Elecciones 2018

Ramo 23: Cómo el gobierno favorece algunos estados durante elecciones

Un estudio de la organización México Evalúa demuestra que los estados bastiones del partido en el poder son favorecidos con recursos del Ramo 23, especialmente en años previos a elecciones. Esto demuestra que una gran cantidad del dinero de este Ramo es otorgada con intereses políticos.

28-02-2018, 8:32:34 AM
dinero para partidos, intereses políticos

La simpatía partidista del gobierno federal en turno le ha costado al erario 374,922 millones de pesos en las últimas dos administraciones, recursos que ha destinado mediante tres programas del Ramo 23 del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), los cuales no cuentan con reglas de operación.

En la administración actual, el gasto de estos tres programas de subsidios: el Fondo para el Fortalecimiento Financiero (Fortafin), Programas Regionales, y Contingencias Económicas ha sido de 318,000 mdp, pese a que el Congreso de la Unión aprobó solo 22,000 mdp, de acuerdo con el estudio “Arquitectura del Ramo 23”, elaborado por la organización México Evalúa.

Leer Los impuestos que pagas, pero nunca sabrás para qué se usan 

En particular, los programas mencionados, no obedecen a un objetivo de política pública, no están orientados a la obtención de resultados y son susceptibles de usarse políticamente.

Los 318,000 mdp equivalen al 30% del incremento en la recaudación tributaria entre 2014 y 2017, que incluye el alza de impuestos de ISR, IVA y gasolinas.

Por medio del Ramo 23 también llamado ‘Provisiones salariales y económicas’, la Secretaría de Hacienda realiza adecuaciones por motivos de control presupuestario, como cuando hay excedentes de ingresos. El problema es que este Ramo no está regulado por alguna ley.

“El Ramo 23 tiene un rol muy importante en el control presupuestal. La toma de decisión de cuánto se gasta está en la Secretaría de Hacienda y cuando el Congreso lo aprueba no sabe en qué se va a gastar ni le interesa saber”, dijo Mariana Campos, coordinadora del área de presupuesto y rendición de cuentas en México Evalúa, durante la presentación del estudio.

Los beneficiados del Ramo 23

El Estado de México, Nuevo León, Veracruz, Durango, Chihuahua, Chiapas, Jalisco y Sonora, han sido los principales favorecidos por estos recursos, principalmente en años previos a la elección presidencial y años regulares sin elección federal.

Ramo 23, intereses políticos

Ramo 23, intereses políticos

Estado de México

El caso más representativo es el del Estado de México, bastión priista. En el 2011, cuando el gobierno federal era del PAN y la entidad era gobernada por el PRI, recibió recursos por los tres programas mencionados por 567 millones de pesos, en un año en el que se eligió a un nuevo gobernador, también del PRI.

Pero para el 2013, ya en el primer año del gobierno federal de Enrique Peña Nieto, los recursos enviados a la entidad aumentaron en 1,365% y recibió 8,306 mdp, mientras que el promedio nacional fue de 174 mdp.

“Incluso, el recorte general que tuvo el gasto de estos programas en 2017 no le afectó a esta entidad federativa, recibió 4.7 veces más recursos que el promedio nacional o una séptima parte del total asignado ese año”, dice el estudio.

En el periodo de la nueva administración federal priista (2013-2017) los recursos transferidos al Estado de México suman 41,639 mdp, frente a  9,952 mdp del promedio nacional.

Veracruz

En Veracruz, cuando el PAN se encontraba en la presidencia, y el estado era gobernado por el PRI, la entidad no recibió recursos de los tres programas. Sin embargo, cuando el PRI volvió a la presidencia en 2013, Hacienda comenzó a canalizar recursos a esa entidad.

Mientas que en el 2010 Veracruz no vio un centavo de los recursos mencionados, en 2013 recibió 569 mdp frente al promedio nacional de 1,311 mdp; para el 2015 recibió 4,129 mdp comparado con 2,502 del promedio nacional.

Chihuahua

El caso de Chihuahua, cobró relevancia nacional a inicios del 2018 por los desencuentros del gobernador Javier Corral, con Hacienda por el Fortafin.

Corral, acusó a Hacienda de no entregarle a su estado recursos federales por 700 mdp que le correspondían en diciembre del 2016. El panista argumentó que esto se debía a las investigaciones sobre corrupción que su gobierno realiza a funcionarios priistas.

El estudio indica que, “con sus propias particularidades”  Chihuahua es un estado que ha recibido montos menores al promedio nacional en todos los años del periodo analizado. Mientras el gobierno federal era panista y el estado estaba a cargo de un gobernador priista, la elección estatal de 2010 no recibió un monto mayor de recursos.

No obstante, cuando el PRI recuperó el gobierno federal, Hacienda comenzó a transferir mayores recursos a través de los programas sin reglas de operación del Ramo 23, aunque el estado permaneció por debajo del promedio nacional.

En el 2013 Chihuahua recibió 799 mdp, para el 2016 la transferencia fue de 1,573 millones de pesos, pero, para el 2017, la cifra bajó a 70 mdp.

El papel de Hacienda

De acuerdo con Campos, la Secretaría de Hacienda es juez y parte en la repartición de los recursos del Ramo 23, especialmente en los programas sin reglas de operación.

“Cuando se trata de lo que ella controla ella misma se pregunta si es conveniente (modificar el presupuesto) para alcanzar mejor los objetivos de gasto, ahí hay claramente un área de riesgo (…) No existe un contrapeso”, dijo la especialista, quien recomendó regular la actuación de Hacienda.

La organización también llamó a regular el Ramo 23 con las mejores prácticas de gobernanza y claridad sobre los fines de estos recursos, detallando funciones, fondos, medidas de transparencia, rendición de cuentas, monitoreo y evaluación.

Comentarios