Educación

La lucha constante entre la cantidad y la calidad

Con el salto en las tecnologías de la información y las comunicaciones, se está personalizando cada vez más el proceso de enseñanza-aprendizaje.

06-03-2012, 4:49:35 PM

La experiencia de aprendizaje individual es, sin lugar a
dudas, la que produce mejores resultados; de ahí que en el futuro  la educación deberá centrarse en la persona
como individuo. Antes no podía visualizarse este futuro, ya que las
herramientas para poder lograrlo no existían. Hoy en día, gracias a los avances
tecnológicos, la mesa está puesta.

Durante muchos años la. educación formal, para poder ser
eficiente, tuvo que ser grupal. Todos los adultos de hoy asistimos a salones de
clases sobresaturados de estudiantes, ya que el proceso de
enseñanza-aprendizaje era colectivo. El profesor dictaba clase a un grupo y
asumía que todos los presentes entendían lo mismo.

El proceso de enseñanza-aprendizaje en grupo y sobre todo
cuando este grupo es grande, se debe a necesidades de cobertura más que a un
tema de .conveniencia educativa. Sin embargo, siempre ha existido una lucha
constante para medir la eficiencia educativa en términos de cobertura o de
calidad. En este sentido, tener grupos más grandes  ha sido considerado como más eficiente, pero
esto frecuentemente daña la calidad.

Hoy en día, con el salto en las tecnologías de la
información y las comunicaciones, se está personalizando cada vez más el
proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que existen más herramientas disponibles
para ello. Los profesores entienden de mejor manera, gracias a estas
herramientas, cuáles son las características de cada uno de los estudiantes y,
por lo mismo, pueden diseñar y dosificar correctamente el proceso de
enseñanza-aprendizaje con base en las características personales de cada
individuo. La tecnología nos brinda esta oportunidad.

Sin embargo, independientemente de que existan múltiples
recursos tecnológicos, lo importante es el aprendizaje, y esto no debe perderse
de vista. De ahí que el profesor siga siendo una pieza fundamental en el
proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que los profesores hacen ver y entender
elementos que uno como alumno no ve o no entiende. Es decir, la tecnología
puede permitirle a un estudiante tener acceso a contenidos y a materiales de
manera inmediata, pero la importancia del profesor está en la interpretación y
en el acercamiento a ese contenido.

El reto de los profesores, actualmente, es
entender las circunstancias e intereses de toda una generación de niños y
jóvenes que utilizan aparatos móviles que modifican diametralmente la manera en
la que se apropian de la información. En este contexto, un reto importante para
el profesor es captar la atención del estudiante, motivarle y apoyarle a
discernir sobre la calidad y validez de esa información.

En conclusión podríamos decir que los objetivos educativos
del futuro serán mucho más ambiciosos. El aprendizaje será más profundo y
dependiente de las características individuales de cada persona, intentando que
la educación logre llevar a cada quien a alcanzar su máximo potencial. En esta
tarea, la tecnología va a ayudar para que esta personalización se pueda hacer
de manera efectiva y eficiente.

¿Cómo usas la tecnología para tus estudios?

Para saber más:

.Cinco consejos clave para un buen currículm directivo

.Profesores de negocios que tienes que seguir en Twitter

.
El peso de un voto razonado

También podría interesarte:

Comentarios