Candidatos

Ellos son los asesores que preparan a los candidatos para el debate

Rumbo al tercer debate presidencial, los cuatro candidatos se preparan de diferentes fomas. Este es el equipo de asesores detrás de cada candidato.

12-06-2018, 8:43:28 AM
fortalezas y debilidades debate candidatos

De los entretelones del debate presidencial sobresalen los equipos de asesores: los responsables de afinar las tácticas de los candidatos frente a sus adversarios y los electores.

En esta campaña electoral las estrategias debieron adatarse a los formatos que probó el Instituto Nacional Electoral (INE): menos rígidos, con intervenciones del público y, ahora, preguntas de los usuarios de redes sociales.

Los candidatos ya tuvieron dos oportunidades para probar a sus asesores y sus estrategias y este martes, en Mérida, tendrán la última oportunidad para probarse y medir los resultados de sus estrategas.

Andrés Manuel López Obrador

Dos colaboradoras de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, han asegurado que el tabasqueño se prepara solo para los debates. Sin asesores de imagen ni de discurso, afirman la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky y su coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier.

En sus mitines, López Obrador ha dicho que su principal preparación han sido las plazas públicas y con la gente. “Aquí en las plazas me preparo, ya llevo muchos años preparándome”, dijo en San José del Cabo, Baja California Sur.

Pero en los corredores de la campaña de López Obrador hablan de Julio Scherer Ibarra como el asesor de imagen que lo ha ayudado a dejar atrás la proyección de una personalidad rígida y autoritaria.

Carlos Alazraki incluso ha reconocido la labor que ha hecho Julio Scherer Ibarra para mejorar la imagen pública del candidato de Morena. El publicista aseguró que Scherer “está haciendo muy buena labor al asesorar a López Obrador sobre el manejo del discurso y el mensaje político, así como en las reacciones en temas coyunturales, como la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional”, se lee en una nota de El Economista, publicada en abril de este año.

Hijo del periodista Julio Scherer García, fundador de la revista Proceso, Julio Scherer Jr. ha estado con López Obrador en los dos primeros debates y estará con él en tercero.

A diferencia de José Antonio Meade Meade y Ricardo Anaya, quienes suspenden actividades para concentrarse en su actuación en el debate, López Obrador y su equipo siguen con sus actividades de campaña y se preparan en un ambiente más relajado y con descanso previo. Todo con tal de que López Obrador no pierda el buen humor, escribió la periodista Martha Anaya en su columna del 11 de junio en El Heraldo de México.

Tan discreta ha sido la preparación de López Obrador para los debates que no han faltado los rumores. Uno es especial llamó la atención: cuando hubo quien aseguró que el español Antonio Solá, el estratega de campaña de Felipe Calderón en 2006, había colaborado con el candidato de Morena en su preparación. Nada se confirmó al respecto.

Nadie duda además de los consejos que ofrece Tatina Clouthier a su candidato, asesorada por la agencia More Starch, de Juan Pablo Espinosa de los Monteros, que ha marcado el rumbo de la campaña en redes sociales y tiene bien tomado el pulso de usurarios con gran éxito, de acuerdo con los resultados de las métricas que han arrojado los dos anteriores debates.

José Antonio Meade

En la esquina de José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, el responsable de la estrategia es el publicista Carlos Alazraki, quien ya se ha probado en otras campañas del PRI.

Alazraki ha colaborado con Roberto Madrazo, Carlos Hank, Arturo Montiel, Ernesto Zedillo y Luis Donaldo Colosio, y ahora es el responsable de refrescar la imagen de Meade y asesorarlo en sus intervenciones.

Al menos así fue en Tijuana, sede del segundo debate, y lo será en Mérida. En el primero el candidato del PRI dejó su suerte en manos de Eduardo del Río, su vocero durante 5 años y quien lo asesoraba en sus intervenciones ante el Congreso como secretario de Estado. Los resultados no fueron los esperados.

Al relevo entró Alazraki, a quien se le atribuyen exitosas frases campaña. Entre ellas, el “bienestar para tu familia” que prometió Zedillo durante su campaña rumbo a la Presidencia en 1994, cuando logró 48.69% de los votos.

Al publicista, egresado de la Universidad Iberoamericana, también le atribuyen aquella controversial frase de “los derechos humanos son para los humanos, no para las ratas”, que utilizó el priista Arturo Montiel durante su campaña a la gubernatura del Estado de México en 1999.

En el año 2000, en medio de una de las peores crisis del PRI, Alazraki tomó en sus manos las aspiraciones presidenciales de Roberto Madrazo y se hizo cargo de su campaña en el proceso interno de selección, el primero en la historia de ese partido.

La frase “dale un Madrazo al dedazo”, que hacía referencia al viejo método del “tapado” en el PRI, logró que el nombre del ex gobernador de Tabasco tuviera eco. No el suficiente en aquel proceso, pues Francisco Labastida lo venció. Pero seis años después, Madrazo fue el candidato.

Alazraki también asistió a Carlos Hank Rohn en su estrategia de campaña para la presidencia municipal de Tijuana, Baja California. “A mí no me va a temblar la mano”, decían los spots del priista.

Pero tal vez la más importante de sus campañas ha sido la de Luis Donaldo Colosio, pues con el sonorense comenzó su carrera como asesor del PRI.

“Han pasado muy rápido estos últimos veintiún años desde aquella salvajada que te hicieron. Veintiún años en los cuales aún no se sabe quién te asesinó. Veintiún años en que han pasado muchísimas cosas en México y en el mundo. Veintiún años en los cuales gracias a ti y a Ernesto inicié mi carrera en marketing político”, escribió Alazraki en un artículo dedicado a Colosio en 2015, que publicó en el periódico La Razón.

Con Meade, el publicista Alazraki dejó de lado sus creativos eslógans para concentrarse en el desempeño del candidato durante los debates. No le fue mal en Tijuana y en Mérida espera un mejor resultado que permita al candidato del PRI acortar distancia con sus rivales.

Ricardo Anaya

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, tiene tras de sí a un equipo integrado por Rubén Aguilar, Salomón Chertorivski y Fernando Rodríguez Doval.

Aguilar fue vocero de la Presidencia durante el sexenio de Vicente Fox y su frase: “lo que el presidente quiso decir…” sobrevivió como testimonio de las muy cortas habilidades en temas de comunicación del expresidente panista.

A pesar de Fox, Aguilar supo abonar en el triunfo de Calderón al recomendar al equipo del entonces candidato panista aprovechar los tropiezos de López Obrador, con quien Fox ya tenía pleito comprado desde el affaire del desafuero.

“Recuerdo particularmente el acto del natalicio de Benito Juárez en Oaxaca, en el año 2006, cuando Rubén nos comentó fuera de grabadora que el “¡Cállate, Chachalaca!” que López Obrador le había soltado a Fox era un error capitalizable y que podía favorecer a Felipe Calderón, candidato presidencial del PAN”, escribió Ivonne Melgar, entonces reportera de Excélsior.

De 1985 al 2002, Aguilar realizó consultoría en evaluación institucional, planeación estratégica y planeación. También es autor de libros como “La comunicación presidencial en México 1988-2012” en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui.

Aguilar se sumó a la campaña de Anaya en marzo de este año como responsable de la coordinación estratégica y para asesorarlo en la recta final del camino a la Presidencia, con la mira puesta en López Obrador, a quien reconocen como el principal rival.

Fernando Rodríguez Doval, por su parte, es el vocero del frente que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Panista desde 1997, tenía sólo 16 años fuando fungió como coordinador de Formación y Capacitación de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil de su partido.

También fue vocero del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, desde donde apoyó la precandidatura de Anaya.

En la war room del candidato panista juega una posición de defensa, despejando los ataques contra el candidato y preparando las contraofensivas contra López Obrador. Salomón Chertorivski es el responsable de las propuestas y programa de gobierno de la campaña de Anaya. Antes fue precandidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en un proceso que ganó Alejandra Barrales.

Economista egresado del ITAM, Chertorivski se desempeñó como director de Diconsa durante el sexenio de Felipe Calderón y fue comisionado nacional del Seguro Popular y secretario de Salud federal. En el gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera se desempeñó como secretario de Desarrollo Económico.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”

Aunque el candidato independiente ha asegurado que no recurre a asesores para los debates presidenciales, su publicista Guillermo Rentería ha fungido de sparring del gobernador de Nuevo león con licencia.

Rentería estuvo detrás de la exitosa campaña que lo llevó a la gubernatura de Nuevo León, con pocos recursos y apoyada sobre todo en redes sociales.

Rentería ha declarado que las campañas políticas deben nacer del corazón, no de la razón. “Sin emitir spots de televisión ni de radio, sin realizar encuestas ni producir materiales promocionales. Sólo se trata de ser irreverentes, de cuestionar los modelos tradicionales de campañas”, dijo en una entrevista con El Universal el año pasado.

El publicista ha detallado que su práctica con Jaime Rodríguez se basa en hablar cara a cara con las personas y explotar su actitud irreverente. De sus consejos, uno ha asumido “El Bronco” como principal estrategia en los debates: “que todo le valga madres”.

En 2017, Rentería fue objeto de crítica cuando se supo que había recibido un pago de 7 millones de pesos del estado de Nuevo León. El explicó que se trataba una cuenta pendiente por videos con valor de 80 mil pesos, y que al inicio de la gubernatura trabajó gratis para “El Bronco”.

También podría interesarte:

Comentarios