José Antonio Meade

Perfil: ¿Quién es José Antonio Meade Kuribreña?

José Antonio Meade Kuribreña es el no militante del PRI que busca mantener al partido oficial en el poder. Se le considera un negociador efectivo, que ha podido desempeñarse en dos gobiernos de distinto perfil político, pero no ha despegado del tercer lugar en las encuestas.

18-04-2018, 2:03:26 PM
Meade, José Antonio Meade

Nota del Editor: De cara al primer debate, publicaremos los perfiles de todos los candidatos a la presidencia. Puedes consultar el resto en nuestra sección de Elecciones 2018.

Economista y con estudios en derecho, José Antonio Meade Kuribreña es el aspirante a la presidencia mexicana con más experiencia en la administración pública federal.

Sin ser militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca que ese instituto político se mantenga en el Ejecutivo mexicano, a pesar de los diversos escándalos de corrupción y opacidad que han caracterizado al actual sexenio.

Su origen

Nació en 1969 en una familia de clase media alta, en la que destacan el origen irlandés de su tatarabuelo, y la filiación priista de su padre, Dionisio Alfredo Meade y García de León.

El candidato del PRI al Ejecutivo federal mexicano tiene tres hermanos, uno de ellos, Lorenzo, también ha trabajado en la administración pública federal.

La carrera política de José Antonio Meade Kuribreña inició en los albores de los años noventa. Su primer puesto gubernamental fue en la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, donde se desempeñó como analista de planeación.

Tras concluir sus estudios de doctorado en Economía, en la Universidad de Yale, pasó a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), donde ocupó el cargo de director de planeación financiera. Más adelante fue secretario adjunto en el polémico Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (Ipab).

En el año 2000 llegó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, específicamente a la dirección general de banca y ahorro de esa dependencia, aunque en ese puesto solo estuvo dos años, pues en 2002 fue nombrado director de Banrural por el entonces presidente Vicente Fox.

Meade fue el encargado de transformar a esa institución en la actual Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

Lee: El equipo con el que Meade busca remontar y ganar la Presidencia

Sus triunfos

En su biografía destaca el haber ocupado –en cinco ocasiones- la titularidad de cuatro secretarías de Estado, en dos administraciones distintas: la del panista Felipe Calderón, y la del actual mandatario, el priista Enrique Peña Nieto. Con el primero fue secretario de Energía y secretario de Hacienda.

En esta administración ha sido titular de Relaciones Exteriores (2012-2015), de Desarrollo Social (2015-2016), y nuevamente secretario de Hacienda y Crédito Público (2016-2017). Justo por haber trabajado con dos presidentes de filiación política opuesta se le considera un avezado negociador.

Sus crisis

El año pasado, el colectivo Mexicanos contra la Corrupción y el portal Animal Político publicaron una investigación periodística que reveló diversas irregularidades en los contratos otorgados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El reportaje, conocido como La estafa maestra, mostró que la Auditoría Superior de la Federación investigaba a once dependencias gubernamentales por el presunto desvío de más de 3,400 millones de pesos.

En ese tenor, a finales de 2017, la Procuraduría General de la República (PGR) recibió de la Auditoría Superior tres denuncias por irregularidades encontradas en Sedesol, estas se habrían llevado a cabo tanto en el periodo de Meade Kuribreña, como en el de su antecesora en el cargo, Rosario Robles.

Al respecto, José Antonio Meade respondió que las pesquisas de la Auditoría Superior de la Federación no pueden “considerarse como una investigación de la cual se deriven pruebas contundentes que permitan arribar a conclusiones categóricas como la de señalar la existencia de desvíos de recursos”.

Sus fracasos

Los deficientes resultados en el combate a la pobreza en la actual administración forman parte de la hoja de vida del candidato del PRI a la presidencia mexicana. Si bien solo se desempeñó un año como titular de la Secretaría de Desarrollo Social, en ese lapso Meade no logró que cambiara la situación general de millones de personas que sufren importantes carencias.

Ya como candidato, se destacan los errores cometidos por su equipo de comunicación: A principios de 2018, Eduardo del Río, vocero de Meade Kuribreña, aseguró que este demandaría a los periodistas de Animal Político, por los señalamientos hechos en el reportaje de La estafa maestra.

Según el portavoz del aspirante presidencial, lo publicado constituía una injuria, factible de dirimirse en tribunales.

Esa actitud poco tolerante con la crítica periodística propició la implementación de diversos cambios en el equipo del candidato. De entrada no se promovió ninguna demanda, además de que las declaraciones previas de Eduardo del Río fueron suavizadas por el otrora panista Javier Lozano, quien se había incorporado a la vocería de la campaña de Meade justo para atajar esta crisis.

Principales propuestas

Son siete los ejes fundamentales de las propuestas de José Antonio Meade: La prioridad serán las mujeres; Educación de excelencia para tus hijos; Educación, trabajo o negocio propio para todos los jóvenes; Hospitales públicos al cien para tu familia; Ningún bebé nacerá en pobreza extrema; Combate a la inseguridad con un enfoque integral, y Avanzar contigo.

En su página de internet apunta que las mujeres necesitan tener “igualdad de oportunidades y un entorno libre de violencia y discriminación”. Asegura que de llegar a la presidencia eliminará “cualquier obstáculo que les impida alcanzar su pleno desarrollo personal y profesional”.

En el tema de la educación Meade quiere pasar de 25,000 a 100,000 escuelas de tiempo completo, reconocer el esfuerzo de los buenos maestros, e impulsar el arte y la cultura. “Sin lugar a dudas, la educación es la herramienta para cambiar a México”, apunta.

En el eje de la salud, el candidato reconoce que “el gobierno tiene la responsabilidad” de que todos los mexicanos puedan ejercer este derecho humano. El acceso a los servicios sanitarios “es un importante igualador social, pues conservar la salud es esencial para realizar todas nuestras actividades y proyectos”.

Para los jóvenes propone cobertura universal de preparatoria, mayor número de becas, créditos accesibles, y más y mejores fuentes de trabajo. A su vez, en el combate a la pobreza plantea “alinear la política social federal y local para priorizar la atención de la primera infancia”.

De igual forma, de ganar las elecciones Meade promete poner “especial atención y esfuerzo para lograr que todas las familias, y en especial las que viven en condición de pobreza, alcancen un piso mínimo de oportunidades y calidad de vida”.

En el área de la seguridad pública, asegura que trabajará para que esta sea “una realidad cotidiana y palpable”. Agrega que se atenderán “las causas sociales de la delincuencia como las desigualdades en acceso a la alimentación, educación, salud, recreación y empleo dignos”.

También podría interesarte:

Comentarios