José Antonio Meade. Al él lo llamo “traidor” y “rebelde” por oponerse a las aspiraciones presidenciales de Anaya.

Cuando Margarita Zavala, esposa de Calderón, renunció al PAN para buscar una candidatura presidencial independiente, Ruffo comparó su salida a un abceso al que le sale “pus” y uno “se siente aliviado”.

Empresario, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Ensenada, Baja Californa, es panista desde 1985. Fue el primer presidente municipal del PAN en ese municipio durante el periodo 1986-1989 y al concluir su periodo ganó la elección en ese estado, convirtiédonse en el primer gobernador de oposición.

Creó la primera Procuraduría Estatal de Derechos Humanos, así como la elaboración de la primera credencial de elector con fotografía que sirvió como modelo a la actual credencial del IFE.

Tras concluir su mandato, en 1995, regresó a la iniciativa privada. En el año 2000, el entonces presidente Vicente Fox lo invita a colaborar en su gabinete como comisionado presidencial para asuntos de la frontera norte. De 2006 a 2012, durante el gobierno de Calderón, sólo se desempeñó como senador suplente y posteriormente se convirtió en coordinador de la Comisión para la Transparencia y Reingeniería del Padrón de Militantes del PAN.

Marco Antonio Adame Castillo. El ex gobernador de Morelos y ex senador es uno de los apoyos más claros para Anaya entre los integrantes del CEN del PAN. Promovió el frente con el PRD y tuvo duras críticas para Margarita Zavala cuando ésta renunció a su partido para buscar la candidatura independiente a la presidencia.

Es titular de la Secretaría Internacional del PAN y formó parte de la comisión que creó ese partido para evitar las rupturas, que al final ocurrieron por la inconformidad que levantó la candidatura presidencial de Anaya y la alianza con el PRD. Ha destacado las propuestas “disruptivas” de su candidato y su liderazgo, dice.

Juan Carlos Romero Hicks. Panista desde 1999, es el asesor de Ricardo Anaya en materia educativa. Fue gobernador de Guanajuato en el año 2000 y director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), durante el sexenio de Felipe Calderón. Desde 2012 es senador por Guanajuato.

Tiene dos hermanos también dedicados a la política: José Luis Romero Hicks, priista y exdirector del Banco Nacional de Comercio Exterior durante la presidencia de Vicente Fox, y Eduardo Romero Hicks, quien fue presidente municipal de Guanajuato entre 2006 y 2009.

Licencia en relaciones industriales por la Universidad de Guanajuato, obtuvo el grado de maestría en ciencias sociales en el Southerm Oregon State College, en donde también se graduó en la maestría en administración de negocios.

Fue rector de la Universidad de Guanajuato y en 2000 ganó la elección para gobernar Guanajuato, convirtiéndose en el cuarto mandatario estatal panista consecutivo, tras Carlos Medina Plascencia, Vicente Fox y Ramón Martín Huerta (sustituto).

Édgar Mohar Kuri. Formó parte de la comisión panista para atender a militantes inconformes, junto con Santiago Creel Miranda, Marco Antonio Adame Castillo, Ernesto Ruffo Appel, Marcela Torres Peimbert y Alejandra Noemi Reynoso Sánchez.

Es un operador de confianza de Ricardo Anaya, desde la campaña interna del PAN por la presidencia nacional de ese partido.

Ingeniero en sistemas computacionales y maestro en gestión pública, fue director general de Seguridad de Querétaro y es miembro honorario del Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad de Montreal, Canadá.

Marco Antonio Adame Castillo. El exgobernador de Morelos y exsenador es uno de los apoyos más claros para Ricardo Anaya entre los integrantes del CEN del PAN. Promovió el frente con el PRD y tuvo duras críticas para Margarita Zavala cuando ésta renunció a su partido para buscar la candidatura independiente a la presidencia.

Es titular de la Secretaría Internacional del PAN y formó parte de la comisión que creó ese partido para evitar las rupturas, que al final ocurrieron por la inconformidad que levantó la candidatura presidencial de Anaya y la alianza con el PRD. Ha destacado las propuestas “disruptivas” de su candidato y su liderazgo, dice.

Xóchitl Gálvez. La jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, se integrará al equipo de campaña de Ricardo Anaya, a partir del 30 de marzo. Así despejó dudas sobre su posible incorporación a Morena.

Fue el propio Anaya quien la presentó como su consejera en asuntos indígenas y, según Gálvez aceptó ser su asesora luego de que éste le garantizó que su interés en los asuntos indígenas es auténtico.

Recibió ya la propuesta del frente PAN, PRD Movimiento Ciudadano para contender por una senaduría en la elección de 2018. Pero ahora ha confirmado que se queda al frente del gobierno delegacional de Miguel Hidalgo.

Fernando Rodríguez Doval. Es el vocero del frente que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Panista desde 1997, tenía sólo 16 años fuando fungió como coordinador de Formación y Capacitación de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil de su partido.

También fue vocero del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, desde donde apoyó la precandidatura de Anaya.

En la war room del candidato panista juega una posición de defensa, despejando los ataques contra el candidato y preparando las contraofensivas contra López Obrador.

Miguel Ángel Mancera. El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México aspiraba a la candidatura presidencial, pero la alianza con el PAN para crear un frente lo dejó sin posibilidades. Ahora aspira a un lugar en el Senado por la vía plurinominal y el candidato Anaya incluso lo ha propuesto como su jefe de gabinete si gana la elección presidencial.

Abogado egresado de la UNAM, sin trayectoria política previa, Mancera llegó al Gobierno de la Ciudad de México de la mano de Marcelo Ebrard, quien lo nombró procurador local y lo empujó hacia la candidatura del PRD para sucederlo en cargo. Una vez allí, vino la ruptura con Ebrard y de éste con el PRD, luego de la investigación de las irregularidades en la Línea 12 del Metro.

Desde muy temprano en su administración, se perfiló como posible candidato presidencial del PRD, luego de la separación definitiva de López Obrador de este partido. Pero no le alcanzó para disputarle la candidatura a Anaya, al acordar la coalición Por México al Frente.

Salomón Chertorivski. Precandidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en un proceso que ganó Alejandra Barrales, Chertorivski se desempeñó como director de Diconsa durante el sexenio de Felipe Calderón y fue comisionado nacional del Seguro Popular y secretario de Salud federal. En el gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera se desempeñó como secretario de Desarrollo Económico.

Economista egresado del ITAM, Chertorivski es el impulsor de una de las propuestas más importantes de Anaya: el ingreso básico universal, que significaría la entrega mensual de 1,477 pesos para los mexicanos de escasos recursos. Esta propuesta la impulsó desde su cargo en la Ciudad de México y tienen un libro publicado al respecto en el que explica las bondades de esta política.

Chertorivski ha sido una pieza clave en la propuesta de gobierno de Anaya y su plan económico.

Patricia Mercado. Comparte este consejo con la panista Josefina Vázquez Mota y la ahora perredista Cecilia Soto. Pero ella ha sido la más visible y activa durante la campaña de Anaya.

Aspirante al Senado por el Frente, Mercado proviene del sindicalismo y el movimiento feminista, y participó en tres proyectos de partidos socialdemócratas: Democracia Social, México Posible y Alternativa Socialdemócrata y Campesina. Con este último partido contendió por la Presidencia en 2006, llevándose sorpresivamente alrededor de 3% de la votación.

Es economista y formó parte del gabinete de Mancera como secretaria del Trabajo primero y después como secretaria de Gobierno. Desde allí se sumó al proyecto aliancista del frente por el que hoy contiende al Senado.

Rafael Moreno Valle. El ex gobernardor de Puebla, quien le peleó a Anaya la precandidatura presidencial del PAN, terminó por ceder su capital político al proyecto del ex presidente nacional de su partido, pero a cambio logró para su esposa, Martha Erika Alonso, la candidatura del frente en Puebla.

Antes que panista, Moreno Valle militó en el PRI. En 1992 fue asesor de Manuel Bartlett –entonces también priista– en su campaña para la gubernatura del estado, que ganó. También fue asesor de Manuel Aguilera, cuando este fue senador y presidente del PRI en la Ciudad de México y trabajo después con el gobernador priista Melquiades Morales, entre otros cargos en la estructura priista. Rompió con el PRI durante la gubernatura de Mario Marín y en 2006 se convirtió en senador por el PAN.

Licenciado en economía y ciencias políticas por el Lycoming College de Estados Unidos, Moreno Valle llegó a la gubernatura de su estado en una de las primeras “concertacesiones” entre PAN y PRD, que impulsaron su candidatura junto con el Movimiento Ciudadano. De esta manera fue el primer gobernador de oposición en Puebla, al vencer al entonces candidato del PRI Javier López Zavala.

Mariana Gómez del Campo. Prima de la ex candidata independiente a la Presidencia, Margarita Zavala, la senadora panista pasó de la oposición a Anaya en la disputa interna del PAN por la candidatura a formar parte del equipo de campaña del ex presidente nacional del PAN, dejando de lado las lealtades familiares.

A punto de cumplir 40 años, Gómez del Campo comenzó muy joven en la política como secretaria de Acción Juvenil del PAN en la delegación Álvaro Obregón. Varios brincos después, se convirtió en la primera mujer en dirigir su partido en la capital del país y colaboró en la campaña de Felipe Calderón a la Presidencia como coordinadora de “Jóvenes por México”.

Ha sido tres veces diputada local en la Ciudad de México por la vía plurinominal, diputada federal suplente y senadora también por el principio de representación representación proporcional. Esto significa que nunca ha ganado una elección por el voto ciudadano. En esta elección contiende por su propia curul en la Cámara de Diputados, como candidata como candidata por el distrito 10 de la delegación Miguel Hidalgo.

Jesús Ortega. De larga trayectoria política, Jesús Ortega se inició muy joven en la política, en los años sestenta, bajo el ala de un controversial político: Rafael Aguilar Talamantes, entonces líder del Partido Socialista de los Trabajadores, al que también pertenecía Graco Ramírez, el gobernador de Morelos.

Rompió con Talamantes y su partido en 1987 y pasó a las filas del Partido Mexicano Socialista, con Heberto Castillo, Gilberto Rincón Gallardo y Pablo Gómez. Desde allí, fue parte de la izquierda que puso todo su capital político en la fundación del PRD, luego de la cuestionada elección presidencial de 1988 que hizo presidente a Carlos Salinas.

Desde entonces, transitó por diversos cargos en la estructura del PRD hasta convertirse en su presidente nacional en al menos tres ocasiones. Antes fue secretario general cuando Andrés Manuel López Obrador ocupó la presidencia nacional de ese partido, en uno de los periodos de mayor crecimiento electoral del perredismo.

Junto con Jesús Zambrano fundó la corriente Nueva Izquierda en el PRD, mejor conocida como los “Chuchos”, que desde los años 90 ganó posiciones y poder dentro de la estructura de ese partido. Ha sido además diputado y senador y uno de los más férreos críticos de López Obrador.

Como líder de la corriente más influyente en ese partido, junto con Jesús Zambrano, llevó al perredismo al Pacto por México, al que convocó el gobierno de Erinque Peña Nieto como antecedente de sus reformas estructurales.

Desde el principio de las negociaciones con el PAN, fue uno de los convencidos desde el principio de la alianza que formaron para contender ahora por la Presidencia.

Jesús Zambrano. A diferencia de Jesús Ortega, Zambrano proviene de la izquierda guerrillera que fundó la Liga 23 de Septiembre. De la cárcel por sus actividades guerrilleras, pasó a las filas del Partido Patriótico Revolucionario (PPR), y posteriormente se incorporó al Partido Mexicano Socialista (PMS). Desde sus filas, fue miembro fundador del PRD y por este partido ha sido diputado, delegado en Gustavo A. Madero durante el primer gobierno perredista en la Ciudad de México con Cuauhtémoc Cárdenas, y dos veces candidato al gobierno de Sonora.

Durante la administración de Andrés Manuel López Obrador en el DF, se desempeñó como subsecretario de Gobierno. Contendió por la presidencia del PRD en la Ciudad de México y perdió frente Alejandra Barrales, entonces respaldada por el grupo de Marcelo Ebrard. Pero en 2011 llegó a la presidencia nacional de partido, en el relevo de Jesús Ortega. Es bajo su dirección que el PRD entra en la peor debacle de su historia.

Después de las elecciones presidenciales de 2012, como presidente nacional del PRD, coordinó a su partido para unirse al llamado Pacto por México. Ese mismo año, López Obrador renunció a su partido para formar Morena y en 2014 le siguió Cuauhtémoc Cárdenas, “líder moral” y fundador del partido.

El PRD quedó prácticamente en las manos de Zambrano y Ortega y su corriente Nueva Izquierda, que impulsó la alianza con el PAN que ahora los lleva a contender en coalición.

Agustín Basave: Originario de Monterrey, Nuevo León, licenciado en sistemas de computación por el Tec de Monterrey, maestro en administración de políticas públicas por la Universidad de Purdue en Estados Unidos y doctor en ciencia política por la Universidad de Oxford, Inglaterra, desde 1991 Basave ha combinado la academia con la política.

Fue diputado federal por el PRI y consejero del candidato a la presidencia, Luis Donaldo Colosio. Cuando este fue asesinado, junto con otros políticos y académicos como Jorge Castañeda, formó el Grupo San Ángel.

En 1997 Basave formó parte del Movimiento Renacentista y fue dirigente de la Corriente Renovadora del PRI. En el gobierno de Vicente Fox fue embajador de México en Irlanda entre 2001 y 2004.

Después se alejó de la vida política y se concentró en la academia, hasta 2014 que comenzó sus acercamientos con el PRD, afiliándose a este partido un año después para contender por la presidencia nacional que ganó en medio de una de las peores crisis de ese partido.

Sigue nuestra cobertura de las elecciones 2018.

También podría interesarte:

Comentarios