Tecnología

El outsourcing en las empresas mexicanas

Gracias a este nuevo modelo enfocado a tecnologías de la información (TI), se puede llegar a reducir hasta el 45% de los costos.

20-05-2009, 5:00:00 PM

Las primeras actividades que las grandes empresas y corporativos pusieron bajo un esquema de outsourcing fueron aquéllas no estratégicas para el negocio, como desarrollo y mantenimiento de software. Ahora que el outsourcing es visto como una verdadera herramienta de competitividad más que como una mera forma de bajar los costos.


Ante este panorama, Everis propone un modelo a través de sus Centros de Alto Rendimiento (CAR) distribuidos en América y Europa. Los CAR son unidades de negocio independientes que prestan servicios comunes a varios clientes, de manera centralizada. El diferenciador de estos CAR se apoya en una organización multicliente y multicentro, servicio de calidad con tarifas competitivas, conocimiento de las aplicaciones y eficiencia en los procesos de trabajo.


Eduardo Millán, socio director de Everis México, dice que con este modelo de centralización de funciones se pueden obtener economías de escala, mayor control, optimización de procesos y potenciación de las herramientas tecnológicas. Estos servicios compartidos son administrados utilizando rigurosos controles para que no haya ninguna posibilidad de mezclar los asuntos de los diferentes clientes.


Xterna es un buen ejemplo de centro de servicios compartidos en México. Sociedad Hipotecaria Federal y Everis crearon este centro para atender los procesos de apertura y gestión de créditos y controlar los expedientes del sector financiero hipotecario. Empresas como DuPont y General Electric operan a través de Centros de Servicios Compartidos y luego se sumaron corporaciones como HP e IBM, entre otras.


De acuerdo con el ejecutivo de Everis, hay dos beneficios principales de un outsourcing de este tipo: Primero, la calidad.“Al tener personas dedicadas, líneas dedicadas, metodologías dedicadas, el servicio se vuelve más especializado, más rápido, de mayor calidad. Con esto se asegura una estandarización y un tiempo de respuesta muy puntual. Simplemente no ocurre ningún tipo de retrasos”.


Segundo, las tecnologías de información dejan de ser un problema, pues “la empresa puede enfocarse en cómo desarrollar su negocio y no en resolver los problemas operativos que vayan surgiendo”, dice Millán.


Por último, ¿cuáles son los procesos que deben llevarse a un esquema de outsourcing? ¿Cómo detectarlos? El ejecutivo responde: “Prácticamente todo, pero no aconsejamos externalizar el core del negocio o aquello que da a una empresa un valor diferencial en el mercado, sino aquellos procesos que den competitividad a la organización. Por ejemplo, mantenimiento, soporte y administración de aplicaciones y sistemas de software paquetizado, operación de sistemas, administración de plataformas, hosting o administración de la nómina.”