Elecciones 2018

¿Qué son y cómo se eligen los diputados y senadores plurinominales?

Conoce las funciones de los diputados y senadores plurinominales y la forma en la que son asignados a cada uno de los partidos.

29-06-2018, 9:16:33 AM
plurinominales

La Cámara de Diputados en México está integrada por 500 legisladores, de estos 300 son elegidos de manera directa, en igual número de distritos en los que se divide el país, mientras que los otros 200 plurinominales que llegan al recinto legislativo de acuerdo con el porcentaje de votación que hayan obtenido sus partidos políticos.

Lo mismo ocurre con 32 senadores de los 128 que integran la Cámara alta. A continuación te explicamos cuál es la función de estos legisladores, y la forma en la que son elegidos.

1. Representan a las minorías

La función principal de los plurinominales es representar a los ciudadanos que votan por partidos distintos a los que obtienen mayoría, con el fin de que exista pluralidad en el Congreso. De esta forma se asegura que el mayor número de tendencias políticas tengan voz en la Cámara baja.

El origen de estos diputados data de 1977, en el sexenio del presidente José López Portillo. Este, junto con su secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, llevó a cabo una reforma política con la que se reconocieron, jurídicamente hablando, los partidos de oposición al entonces hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), lo que incluyó al Partido Comunista que hasta esa fecha estaba proscrito.

2. Su trabajo es el mismo

Si bien los plurinominales, también llamados de representación proporcional, llegan a la Cámara de manera distinta a sus pares de mayoría relativa, el trabajo que deben desempeñar en el legislativo es el mismo para todos.

Tanto los 300 diputados que son electos de manera directa por los ciudadanos, así como los que se asignan dependiendo de la votación de cada partido, están facultados para presentar toda clase de iniciativas de ley. De hecho, no hay ninguna diferencia en cuanto al sueldo que reciben, el cual se le denomina “dieta”.

Aunque no representen a un distrito en específico, los diputados plurinominales sí representan a los ciudadanos que votaron en los estados que integran cada una de las cinco circunscripciones que hay en el país.

plurinominales

3. Se asignan según los votos de cada partido

El número de diputados plurinominales que le corresponden a cada partido político se asigna de acuerdo con los votos obtenidos en cada una de las cinco circunscripciones que hay en el país.

Cada partido político debe registrar una lista de 40 diputados plurinominales en cada una de las cinco circunscripciones. El orden de la lista de estos candidatos es importante, pues los primeros lugares son los que tienen más posibilidades de llegar a la Cámara.

Los requisitos que los institutos políticos deben cumplir para registrar sus listas se encuentran señalados en el artículo 54 de la Constitución, destacándose la obligación de los partidos de contar con al menos 200 candidatos a diputados de mayoría relativa. Es decir, si un partido no contiende en 200 distritos, no tiene derecho a inscribir diputados plurinominales.

4. Votación por circunscripción y nacional

El Instituto Nacional Electoral (INE) es el encargado de asignar a los diputados plurinominales, de acuerdo con dos criterios:

  • Los partidos políticos que alcancen el 3% del total de la votación válida (no cuentan los votos nulos) en cada circunscripción tienen derecho a que se les atribuyan diputados plurinominales.
  • Los partidos políticos también obtienen diputados plurinominales dependiendo de la votación nacional válida que hayan obtenido.

Así mismo, para evitar la sobrerrepresentación de una sola fuerza política en la Cámara baja, la Constitución establece que ningún partido político podrá tener más de 300 diputados en total, tanto de mayoría relativa como plurinominales.

5. Porcentajes y equilibrios

Otro requisito constitucional es que ningún partido político puede tener un número total de diputados que exceda en 8 puntos al porcentaje que haya obtenido en la votación nacional.

Por ejemplo, si el partido X obtiene el 30% de la votación nacional, el total de sus diputados no puede ser superior al 38% de los legisladores de esa Cámara. Esto sirve para que el peso de cada fuerza política dependa del éxito conseguido en los comicios.

6. Senadores plurinominales

De los 128 integrantes de la Cámara de Senadores, 64 son electos con el voto directo de los ciudadanos en cada una de las 32 entidades del país. Para ello, los partidos deben presentar fórmulas de dos candidatos por estado. En este caso, las fórmulas que obtienen más votos son las que llegan a la Cámara alta.

Otros 32 escaños en el Senado están destinados a la primera minoría resultante de la elección. Es decir, el partido que obtiene el segundo lugar en cada entidad tiene derecho a un senador. En este caso se elije al candidato que encabeza la fórmula.

Por ejemplo, si en un estado gana la fórmula del partido A, sus dos candidatos llegan a la Cámara de Senadores como legisladores de mayoría relativa; el partido B, que obtiene el segundo lugar, tendrá solo un senador y no dos de los propuestos en su fórmula.

En seguida vienen los 32 senadores plurinominales que se eligen también de acuerdo con la votación obtenida por cada partido, pero a diferencia de los diputados, para el Senado cada instituto político solo presenta una lista y no cinco, pues para el Senado el país solo tiene una circunscripción.

El método con el que se eligen estos senadores es el de cocientes, que consiste en dividir la votación efectiva entre 32, y luego el resultado dividirlo entre la votación de cada partido.

Por ejemplo, si la votación total del país es de 100, a ese número se le restan los votos nulos, los votos de candidatos no registrados, y los votos de los partidos que no obtuvieron al menos el 3% de los sufragios. El resultado es la votación efectiva.

En este ejercicio hipotético, supongamos que esta última es de 96 votos, ese número se divide entre 32, el resultado es 3, es decir el cociente. Este número es el que se divide entre la votación de cada partido.

Si el partido A obtuvo 51 votos de los 96 válidos, obtendría 17 senadores. Si el partido B obtiene 30 votos le tocarían 10 senadores, mientras que al partido C, que en esta hipótesis tendría 15 votos, le tocarían 5 senadores.

Ciertamente todos estos lineamientos que deben aplicarse para la designación de diputados y senadores plurinominales complican al sistema electoral mexicano. Sin embargo, no hay que olvidar que en nuestro país todas las reglas electorales se han hecho para evitar la hegemonía de un solo partido, pues ninguna democracia puede ser gobernada por una sola fuerza política durante poco más de setenta años, tal y como ocurría en México hasta antes del año 2000.

Leer: Elecciones 2018: qué cargos se eligen el 1 de julio

También podría interesarte:

Comentarios