Buscador
Ver revista digital
Economía

Trump y AMLO buscan un “milagro económico”; ¿lo lograrán?

18-08-2020, 6:10:00 AM Por:
Donald Trump, AMLO
© Especial

El presidente estadounidense prometió crear 10 millones de empleos en 10 meses, el ritmo sería de 1 millón por mes, algo jamás visto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Tump, ha prometido el segundo “milagro laboral” del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), aunque lo condicionó a un masivo regreso de las instalaciones manufactureras (fábricas) de empresas estadounidenses desde China, a cambio su gobierno otorgará créditos fiscales para beneficiarlas y con esto, según sus cálculos, se crearían 10 millones de empleos en 10 meses.

Apenas el pasado 5 de abril, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), incluyó en un plan de reactivación económica presentado ese día la creación de 2 millones de empleos en 9 meses; es decir, el presidente mexicano prometió la creación de 222 mil 222 plazas de trabajo nuevas entre los meses de mayo de 2020 a enero de 2021, para enfrentar los efectos nocivos que sobre la economía reflejaba desde entonces la pandemia global.

En una entrega previa detallamos la imposibilidad de tal objetivo, ya que nuestra economía nunca en la historia ha generado dicha cantidad de puestos de trabajo ni en forma mensual ni en el plazo señalado de 9 meses. No obstante, el mandatario mexicano ha reiterado en diversas ocasiones el compromiso, aunque las cifras conocidas hasta ahora dejan en evidencia que para lograrlo se necesitará algo parecido a un “milagro económico y/o laboral”.

Lee: ¿Puede México crear 2 millones de empleos en solo 9 meses?

En el caso de Estados Unidos, parece que se necesitará otro milagro, sería el segundo en el T-MEC, con lo que solamente faltaría una promesa similar de Justin Trudeau, el primer ministro canadiense, para hacer del T-MEC un paraíso laboral, aunque sólo sea con promesas.

Nunca en la historia de Estados Unidos, bajo condiciones económicas normales, el país ha generado 1 millón de plazas laborales mensuales y mucho menos 10 millones de fuentes de trabajo nuevas en un plazo de 10 meses. Lo explicamos.

Una década de récord en el empleo, pero terminó en enero

El año pasado, Estados Unidos generó un total de 2.1 millones de puestos de trabajo en las llamadas nóminas no agrícolas, es decir aquellos empleos que se generan fuera del campo. Esta cifra, ya de entrada, era menor a los 2.7 millones de empleos creados un año antes, según cifras del Departamento del Trabajo. Lo anterior significa que en nuestro vecino del norte se crearon el año anterior un promedio mensual de 175 mil nuevas plazas; este ritmo de generación permitió que, pese a su descenso, se registrara un hito al acumular una década de creación ininterrumpida de empleo para los estadounidenses, periodo que inició con el presidente Obama, pero quien lo presume es su sucesor Donald Trump.

Con este panorama empezó el año en curso; apenas en enero pasado se publicó que en 2019 la tasa de desempleo en Estados Unidos se ubicó en 3.5 por ciento, la lectura más baja en 50 años, todo un récord y un dato que auguraba un “día de campo” para el presidente Trump en la elección del 3 de noviembre, su reelección se daba como un hecho.

Pero llegó la pandemia, que de hecho ya estaba presente desde diciembre, y todo cambió. De no pasar algo extraordinario, es probable que en 2020 se interrumpa esa década de generación de empleos en la economía más poderosa del planeta.

Esta circunstancia electoral ha llevado al presidente Trump a prometer el segundo “milagro laboral” en el T-MEC, después de que hiciera lo propio el presidente mexicano. Por desgracia, es poco probable que cualquiera de los dos milagros se concrete, al menos las cifras históricas no juegan a favor de ninguno.

En el caso estadounidense, la década en la que se generó empleo ininterrumpidamente se crearon un promedio mensual de 165 mil plazas nuevas. No existen en ninguna parte evidencias de un récord de 1 millón de puestos nuevos de trabajo bajo condiciones normales. En junio de este año se registró una cifra inédita, pero que no debe ser considerada para las estadísticas y lo explicaremos más adelante.

De acuerdo con las cifras del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, la cifra máxima mensual de generación de empleos bajo condiciones económicas normales, se registró en junio del año 2019 con 225 mil puestos de trabajo no agrícolas, ni de lejos alcanza el millón de plazas laborales pretendidas por Trump.

Lee: Trump o Biden, ¿quién es más conveniente para los mercados?

Junio de 2020, no es lo mismo crear que recuperar empleos

El mercado laboral de Estados Unidos no funciona igual que el de México. Por ejemplo, allá se hacen ajustes y los costos laborales son muy bajos para los patrones. Cuando el Departamento del Trabajo informó que en junio del 2020 el país había creado 4.8 millones de puestos de trabajo, la inmensa mayoría de los medios de comunicación no cayeron en un detalle: una cosa es recuperar parte de los empleos destruidos por la pandemia y otra muy diferente crear nuevos puestos de trabajo.

La pandemia colocó a la economía estadounidense en una situación extraordinaria y, por lo tanto, las cifras son extraordinarias. La destrucción de millones de puestos de trabajo entre los meses de marzo a mayo se compensó con la recuperación de algunos de esos millones.

Es decir, esos 4.8 millones de puestos de trabajo existían previamente en Estados Unidos y fueron “cancelados” por llamarlo así en la etapa más dura del confinamiento, cuando la economía se “reabre” entonces se recupera una gran parte.

Pero, en condiciones normales, si no consideramos el factor pandémico, la economía de Estados Unidos, la más importante del mundo, no alcanza ni en sueños a generar 1 millón de empleos mensuales, así como la economía mexicana no genera más de 200 mil puestos nuevos de trabajo bajo ninguna circunstancia.

¿Por qué es importante para México un eventual “milagro laboral” en EU?

Si el “milagro laboral” prometido por el presidente Trump se concretara, México ni siquiera necesitaría de su propio “milagro” ya que el aumento del empleo en tal magnitud, 1 millón de plazas laborales mensuales, impulsaría la producción de bienes y servicios en ese país, así como el consumo, de tal manera que los beneficios para México serían inmediatos, no se diga el trabajo constante que tendrían nuestros paisanos que radican allá, e incluso la demanda de mano de obra que tendría nuestro vecino del norte ya que se calcula que año con año el aumento de su fuerza laboral es de 1.5 millones. Es decir, en poco menos de 2 meses estaría cubierta la demanda de trabajo nuevo de todo un año.

Estamos en momentos muy complicados para la economía del mundo y las promesas fáciles suelen aparecer, es nuestro trabajo llevar a su verdadera dimensión lo que se dice en otras instancias para que no se caiga en espejismos. Si estas promesas llegaran a concretarse, la zona del T-MEC sería un paraíso comparada con el resto del mundo. Lo malo es que, del dicho al hecho, pasan muchas cosas.

¿Republicanos o demócratas?, con estos gobiernos creció más Wall Street

andrés manuel lópez obrador creación de empleos donald trump milagro economico recuperación económica trabajos
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios