Candidatos

La imagen de los candidatos en redes, ¿quién tiene más poder?

Las elecciones no se ganan en redes sociales, pero su influencia en el voto puede ser determinante. Cada uno de los candidatos tiene aciertos y fallas en su proyección de imagen en redes sociales y nuestro columnista David Navarro lo analiza.

12-03-2018, 9:45:11 AM
imagen

Está claro que las elecciones no se ganan en redes sociales, pero los candidatos no pueden negar su influencia significativa en el voto y en la imagen de un político.

En cuestión de imagen política no ganan los mejores, sino aquellos que saben vender mejor sus ideas, aprovechan las oportunidades y, por supuesto, toman ventaja de las equivocaciones de sus adversarios.

A continuación presento un análisis de la proyección de imagen en redes sociales de los candidatos a la presidencia de la República Mexicana en 2018.

Si bien, en la actualidad existen muchas redes sociales, me enfocaré en las 3 principales: Facebook, Twitter y YouTube (que no es considerada en sí una red social, pero su influencia en internet es muy fuerte).

¿Cuál es la importancia de cada una de estas redes sociales?

Facebook es la red social de mayor influencia actualmente. Sus usuarios consumen contenidos más emocionales y personales. Los contenidos en video se han convertido en los más poderosos.

Twitter es la red social informativa por excelencia. Su inmediatez sigue siendo su mayor poder. Sus usuarios consumen contenidos informativos y noticiosos.

YouTube, como dije, no es considerada una red social, sino una plataforma de contenidos audiovisuales, sin embargo observar qué tanto se habla de ellos, positiva o negativamente en esta plataforma, es importante.

¿Qué tan bien están manejando la proyección de su imagen en redes sociales los candidatos?

La imagen de Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

En su foto de perfil se le nota sonriente y sus estrategas han cuidado sea la misma fotografía en cada red social (Facebook, Twitter y YouTube), lo cual genera un poder de recordación mayor.

Su imagen en Facebook

Cuenta con 2.6 millones de fans, el mayor número frente a sus oponentes.

  • De cada 10 publicaciones 8 son videos, esto le ayuda a generar mayor cercanía, ya que son mensajes directos a sus fans exponiendo su opinión de manera cercana y auténtica, dando la sensación de entablar un diálogo. Dice lo que piensa y aprovecha cada ocasión para darle la vuelta a los ataques de sus adversarios.
  • Sus videos no son editados, cuestión que los demás sí hacen. Aunque a veces sus videos son aburridos por la forma tan lenta en que habla.
  • Cuando se dirige a sus fans graba más videos al aire libre y con paisajes rurales, detalle que le ayuda lo perciban como un hombre sencillo y de trabajo.
  • En sus fotografías de mítines se observan grandes audiencias, detalle que logra la percepción de que mucha gente lo apoya.
  • Incorpora mensajes emocionales y muy personales como cantarle las mañanitas a su esposa.

Su imagen en Twitter

Cuenta con 3.6 millones de seguidores.

  • Tuitea generalmente dos veces por día.
  • Los mensajes de texto los utiliza para dar respuesta directa a los comentarios o ataques de personalidades públicas y periodistas. Se nota que es él quien escribe, y si no es así, eso parece.
  • Aquí no usa los videos como lo hace en Facebook, que le sirven para entablar diálogo, pero sí comparte los videos de sus mítines con multitudes.
  • Incorpora mensajes emocionales y personales, como comer en una fonda típica o grabar un video cuando le cortan el cabello y compartir anécdotas personales a sus seguidores. No edita los videos.

Su presencia en YouTube

Su canal cuenta con 74 mil suscriptores. Una diferencia enorme con sus oponentes.

  • A diferencia de los demás candidatos publicó en diciembre de 2017 su documental “Esto soy”, una gran estrategia para darse a conocer desde una manera más humana a los electores más jóvenes, quienes consumen mayor contenido de video.
  • Varios “youtubers” en sus canales de análisis político lo mencionan constantemente y generalmente lo que se habla de él en esta plataforma es más a su favor que en su contra.

Personalidad proyectada

  • A diferencia de años atrás, ahora se le nota sereno y pacífico. Sonríe calmado, incluso cuando se defiende de los ataques de sus adversarios.
  • Se nota que su equipo de redes sociales cuida que los mensajes publicados en texto tengan el mismo estilo de comunicación como si lo dijera él mismo. Lo cual es un acierto y no es fácil de lograr.

Apariencia y vestimenta

  • La mayoría de las veces aparece con camisa blanca de manga larga. Esto es un acierto, pues el color blanco comunica transparencia y honestidad, asociación positiva para su mensaje “anticorrupción” y “La esperanza de México”.
  • Siempre aparece rasurado. Fue un acierto no teñir su cabello. Sus canas le ayudan a reflejar su experiencia política, una de sus mayores fortalezas.
  • No usa saco, ni corbata; elementos que son congruentes para comunicar apertura y cercanía.
  • En zonas cálidas usa guayabera blanca de manga larga.
  • Su vestimenta es congruente con su mensaje político. No desea ser asociado con la opulencia ni la elegancia, de hecho, representa lo contrario.

Comunicación verbal

  • Su comunicación verbal sigue siendo deficiente, habla lento, con un tono plano y se les escapan muchas muletillas (sobretodo en videos donde aparece él solo). Es urgente mejore su expresión verbal para hacerla más fluida. Le será de gran ayuda en los debates para ganar el voto de los indecisos.

También puedes leer: Los tres círculos de AMLO para llegar a la Presidencia

La imagen de Ricardo Anaya

En las 3 redes sociales usa la misma foto, lo cual es un acierto. Sin embargo, en su foto de perfil se le nota una sonrisa poco auténtica, de labios apretados. Como si le diera pena le hayan tomado esa foto. Debería cambiarla por una que lo proyecte como una persona más confiable y que observe hacia el lado derecho, que comunicaría que ve hacia el futuro, o bien, una foto viendo de frente.

Su imagen en Facebook

Cuenta con 1 millón de fans.

  • De cada 10 publicaciones 9 son fotos y tan sólo 1 video.
  • El compartir más fotos que videos le resta impacto, pues las publicaciones en videos generan mayor interacción.
  • En la mayoría de sus fotos de mítines aparece con una hoja en la mano, comunicando que necesita ver sus apuntes en sus discursos. Este detalle le resta fuerza, pues un orador profesional no usa notas.
  • En algunas fotos, principalmente de los lugares que visita, aparecen pocas personas, lo cual genera la percepción de menos seguidores.
  • Uno de sus aciertos es que comparte “selfies” o fotos tomadas por él mismo con jóvenes, lo cual le ayuda a acercarse a este grupo de votantes.
  • Los videos que comparte son editados, con mayor producción y música de fondo, sin embargo, lograría mayor interacción con videos más naturales y espontáneos.
  • Usa “hashtags” o etiquetas en sus publicaciones. Algunas muy largas. Las que más usa son #CambiemosLaHistoria, #JóvenesAlFrente, #ViveElCambio.
  • Incorpora mensajes emocionales y personales publicando fotos junto a su esposa e hijos, sin embargo, ha sido criticado por a veces exagerar en publicar estas hazañas.

Su imagen en Twitter

Cuenta con 482 mil seguidores, un número bajo para la cuenta de un aspirante a la presidencia.

  • Tuitea generalmente de tres a 4 veces por día.
  • Replica casi el mismo contenido que en Facebook, lo cual no es bueno, pues son redes sociales distintas para conectar con audiencias diferentes.
  • Publica documentos para desmentir los ataques de sus adversarios.
  • Su comunicación en esta red social es más auténtica que en Facebook.

Su presencia en YouTube

Su canal cuenta con poco menos de 8,500 suscriptores.

  • No cuenta con documentales o biografía.
  • Los “youtubers” de análisis político hablan de él pero no de manera positiva. Existe una gran oportunidad para Anaya de generar contenido que lo asocien de manera positiva hacia los jóvenes, uno de sus públicos meta identificados y que consumen mucho contenido en esta plataforma.

Personalidad proyectada

Comunica una personalidad que le cuesta mostrar entusiasmo, razón por la cual, a veces su lenguaje corporal pierde fuerza. Desde la manera en cómo alza las manos y sonríe. Al grabar videos, como el que dirigió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luce muy controlado y poco convincente.

Apariencia y vestimenta

  • Usa constantemente una camisa formal arremangada con pantalones azul marino de gabardina y botas casuales color café.
  • Uno de sus errores es usar camisas blancas de color intenso, que provocan se vea pálido. Le favorecerían más camisas azul cielo (y son apropiadas por los colores del PAN).
  • En otras ocasiones porta un chaleco negro o chamarra casual azul marino.
  • Al usar pantalones casuales comete el error de usarlos a la cadera, lo cual le acorta las piernas y luce menos alto.
  • Su corte de cabello es “rapado”, lo cual desvía acertadamente la atención de su incipiente calvicie y le ayuda a comunicar ser arriesgado e inventivo.
  • El usar lentes le da una imagen más intelectual. El que no tengan armazón es un acierto, pues le ayuda a proyectar confianza.
  • En sus apariciones formales no viste de traje sino saco azul marino, camisa blanca sin corbata y pantalón gris. Esto proyecta que se separa de la vestimenta tradicional e incorpora combinaciones diferentes.
  • Se equivoca en el uso de accesorios como su reloj, un apple watch, que aunque no es un reloj muy costoso, le puede propiciar ataques cuando hable de sus propuestas contra la pobreza.

Comunicación verbal

  • Se convertiría en un mejor orador sin discursos escritos que le hacen perder impacto al desear no equivocarse, como en el video que dirigió hacia el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, donde pudo brillar por la osadía pero perdió la oportunidad de impactar al carecer de convicción, fluidez y naturalidad en sus palabras. Se confía que ganará simpatizantes por hablar inglés y francés. Además en dicho video su movimiento de manos es casi nulo, debe mejorar su expresión corporal.
  • Su comunicación verbal es más convincente cuando habla en público. Tiene buen volumen de voz y su timbre es grave, detalle que debería de aprovechar para ganar más simpatizantes.

También puedes leer: Ricardo Anaya, el aspirante con un equipo sin rostro definido

La imagen de José Antonio Meade

En su foto de perfil (tanto en Facebook y Twitter) cometieron el error de photoshopear demasiado su imagen: sus dientes se ven muy blancos y su rostro se ve sin ninguna muestra de vitiligo, cuestiones que no lucen así en sus apariciones públicas. En su canal de Youtube muestra una foto de traje y corbata.

Su imagen en Facebook

Cuenta con 369 mil fans. Una cantidad muy baja en relación a sus oponentes.

  • De cada 10 publicaciones 7 son videos.
  • También anuncia sus eventos públicos con día y hora específicos. Cree que la gente verá sus transmisiones como si se tratara de un programa de televisión en vivo.
  • Realiza transmisiones en vivo de sus llamados #PuntosDeEncuentro, sin embargo, son monótonos y en casi todos hablan otras personas antes que él, lo cual es muy poco interactivo.
  • También publica videos producidos como si fueran para la televisión. Algunos de ellos son referentes a sus visitas a empresas, presentando conversaciones que no aportan mucho a su intercampaña.
  • Su equipo comete el error de publicar dos veces seguidas el mismo video. En otras ocasiones, un video repite el mismo contenido que ya se había visto en otros.
  • Antes usaba hashtags o etiquetas muy largas, poco prácticas para que los votantes busquen más contenido similar de él, por ejemplo: #LoMejorEstáPorVenir. Después dejó de usarlos.
  • Incorpora mensajes emocionales y personales al hacer su precampaña al lado de su esposa Juana, quien le ayuda a simpatizar con la gente gracias a su carisma.
  • Es urgente mejore su proyección de imagen en Facebook y presente contenidos que en verdad le interesen al votante y hable de sus ideas sin guardar respeto por el gobierno actual, de no hacerlo la gente lo asociará como “más de lo mismo” sin cambios sustanciales.

Su imagen en Twitter

Cuenta con 1.1 millón de seguidores.

  • Tuitea generalmente 5 veces al día.
  • Por cada 10 tuits 1 de ellos es en vivo.
  • Se comunica más y mejor por mensajes de texto. Parece más natural.
  • Es importante que los videos que le dan mayor fuerza, como aquellos que reflejan una de sus mayores fortalezas: su experiencia trabajando en gobiernos anteriores, también existan en Facebook. La serie de videos cortos “Conoce a José Antonio Meade” debería de tener mayor difusión, entre ellos: “Mi gestión en la Secretaría de Hacienda”, “Mi experiencia en SEDESOL”, “Mi experiencia en Secretaría de Energía”, etc.
  • Su proyección de imagen es muy diferente en Twitter, de hecho es mejor. No parece el mismo precandidato aquí que en Facebook. Es muy probable que dos personas distintas se encarguen de sendas redes sociales.
  • Mejorando su nivel de interacción actual y con propuestas que se alejen de la actual administración, en los próximos meses ganaría más seguidores.

Su presencia en YouTube

Su canal cuenta con 1,160 suscriptores. Una cifra muy mala para esta plataforma.

  • No cuenta con documentales o biografía acerca de su vasta experiencia política. Detalle que le ayudaría a que los jóvenes lo conozcan más.
  • A diferencia de los demás, transmite en vivo desde esta plataforma, sin embargo, con tan pocos suscriptores es un esfuerzo en vano.
  • Los “youtubers” de análisis político hablan sobre el poco impacto que genera su campaña. Debe generar más videos donde esto sea diferente.

Personalidad proyectada

Comunica una personalidad amable, abierta, tranquila y diplomática. Le falta proyectar osadía, liderazgo y convicción. Se percibe una buena persona pero un precandidato débil.

Apariencia y vestimenta

  • Tiene muchas fallas en su imagen personal.
  • No tiene definida una vestimenta para la proyección de su imagen.
  • Un día usa una camisa blanca formal arremangada y pantalón de vestir, otro día una guayabera azul turquesa (para usar el color de su alianza, pero que acentúa su vitiligo), otro día usa camisa de cuadros (que le agrega más volumen a su estómago), camisa azul cielo, chaleco rojo o café, traje de 2 piezas sin corbata y, varias veces sus pantalones le quedan grandes. Demasiados atuendos no ayuda a asociar su imagen, al contrario, la hace difusa.
  • Debido a su escaso cabello y a que deja volumen en la parte superior, cuando está al aire libre o suda se nota muy mal su peinado.
  • Es notorio su sobrepeso, podría parecer más dinámico si reduce su peso.
  • Es de reconocerle que tiene el valor de mostrar sus manos sin miedo a que lo critiquen por su vitiligo, sin embargo, en cuestión de imagen no le conviene exponer demasiado su enfermedad que, aunque no es contagiosa se le percibe enfermo y eso no es bueno para él.

Comunicación verbal

  • Tiene la habilidad de dar discursos con estructura, sin tener notas, pero pierde impacto por hablar en un solo tono, poco énfasis y hacer cierres de mensajes débiles.
  • Su estilo de comunicación es cordial y amable, pero su manera de hablar es monótona, le falta entusiasmo, fuerza y convicción.
  • No dice muchas muletillas, a diferencia de uno de sus adversarios.
  • Puede ganar impacto y sorprender si se decide a separar su campaña del actual gobierno que lo cobija con una imagen totalmente opuesta a lo que él desea comunicar.

También puedes leer: El rompecabezas que Meade debe armar para ser presidente

La imagen de Margarita Zavala

La exmilitante panista oficialmente solo es aspirante a la Presidencia en este momento, aunque es la independiente que mejor se encuentra posicionada en las encuestas, por eso la incluimos en este análisis.

En su foto de perfil (tanto en Facebook, Twitter y YouTube) sus estrategas han cuidado sea la misma fotografía en cada red social, lo cual genera un poder de recordación mayor. Es la única en aparecer con vestimenta formal, lo cual le ayuda a proyectar una imagen de liderazgo ante sus pares masculinos.

En su página web lleva un conteo actualizado de las firmas recolectadas.

Su imagen en Facebook

Cuenta con 591 mil fans.

  • De cada 10 publicaciones 6 son videos.
  • Sus videos son los que mejor producidos están, con edición de música y cortinillas de entrada y salida. En la parte final de cada uno la candidata despide con una gran actitud alzando su mano derecha y haciendo el gesto de firmar para apoyarla.
  • Sus videos principalmente tratan de sus recorridos por el país para la obtención de firmas, sin embargo, parecen más espacios publicitarios de cada estado que visita (lo cual es un gesto noble), pero muestra pocos momentos de sus mítines.
  • También acostumbra a sus fans notificarles previamente en dónde estará para que acudan en su apoyo y firmen en el FIRMATÓN.
  • Comparte cada semana su columna para el periódico El Universal (aunque principalmente habla de temas a favor de las mujeres).
  • Sus fotos la muestran en acción recolectando firmas e interactuando con sus seguidores, aunque regularmente se ve poca gente en los mítines.
  • Comparte imágenes de sus propuestas de campaña dirigidas hacia las mujeres. Lo cual a veces le genera comentarios de ser feminista.
  • Utiliza “hashtags” o etiquetas en sus publicaciones. Las que más usa son #EsLaHoraDeLasMujeres, #AutógrafosXMargarita (que usa cuando algún famoso le da su firma).
  • Comenta regularmente las felicitaciones que le hacen y se nota que su equipo responde como si lo hiciera ella, lo cual es un gran acierto.
  • Responde a veces las críticas y lo hace de manera diplomática.

Su imagen en Twitter

Cuenta con 1.3 millones de seguidores.

  • Tuitea generalmente 4 veces al día. Se nota que cuando tiene una buena jornada de precampaña aumenta la cantidad de tuis a 10 veces por día.
  • De cada 10 tuits 3 son videos, principalmente de sus recorridos por el país para la obtención de firmas.
  • A veces tuitea directamente a sus contrincantes.
  • Es la única de los candidatos que retuitea cuestiones de su gusto personal, por ejemplo: la nueva campaña de una marca de alimentos para bebé o el tuit de una mujer futbolista que expresa su orgullo de sobresalir en un deporte meramente masculino. Detalles que desvían su enfoque.
  • Maneja de manera efectiva esta red social y no duplica aquí lo que publica en facebook.

Su presencia en Youtube

Su canal cuenta con 5,021 suscriptores.

  • Tiene contenido propio que comparte en las otras 2 redes sociales.
  • Sin embargo, no cuenta con algún documental o serie de videos que muestren su preparación política (y que le ayudaría a disminuir el peso de su falta de experiencia en gobernar).
  • Varios “youtubers” de análisis político la critican por su falta de experiencia política, lo cual es una gran oportunidad de llenar ese vacío con contenido dirigido a los votantes jóvenes.
  • Al buscar videos con su nombre se encuentran principalmente entrevistas con periodistas (donde explica su renuncia al PAN) y algunos personajes famosos de la televisión la reciben en sus espacios.

Personalidad proyectada

  • Comunica una personalidad con convicción a su causa y entusiasmo. Convive con sus seguidores en cada mítin, se toma “selfies” con ellos y los abraza.
  • Proyecta un trato amable y cálido. A menudo se le ve sonreír, lo cual le ayuda a mostrar su carisma.

Apariencia y vestimenta

  • Ha mejorado su apariencia e imagen personal, en comparación con los años anteriores. Ya se maquilla y se nota el arreglo que cuida en su cabello. Sin embargo, se equivoca en ocasiones en usar aretes muy grandes y casuales con vestimenta formal.
  • No tiene una imagen de campaña definida, lo cual es un error. Un día usa una vestimenta de saco formal, otro de jeans y blusa meramente casuales, cuellos de tortuga, blusas de rayas, suéter y pantalón, vestidos y mascadas, chalecos, gabardinas, capas, etc.
  • Es importante defina su imagen con 3 atuendos esenciales: uno formal, uno semiformal y otro casual. Asimismo, mantenga una asociación sutil con los colores de su logotipo y propaganda.

Comunicación verbal

  • En sus redes sociales muestra un crecimiento en su comunicación verbal, habla fliuido y comunica emociones al compartir sus mensajes, no obstante, debe mejorar su volumen de voz, a veces proyecta poca fuerza. En algunos videos de sus recorridos por el país se le observa leer su discurso en uno de sus mítines, lo cual le resta impacto.

En redes sociales también se cumple la regla de la imagen “las cosas son lo que parecen” no lo que dicen ser. Cada candidato debe tener muy claro qué es lo que desea comunicar, a quiénes y, sobretodo, cómo lo presentará para atraer a más votantes.

Nada está escrito rumbo a las elecciones presidenciales, cada candidato tiene aciertos y fallas en su proyección de imagen en redes sociales. Sin duda, lo más interesante está por venir al iniciar oficialmente las campañas.

¿Tú qué opinas?

Te recomendamos también: Manual contra bots políticos y guerra sucia en Facebook y Twitter

*El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen Excellence. Cuenta con más de 14 años de experiencia, en los cuales ha capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar en público.

Comentarios