AMLO

Los hombres y mujeres más poderosos de AMLO

Desde académicos hasta empresarios y políticos con trayectoria en otros partidos, estos son los hombres y mujeres que forman los tres círculos de AMLO y que han ayudado a consolidar su proyecto rumbo a las elecciones presidenciales de 2018.

15-06-2018, 9:03:41 AM
andres manuel lópez obrador, amlo

Nota del Editor: En Alto Nivel analizamos los perfiles de los hombres y mujeres detrás de los cuatro candidatos a la Presidencia de México. 

Desde su paso por el gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador ha consolidados equipos de trabajo que colaboran con su Proyecto de Nación desde distintos frentes.

A su lado siguen ex funcionarios de su administración en la capital del país, que de manera menos visible han asumido importantes responsabilidades en el fortalecimiento de Morena como partido. También hay ex perredistas y aliados de distintos ámbitos que le han servido para tejer alianzas y abrir puertas sobre todo en ámbitos empresariales.

Si vale la descripción, podemos decir que funcionan como círculos concéntricos, dice una fuente cercana a López Obrador. “En la estructura de Morena vas a encontrar a los más leales, en un segundo círculo a los operadores y en los siguientes a aquellos que ha acercado como estrategia política y de imagen”, dice.

Leer también:

Los hombres y mujeres más poderosos de Ricardo Anaya

Los hombres y mujeres más poderosos de José Antonio Meade

El as de AMLO

Tatiana Clouthier Carrillo. Nadie en el primer círculo de AMLO ha ganado tanta relevancia como Tatiana Clouthier, ex panista y ahora su coordinadora de campaña. Desenfadada, con un ácido sentido del humor y siempre dispuesta al debate, ha destacado como toda una estratega de los medios y las redes sociales al impulsar campañas a favor de su candidato, entre ellas, el hashtag #AMLOve. A lo largo de estos meses, se ha convertido en un verdadero capital político para el candidato, que le allanó el terreno en el norte del país, donde López Obrador no había podido penetrar.

Hija de Leticia Carrillo y Manuel Clouthier, el candidato presidencial del PAN en 1988, bien conocido como Maquío, Tatiana nació panista y de allí la sorpresa cuando López Obrador la presentó como su coordinadora de campaña en enero pasado.

Nació el 12 de agosto de 1964 en Culiacán, Sinaloa y tiene 11 hermanos, entre ellos Manuel Clouthier Carrillo, hoy candidato independiente al Senado. Es licenciada en Lengua Inglesa por el Tecnológico de Monterrey y tiene una maestría en Administración Pública por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). De 1982 a 1994 fue profesora de Inglés, Historia de México y Estudios Socioeconómicos en escuelas como el Tecnológico de Monterrey y el Centro Universitario México (CUM).

Entre 1989 y 1997 ocupó diversos cargos en la administración pública en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, donde se desempeñó como directora de Asentamientos Humanos, asistente en la Secretaría de Servicios Primarios y directora de Turismo, Educación y Deportes.

Fue coordinadora de Educación Media Superior y de Servicio Social en la Secretaría de Educación de Nuevo León, durante el gobierno de Fernando Canales Clariond, entre 1997 y 2001.

Militó en el PAN desde 1991 hasta 2005 que renunció. Por ese partido fue diputada en dos ocasiones (1991 a 1994 y de 2003 a 2005) y luego se lanzó como legisladora independiente.

En 2009 fundó la asociación civil Evolución Mexicana, que tiene como propósito alentar la participación ciudadana y la rendición de cuentas y en la que funge como consejera.

Es autora de los libros Crónica de un fraude anunciado (1992), en coedición con Jesús Cantú y Cuauhtémoc Rivera; Curul 206, una visión del Congreso (2006), Maquío, mi padre (2007), y Parejas-Parejas (2017), realizado en conjunto con Valeria Guerra.

Los operadores

Además de los cinco operadores políticos asignados para cada una de las circunscripciones electorales del país, López Obrador cuenta con gente de toda su confianza que apoya el trabajo de base y organización desde Morena para formar una sólida estructura de defensa y vigilancia del voto. Entre ellos están aliados como Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

Pero también cuenta entre sus operadores a la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, y colaboradores del pasado, menos visibles, pero leales, que lo acompañan en las estrategias territoriales.

Yeidckol Polevnsky. Junto con Tatiana Clouthier, ha sido el rostro más visible de la campaña de AMLO en los medios y una de sus más férreas defensoras.

Originaria de la Ciudad de México, Polevnsky ocupó cargos directivos en Nacional Financiera (NAFIN), Banco de Comercio Exterior (Bancomext), el Consejo Coordinador Empresarial y fue la primera mujer en presidir la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Su vínculo con López Obrador comenzó cuando este fue jefe ge Gobierno. Él la impulsó en la estructura del PRD hasta llevarla a la candidatura por el gobierno del Estado de México en 2005. Al año siguiente fue senadora y el vínculo de AMLO como el Senado. Es, junto con Martí Batres y Claudia Sheinbaum, una de las operadoras políticas más cercanas a López Obrador. En 2015 fue elegida secretaria general de Morena y en su encargo coordinó la campaña para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, donde Morena fue el partido más votado.

Marcelo Ebrard. Luego de tres años de ausencia política y tras su renuncia al PRD, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México reapareció en una reunión con integrante de Morena. El mismo López Obrador anunció que se sumará a la campaña, pero que no busca cargos ni candidatura. Cercanos colaboradores suyos, como Mario Delgado y Juan José García Ochoa, ya están operando para este partido.

Su responsabilidad será la coordinación en la circunscripción que forman los estados de Jalisco, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Nayarit, Sinaloa y Sonora. La más complicada para el candidato, pues hace seis años, en la elección para presidente, quedó en tercer lugar en siete de las ocho entidades, y sólo alcanzó el segundo lugar en Nayarit.

Leer: Marcelo Ebrard y López Obrador: Así se formó su alianza

Ricardo Monreal. Fue priista hasta 1998, gobernador de Zacatecas, diputado federal y senador. Ha transitado por el PRD, el Partido del Trabajo, el Movimiento Ciudadano y Morena. Como militante del PT coordinó la campaña de AMLO para la presidencia por la coalición Movimiento Progresista, y luego fue asesor jurídico para impugnar los comicios. Se convirtió en delegado en Cuauhtémoc al contender por Morena.

Estuvo a punto de renunciar luego de que la candidatura a la jefatura de Gobierno recayó en Claudia Sheinbaum. El PRD le abrió las puertas, pero finalmente se quedó en Morena y es uno de los operadores clave en la campaña presidencial como coordinador de la circunscripción que forman Nuevo León, Tamaulipas, Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Bertha Luján. Vinculada con el sindicalismo independiente desde hace 30 años, la contadora chihuahuense se desempeñó como contralora general del gobierno de López Obrador en la capital y participó también en el gabinete del gobierno legítimo del tabasqueño. En 2011 fue designada coordinadora del Movimiento Regeneración Nacional en Chihuahua y es la coordinadora en la circunscripción que forman los estados de México, Colima, Hidalgo y Michoacán.

Julio Scherer Ibarra. Abogado por la UNAM, hijo del fundador del semanario Proceso, Julio Scherer Ibarra ha acompañado a López Obrador desde hace años como asesor. Ahora tiene la responsabilidad de la tercera circunscripción que incluye los estados de Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Rabindranath Salazar. Político morelense, renunció a su aspiración de ser gobernador cuando López Obrador aseguró que el ex jugador de futbol y alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, era “el mejor calificado” para contender por la gubernatura de Morelos. Es el responsable de la cuarta circunscripción que forman la Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Guerrero e Hidalgo. Salazar

Los (impensables) ex panistas

Manuel Espino. Ha sido uno de personajes más polémicos de la política, por sus vínculos con el ala más conservadora de la derecha en México.

Nacido el 29 de noviembre de 1959 en Durango, licenciado en administración de empresas por la Universidad del Noroeste, Espino fue militante del PAN desde 1978 hasta 2011 que fue expulsado después de un juicio ante tribunales electorales.

En el PAN se desempeñó como presidente nacional entre 2005 y 2007, dos veces diputado federal, consejero estatal en Sonora, y presidente panista en ese partido.

También presidió la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) y poco antes de su expulsión del PAN fundó la asociación civil “Volver a Empezar”, una agrupación política de tipo conservador con 941,100 afiliados en 25 estados.

En 2015 se afilió a Movimiento Ciudadano (MC), que por la vía plurinominal lo llevó a la Cámara de Diputados nuevamente, y luego fundó la organización civil Movimiento Ruta 5, que también apoya a López Obrador. Desde allí recibió la invitación para sumarse a la campaña del candidato de Morena como coordinador de organizaciones sociales y civiles.

German Martínez. Luego de 30 años de militancia, Germán Martínez presentó su renuncia al PAN este mismo año para sumarse como miembro del Consejo Asesor para Asuntos Electorales de López Obrador.

Su ascenso en el PAN fue acelerado. En 1996, a los 29 años, fue nombrado director jurídico del Comité Ejecutivo Nacional. Después fue dos veces diputado federal, dos veces representante de su partido ante el entonces Instituto Federal Electoral (en las elecciones federales de 2000 y 2006), y presidente de la Fundación Miguel Estrada Iturbe, mediante la cual el PAN brinda asesoría especializada a sus legisladores.

En 2006 fue un pilar en la campaña a la presidencia de Felipe Calderón, y uno de los principales promotores del lema “López Obrador es un peligro para México”. Después del controvertido triunfo de Calderón, al que Andrés Manuel López Obrador sigue llamando “fraude electoral”, Germán Martínez se integró al gobierno calderonista como titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Antes del año dejó el cargo como secretario de Estado para asumir la presidencia nacional del PAN, de la que salió en 2009 luego de la contundente derrota del PAN en elecciones intermedias.

Desde entonces se dedicó a ejercer su profesión de abogado y entre 2011 y 2014 fue director de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle campus Ciudad de México.

Al sumarlo a su equipo, López Obrador lo reconoció como un “distinguidísimo” abogado “con amplia experiencia en todo lo relacionado con asuntos políticos electorales”. Además, lo integró como candidato plurinominal al Senado por Morena.

Gabriela Cuevas. Como diputada local del PAN en la Ciudad de México, Gabriela Cuevas destacó en 2005, durante el proceso de desafuero contra López Obrador. Fue ella la que se presentó junto con Jorge Lara, también diputado local panista, a pagar la fianza para que en ese momento el entonces jefe de Gobierno no asumiera el papel de “mártir” y fuera detenido en el juicio por el caso de El Encino, luego de que la Cámara de Diputados aprobó su desafuero.

Egresada de la carrera de ciencias políticas en el ITAM, Cuevas comenzó a militar en el PAN desde muy joven, por ese partido llegó a la Cámara de Diputados, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y al Senado. También fue jefa delegacional en Miguel Hidalgo.

Con AMLO será también miembro del Consejo Asesor para Asuntos Electorales y de ella el candidato reconoció su conocimiento en temas de observación electoral.

José María Martínez . Panista desde hace 27 años, el senador de Jalisco renunció al PAN este año para sumarse también al Consejo Asesor para Asuntos Electorales de López Obrador.

Identificado con el ala más conservadora de su partido, en 2014 fue protagonista de una polémica en el Senado, cuando se instaló la Comisión de la Familia y Desarrollo Humano, y propuso una definición tradicional de familia, la de los “lazos naturales”, contra otras tendencias y modas. También ha manifestado su oposición al aborto.

Además de los panistas, en el Consejo Asesor para Asuntos Electorales de López Obrador están el ex diputado federal y ex consejero electoral Jaime Cárdenas, y el actual representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte.

Los empresarios

El año pasado, AMLO presentó al consejo consultivo de empresarios que lo apoyan y han trabajado a su favor con rumbo a la elección de julio próximo. De ellos destacan tres:

Alfonso Romo. Sobrino-nieto de Francisco I. Madero, este empresario neoleonés apostó su fortuna al negocio de la experimentación genética y transgénica. De todos sus negocios del pasado –Grupo Pulsar, Savia, Seminis, Tabamex y Grupo Monterrey– nació Synthetic Genomics, que está “cultivando” pulmones, corazones, páncreas e hígados en marranos para ser transplantados en humanos, explicó el mismo en una entrevista. Del apoyo a los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, en 2011 trasladó su apoyo a López Obrador y ahora es el coordinador general del Proyecto de Nación 2018-2024, que impulsa el aspirante presidencial.

Marcos Fastlicht. Empresario inmobiliario, de la construcción y el arte, es nada menos que el suegro de Emilio Azcarraga Jean, presidente de Grupo Televisa. Fue presidente del consejo de adminstración de Cinemex y vicepresidente del Instituto Cultural México-Israelí. Fue integrante del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. También fue parte del Consejo de Participación Ciudadana de la Procuraduría General de la República. AMLO lo presentó como parte de su eventual gabinete, como enlace de su gobierno con la sociedad civil en materia de seguridad pública.

Miguel Torruco. Del ex secretario de Turismo en la Ciudad de México destaca sobre todo su relación con la familia Slim, pues Carlos Slim Domit, hijo del magnate Carlos Slim, está casado con María Elena Torruco, hija del empresario turístico. Desde el arranque de Morena, se integró al consejo consultivo de empresarios que han acompañado a AMLO, abriéndole las puertas a uno de los sectores que más se opusieron a su candidatura en 2006: los empresarios. Hoy, gracias a sus aliados de empresa, López Obrador cuenta con el apoyo de otros empresarios como Antonio Barceló Garza, director general de Grupo Galería, que maneja en Nuevo León y Coahuila las franquicias de Carl’s Junior y IHOP y proviene de la poderosa familia regiomontana Garza Sada.

Los ex priistas y su experiencia política

AMLO ha aprovechado el colmillo político de los ex priistas sumándolos a su proyecto como aliados. Los siguientes han ganado relevancia en los círculos más cercanos del candidato de Morena a la Presidencia.

Esteban Moctezuma Barragán. Tuvo una breve estancia en la Secretaría de Gobernación durante el sexenio del priista Ernesto Zedillo y también fue su secretario de Desarrollo Social. Su vínculo más cercano con AMLO son sus hermanos Pablo y Pedro, militantes de Morena y el primero dos veces delegado en Azcapotzalco. Es presidente de la Fundación Azteca, responsable de Desarrollo Social del Proyecto de Nación 2018-2024, y ha sido designado secretario de Educación Pública en un eventual gabinete de López Obrador.

Alfonso Durazo Montaño. El dirigente de Morena en Sonora fue priista hasta mayo de 2000, año de la alternancia en el país. Comenzó su carrera política con Luis Donaldo Colosio, de quien fue su secretario particular, como lo fue después de Vicente Fox en la Presidencia, entre 2000 y 2004. En 2006 fue candidato a senador por la coalición “Por el Bien de Todos” (PRD-PT-Convergencia) y diputado federal por Morena de 2012 a 2015. De él se dice que ha acercado a Morena a personajes como el ex foxista Lino Korrodi y al empresario Arturo Bours. En el círculo cercano a López Obrador alguien confiesa que Durazo no era su primera opción para hacerse cargo de la seguridad del país en caso de ganar la presidencia. Pero su primera carta rechazó la oferta y el sonorense levantó la mano, dicen.

Leer: Alfonso Durazo, el encargado de la seguridad

El círculo más leal

Hay un grupo de colaboradores de AMLO que ha caminado a su lado desde su gobierno en la Ciudad de México y aun antes. Algunos han mantenido un bajo perfil, pero han sido estratégicos en la operación política de Morena y su crecimiento. Estos son algunos de ellos:

César Yáñez. Es escudero, consejero y amigo de López Obrador. Para él no hay secretos. Es su vocero, su consejero en temas de comunicación y medios, su vínculo con medios y su mensajero en algunos casos. Ha acompañado a AMLO desde que el ahora precandidato de Morena fue presidente nacional del PRD, de 1996 a 1999. Ha sido su hombre fuerte en comunicación, a su paso por el gobierno de la Ciudad de México, durante la etapa de la presidencia legítima y ahora en Morena. También fue director de Comunicación Social en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Durante la pasada campaña electoral, López Obrador lo presentó como el encargado de “democratizar los medios”, en el gabinete que entonces presentó.

Raquel Sosa. Es socióloga e historiadora, militante de izquierda desde el Partido Comunista, el PSUM, el PMS, y el PRD. Ha sido colaboradora de AMLO desde que éste fue dirigente nacional perredista, y luego parte de su gabinete en el gobierno capitalino como secretaria de Desarrollo Social. Luego del conflicto poselectoral de 2006, la nombró secretaria de educación, ciencia y cultura en su “gabinete legítimo”. Fue una pieza clave en la fundación de Morena y en su programa de gobierno.

Octavio Romero Oropeza. Ex oficial mayor con AMLO como jefe de Gobierno, es su operador de confianza en su natal Tabasco. Discreto y leal, ha ocupado posición estretégicas para Morena, entre ellas, como coordinador de asesores de la primera bancada de Morena en la Cámara de Diputados en 2015. Fue candidato a la alcaldía de Centro en Tabasco. Es ingeniero agrónomo y uno de los principales operadores de organización de Morena.

Alejandro Encinas. Es economista y militó en el Partido Comunista en los años 70. Fue asesor de la ONU en materia de desarrollo humano, legislador en diversas ocasiones y secretario de Medio Ambiente del DF con Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de Gobierno. Con AMLO siguió en el gabinete como titular de Desarrollo Económico, secretario de Gobierno y jefe de gobierno interino en 2005, cuando el tabasqueño contendió por primera vez a la Presidencia. Estuvo a cargo de las negociaciones con el gobierno federal, durante el conflicto poselectoral de 2006 y luego contendió por la presidencia nacional del PRD, que perdió ante Jesús Ortega. Renunció al PRD, pero no milita en Morena. Ha asumido la coordinación de campaña de Claudia Sheinbaum porque la capital es clave en la estrategia electoral de López Obrador.

La familia

De todos sus familiares, dicen que su esposa Beatriz Gutiérrez y el más grande de sus hijo tienen la mayor influencia en el tabasqueño:

José Ramón López Beltrán. Tiene 36 años, estudió derecho en la UNAM y en 2006 fue desginado coordinador estatal de Morena en el Estado de México, responsable de conformar 6.500 comités seccionales para la elección de gobernador de 2017, en la que Delfina Gómez resultó en segundo lugar.  De 31 años y egresado de ciencias políticas en la UNAM, es coordinador de Morena en la Ciudad de México, donde se encargó de conformar alrededor de 5,600 comités seccionales.

Sigue nuestra cobertura de las elecciones 2018.

También podría interesarte:

Comentarios