Estilo de VidaHistorias

El antiguo arte del Ukiyo-e

Echa un vistazo al este arte milenario icono de Japón, que mezcla paisajes, estética teatral y escenas de la vida cotidiana.

18-05-2010, 5:00:00 PM
El antiguo arte del Ukiyo-e
Estilo Hoy

Japón es un país donde la cultura se respira desde hace miles de años. Sus huellas persisten y pareciera ser que mientras más antiguas, más hermosas y fascinantes.


Basta pensar en el arte del  “ukiyo-e” , o en palabras occidentales, pinturas del mundo flotante, también denominadas por algunos como la gran estampa japonesa.


Se trata de un género de grabados (realizados mediante xilografía o técnica de grabado en madera) producidos entre los siglos XVII y XX, entre los que se encuentran imágenes paisajísticas, del teatro y de los cuartos y barrios del placer.


Es la pintura más representativa del periodo Tokugawa (1603-1867) y fue una evolución lógica de la escuela fûzokuga, que había popularizado los temas de género.



 


Los precedentes de la escuela Ukiyo-e datan de 1650, cuando empezaron a popularizarse en la pintura los temas de género, los libros ilustrados, especialmente asociados con las guías populares de entretenimiento, la shunga (estampas de primavera) o los libros eróticos.


Suzuki Harunobu, Kitagawa Utamaro, Katsushika Hokusai, Sharaku y Andô Hiroshigue están entre sus mejores representantes.


El estilo Ukiyo-e se encargó de crear un mercado de ilustraciones de moda, calendarios, tarjetas de felicitación, libros ilustrados, guías de viaje y de entretenimiento y material que promocionaba el teatro kabuki, los burdeles, los salones de té y restaurantes frecuentados por los ciudadanos del periodo Edo. Una mezcla de fantasía y realidad.





 


Entre las características de las ilustraciones tenemos:


· Realismo. Las obras reflejan paisajes típicos orientales, volcanes, costas, puentes curvos, campesinos en plena faena, del Japón de esa época.


· Temática variada: paisajes, teatro Kabuki, barrio de los placeres en Edo (Tokio), escenas cotidianas, etc.


· Generalmente son grabados sobre madera.


· Estrecha colaboración entre el pintor, el grabador, el impresor y el editor.


· Humor y ternura en el tratamiento de los temas.


· Dibujo nítido y seguro.


· Colorido variado e intenso.







Relacionadas

Comentarios