AMLO

AMLO y Anaya proponen reducir el IVA en la frontera: mala idea

Dos de los candidatos proponen reducir el IVA en la frontera norte del país. Sin embargo, de acuerdo con especialistas en temas fiscales, la reducción del IVA en la frontera reduciría la recaudación de impuestos y fomentaría las prácticas de elusión y evasión fiscal.

09-04-2018, 7:55:30 AM
iva en la frontera

Nota del Editor: En Alto Nivel evaluamos las propuestas de los candidatos a la Presidencia de México con miras a determinar cuáles son las mejores ideas que puedan convertirse en políticas públicas. Este análisis se hará con las principales propuestas de TODOS los candidatos y los calificaremos como Buena idea, Mala idea o Idea insuficiente, de acuerdo a la evaluación de expertos en la materia.

Reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera norte del país se ha convertido en una de las promesas de dos de los candidatos a la presidencia de México, quienes ahora pelean por la autoría de esta idea.

No obstante, especialistas en temas fiscales coinciden en que esto no solo reduciría la recaudación de impuestos, sino que fomentaría una vez más, las prácticas de elusión y evasión fiscal.

Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición ‘Por México al Frente’ del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, así como Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, compuesta por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), han dicho que, en caso de triunfo bajarán el IVA en las zonas fronterizas.

El candidato del Frente, publicó el 30 de marzo un video en el que propone bajar el IVA en la frontera del 16 a 8%.

“Cuando yo sea presidente, con el Frente vamos a bajar el IVA a la mitad aquí en la franja fronteriza (…) Cuando el PRI subió el IVA en la frontera, yo me opuse y voté en contra”, dice en el video.

Con la reforma fiscal que entró en vigor en el 2014, el IVA se homologó de 11 a 16%. La tasa diferenciada se debía al contexto de consumo que tienen las zonas fronterizas, en las que sus habitantes pueden trasladarse al país vecino para comprar mercancías, así como para hacer atractivos los bienes que se venden en México para los extranjeros.

Lo anterior tiene su origen en 1995, cuando se incrementó el IVA de 10 a 15%. Sin embargo, algunos contribuyentes aprovecharon una tasa más baja para construir esquemas de evasión y elusión fiscal.

“Vendían dentro de territorio nacional sus productos y los facturaban en la zona fronteriza, con esto los vendían más baratos porque tenían un IVA inferior, esto además creó competencia desleal”, comentó el fiscalista Herbert Bettinger, socio director de Bettinger Asesores.

Esta práctica también afectó en todo el país el proceso de devolución de los saldos a favor del IVA, por lo que la forma que se encontró para revertirlas fue generalizar el impuesto.

“Cuando ellos compraban los productos en la parte centro del país para venderlos en la zona fronteriza con un IVA disminuido, traía como consecuencia un impuesto acreditable y eso también produjo grandes efectos negativos para la devolución de ese impuesto, que llevó a la creación de procedimientos de fraude fiscal”, dijo Bettinger.

Por otro lado, la generalización del IVA ayudó a aumentar la recaudación tributaria, en un escenario en el que los ingresos provenientes de la actividad petrolera empezaron a hundirse tras la caída en los precios y la producción de petróleo.

En el 2013 el gobierno federal recaudó 556,794 millones de pesos (mdp) por IVA, para 2014 la recaudación creció en 10.8% real a 667,085 mdp, para el cierre de 2017 la cifra fue de 816,039 mdp, de acuerdo con cifras de Hacienda.

“El IVA será de 8% (…) Qué bueno que ya nos están copiando. Especialmente en las ciudades fronterizas de México se aplicará la misma tasa impositiva que en el lado estadounidense, es decir, en California cobran 8.5% de IVA, en Arizona, 8.2; en Nuevo México, 7.5, y aquí, en la frontera con Texas, 8.2%”, dijo López Obrador en su discurso de inicio de campaña.

Entre algunos argumentos que se han dado desde 2014 para recortar una vez más el IVA, es que países como Estados Unidos tiene diferente tasas de impuestos en cada uno de sus estados con el impuesto a las ventas (sales tax).

“No sé a quién adjudicarle la paternidad de esta idea, pero ninguno te dice el costo o de dónde saldrían los recursos. Es hacerle un hueco a un sistema fiscal que ya tiene muchos agujeros, y además el IVA y el sales tax no es lo mismo”, comentó Hector Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El sales tax puede ir desde 6.875 a 10.02%, dependiendo del estado que se trate, de acuerdo con Tax Foundation. Pero dado que el IVA es un impuesto federal, no tiene que aplicarse de manera diferenciada, de acuerdo con Villarreal.

“Consideramos que lo idóneo es tener un esquema fiscal con una base gravable amplia, con pocas excepciones y que permita tasas bajas. Un sistema con pocos gastos fiscales, es decir, pocos incentivos o estímulos fiscales”, comentó Liliana Alvarado, directora del área de Desarrollo Económico y Social de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas. Agregó que, actualmente los gastos fiscales equivalen a 4% del Producto Interno Bruto (PIB)

En el 2012 y el 2013 se dejaron de percibir 14,745 mdp y 15,927 mdp, respectivamente, debido a la tasa del 11% de IVA, de acuerdo con el Presupuesto de Gastos Fiscales de esos años.

“Independientemente de quién sea el candidato que lo proponga, nos parece que, dado el contexto mexicano no sería deseable”, comentó Alvarado.

Para Alvarado, contextualizar esta idea con las otras propuestas que han hecho Anaya y López Obrador, no resulta compatible. Esto porque ideas como el ingreso universal y otras, requiere de un alto gasto, pero si por otro lado, reducen la recaudación, no tendrán recursos para implementarlas.

Por lo que los especialistas coincidieron que la propuesta es una mala idea, sin embargo, indicaron que, en tiempos electorales resulta atractiva ya que a nadie le gusta pagar impuestos.

Consulta nuestra cobertura de elecciones 2018.

Comentarios