Candidatos

Los candidatos hacen a un lado el problema de las pensiones

En México, 68.3 millones de personas carecen de seguridad social, lo que implica que no tienen acceso a una pensión. A casi un mes de las elecciones 2018, la reforma al sistema de pensiones es uno de los temas que ha quedado fuera de las propuestas discutidas de los candidatos.

30-05-2018, 2:07:32 PM

En las últimas semanas, el proceso electoral de México se ha caracterizado por señalamientos y acusaciones entre los ahora cuatro candidatos a la presidencia, mientras que temas relevantes como la reforma al sistema de pensiones ha quedado marginado a casi un mes de las elecciones.

Al cierre del 2016, 68.3 millones de personas carecían de seguridad social, lo que implica que no tenían acceso a una pensión, a una cuenta de ahorro para el retiro o a servicios médicos del Estado, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Leer: La falta de seguridad social amenaza el futuro de los mexicanos

Especialistas en el tema e incluso la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) coinciden en que, de no reformar el actual Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), los recursos que recibirán en su retiro los trabajadores que cotizan en el esquema de cuentas individuales serán insuficientes para cubrir las necesidades durante su vejez.

Lo anterior a la par de que las pensiones que reciben los trabajadores de las dependencias del Estado generan una constante presión en las finanzas públicas.

Afores y Beneficio Definido

Con la reforma a la Ley del SAR, que entró en vigor en 1997, se crearon las Afores. Estos fondos administran los recursos de los trabajadores con un sistema de Contribuciones Definidas, en las que el patrón aporta 5.150%, el gobierno con 0.225%, y el empleado, 1.125%.

De esta manera, la contribución total de los ingresos que un trabajador destina a su Afore es de 6.5%, lo que resultará en una tasa de reemplazo de en promedio 26%, es decir, los trabajadores que cotizan bajo esta Ley recibirán en promedio 26% de su último sueldo al momento de jubilarse.

Contrario a lo anterior, los trabajadores que hasta entonces cotizaban bajo el esquema de Beneficio Definido (BD) en el que el Estado financia sus pensiones con las contribuciones de la población joven tendrán una mejor pensión. Uno de los casos más representativos es el de Pemex, en la petrolera si un empleado ingresó antes del 2015 y cumple con 30 años de antigüedad o trabaja hasta los 60 años, tendrá una pensión del 100% de su último sueldo.

Leer: Esta es la bomba de tiempo que le estallará a los jóvenes

En su plan de gobierno, Ricardo Anaya, candidato del Frente por México, señala que una de sus propuestas es reformar el sistema de pensiones del país, para garantizar una pensión suficiente para el retiro digno de trabajadores y trabajadoras, aunque no menciona los mecanismos o estrategias a seguir.

Carlos Urzúa, propuesto por Andrés Manuel López Obrador para ser el titular de la Secretaría de Hacienda en caso de su triunfo, dijo en una conferencia en el Colegio de México a mediados de abril que el tema de la reforma de pensiones no se tocaría por el momento.

Mientras que José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón no mencionan el tema en sus planes de gobierno.

“Me preocupa que no se pronuncien, pero los entiendo. En el sistema de reparto, lo último que quieres decir es que le vas a revisar lo que le pagan a Pemex, a los bancos de desarrollo, entre otros. Hay cierta hipocresía porque la pensión de los expresidentes se maneja políticamente pero ¿y también van a revisar el resto? Porque hay otras que son muy injustas”, dijo Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Esto porque López Obrador ha propuesto eliminar las pensiones que reciben los expresidentes de México.

Mientras tanto, entre 2015 y 2017 el gobierno destinó 1.71 billones de pesos tan solo para el pago de pensiones de los organismos y empresas bajo control presupuestario directo, de acuerdo con datos de Hacienda.

“(Este sistema) va a generar una población adulta de personas jubiladas que no van a tener suficiente dinero para subsistir y habrá una mayor presión a las finanzas públicas porque van a buscar compensarlo con subsidios públicos”, comentó Marco Cancino, director general de la organización Inteligencia Pública

Agregó que la reforma al sistema de pensiones es un tema complejo y políticamente poco rentable en el tiempo de elecciones.

La OCDE señala en el estudio ‘El sistema de pensiones de México’ que para que los trabajadores alcancen una tasa de reemplazo de 50% se requiere por lo menos una contribución de entre 13 a 18%.

Adicionalmente, plantea un esquema de prorrateo, en el que la generación en transición del BD haga borrón y cuenta nueva para que cotice en el sistema de cuentas individuales. Así como un régimen de inversión menos restrictivo para las Afores, las cuales han tenido un rendimiento histórico de en promedio 5.8% real anual.

“Creo que eventualmente habrá un pronunciamiento (del candidato ganador) y vamos a ver qué contestan”, dijo Villarreal, quien indicó que si bien las finanzas públicas no enfrentan el riesgo de quebrar, si tienen un problema con el pago de las pensiones de BD.

Según cálculos del CIEP, es posible que el gasto en pensiones llegue a 4.7 o 4.8% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2027, esto suponiendo un crecimiento de 2.5% anual de la economía.

Leer: 5 opciones para invertir en tu retiro y tener una buena pensión

También podría interesarte:

Comentarios