Elecciones 2018

Así es como Bitcoin puede renovar la credibilidad en las elecciones

El Bitcoin podría esconder el secreto de unas elecciones transparentes. Esto sería posible gracias al Blockchain o cadena de bloques, que al crear un registro único e infalsificable, vuelve imposible el fraude y la falsificación.

22-03-2018, 10:19:51 AM
bitcoin, elecciones

El bitcoin no sólo esconde la respuesta a las transacciones del futuro, sino también el secreto para crear, de una vez por todas, un sistema transparente en los procesos electorales.

Cuando se creó el bitcoin, se requería de un respaldo fiable para que la moneda electrónica tuviera algún valor, y fue cuando apareció el Blockchain.

“La cadena de bloques permite hacer una transferencia de valor a otra persona sin la necesidad de tener un intermediario. En lugar de mantener registros aleatorios de cada transacción, el Blockchain crea un registro único, definitivo e infalsificable”; explica George Levy, instructor de la plataforma educativa Udemy y miembro del Blockchain Institute of Technology.

Lo que hace esta cadena de bloques es funcionar como un libro mayor que mantiene un registro permanente de todas las transacciones de una manera segura, cronológica e inmutable.

“Si se tratara de alterar en el futuro, sería imposible, pues se rompería la cadena de bloques y habría una disonancia que el sistema alertaría de inmediato”, asegura el académico.

Por eso no existe un bitcoin falso y también resulta imposible falsificar o alterar una transacción realizada con una criptomoneda. De ahí viene el valor universal de este dinero intangible. De ahí, también, el miedo que impone.

De Rusia a Colombia

La idea de extrapolar esta base a un proceso electoral no es nueva. Levy cuenta el caso de Rusia, en donde se han documentado las encuestas de salida de las recientes votaciones presidenciales a través del Blockchain.

En Brasil también se han aplicado encuestas respaldadas por la cadena de bloques con miras a elecciones regionales.

Otro uso que recuerda Levy se ubica en Jordania, un lugar que se ha copado de refugiados sirios y, para los cuales, se ha llevado el Blockchain como un sistema más efectivo de repartición de recursos provenientes de programas de ayuda.

“A través de la cadena de bloques, la ONU ha podido establecer constancia de quienes reciben su programa de ayuda. Primero, los refugiados llegan a un escáner ocular, éste detecta si ha recibido o no la ayuda correspondiente y, finalmente, se registra en la cadena de bloques la entrega, haciendo imposible el fraude y la rapiña en el suministro”, detalla el especialista.

La plataforma Ethereum es la que ha comandado la gran mayoría de programas piloto en este tenor.

Los ejemplos parecen lejanos, pero en Latinoamérica ya hay una iniciativa que ha sido puesta a experimentación.

Desde hace dos años, el argentino Santiago Siri puso en práctica un modelo de Blockchain para la consulta a colombianos expatriados sobre el Acuerdo de Paz entre Colombia y las FARC.

El proyecto, llamado Sovereign, le ha valido a Siri ser considerado uno de los latinoamericanos más innovadores por el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

“Implementar Blockchain elimina la necesidad de una autoridad central que certifique las votaciones, por lo que evita el riesgo de manipulación por parte de quien ostenta el poder de registro de los votantes”, advirtió Siri en aquella ocasión.

La eterna boleta electoral

México cuenta con un historial de elecciones presidenciales poco transparentes, una negra tradición que arrastra desde 1988. Sin embargo, el voto se niega a la modernización y aún recurre a pluma, papel y urna para definir las administraciones cada seis años.

“Uno de los retos principales para llevar Blockchain al proceso electoral es que mucha gente no se beneficia cuando aumenta la transparencia. Si quitas la opción de alterar resultados habrá jugadores a los que no les convenga”, dice Levy.

El INE contará con un presupuesto de 7 mil 144 millones de pesos para las elecciones de 2018, dinero proveniente de los impuestos que pagan todos los mexicanos.

Los costos de la votación son altos, y no incluyen la partida que el INE recibe cada año.

Por otro lado, implementar una cadena de bloques para procesos electorales tiene un costo variable, dependiendo de la solución elegida.

Lo más económico sería utilizar una solución existente, en la que solamente se tendría que integrar las necesidades del proceso sobre un código que ya está en función, por ejemplo, para alguna criptomoneda.

“Otra solución sería crear una cadena de bloques totalmente nueva y privada que costaría mucho más, pero esto depende de cómo se quiera implementar”, explica Levy.

Para asegurar la identidad de cada voto, se podría dar de alta una tecnología ocular, como ocurre en Siria, o bien, personalizar una boleta electrónica con una llave privada, para que cada persona pueda hacer uso único e instransferible del sufragio, sin oportunidad de que éste sea descargado por alguien más.

Una tecnología como esta podría sustituir y optimizar el rol de miles de personas que actualmente realizan el trabajo que podría ser desempeñado por la inteligencia tecnológica de la exactitud y la transparencia.

Si el Blockchain llevó el precio de la criptomoneda al cielo, es posible que un proceso electoral, regido por este avance, logre el objetivo urgente de recobrar otro valor no material: la credibilidad.

5 Beneficios del Blockchain en una elección

  • El conteo de votos sería en tiempo real y sin intermediarios. Lo que reduce la incertidumbre del cierre de casillas y el cómputo de votos.
  • Sería imposible hablar de una duplicidad de votos.
  • El voto estaría encriptado, por lo que ningún ciudadano podría conocer el voto de los demás.
  • Se podría evitar la papelería electoral y el gasto que arrastra.
  • La auditoría sería más efectiva, al contar con un registro de cada una de las transacciones (votos) realizadas.

También podría interesarte:

Comentarios