revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Los riesgos que Moody’s advierte para la calificación de México

La responsabilidad fiscal es una de las columnas que sostienen el grado de inversión de México frente a los riesgos que enfrenta su calificación

26-02-2019, 3:58:43 PM
Calificación Calificación

El perfil de la deuda soberana de México enfrenta una fuerte presión relacionada con el gasto público que podría llevarla a una baja en su calificación, aunque aún estaría lejos de perder su grado de inversión debido a los fundamentales económicos, dijo este lunes un analista de Moody’s.

La agencia calificadora aseguró en un reporte previo sobre México que el plan del Gobierno de aumentar el gasto social y la inversión pública en energía impulsará la demanda doméstica en los próximos dos años, aunque advirtió que depender de la inversión estatal para impulsar el crecimiento genera dudas sobre su sustentabilidad.

“Existen claras tensiones entre los objetivos del Gobierno para promover un crecimiento socialmente inclusivo y lograr una distribución más equitativa de la riqueza y otros para preservar la responsabilidad fiscal”, dijo Moody’s en su reporte.

No obstante, la agencia agregó que el perfil de la deuda soberana de México continúa exhibiendo “robustos fundamentales crediticios respaldados por una posición fiscal sólida”, lo que constituye un fuerte punto de partida para la nueva administración en un contexto de estabilidad macroeconómica.

Lee: Así afecta a México la degradación de la calificación de Pemex

Jaime Reusche, analista de riesgo soberano de Moody’s, dijo a periodistas en Ciudad de México que hay poca probabilidad de que México pierda su grado de inversión.

Depositphotos.

Moody’s mantiene una calificación “A3” para México, que la firma ha identificado como “notable”, y se ubica entre dos o tres escalones por encima del “grado basura” dependiendo de la agencia calificadora, por lo que la deuda soberana aún tendría margen antes de perder su grado de inversión según analistas.

Moody’s dijo en su reporte que la preocupación por las posibles implicaciones del proceso de toma de decisiones altamente discrecional, del presidente Andrés Manuel López Obrador, en futuras políticas económicas están afectando el sentimiento empresarial.

“La inversión privada es importantísima pero el Gobierno ha dado señales mixtas (sobre el tema)”, dijo Reusche.

En enero, la agencia Fitch redujo su calificación para la petrolera estatal Pemex, lo que puso presión adicional a la calificación crediticia de México.

Lee: Fitch Ratings degrada la calificación de Pemex

Pemex y CFEReuters.

Pemex

El Gobierno de México anunció a mediados de febrero que apoyará a la petrolera con el equivalente a 3,900 millones de dólares para apuntalar a la endeudada empresa estatal y prometió hacer lo que se requiera para sanear sus debilitadas finanzas.

El analista de Moody’s dijo que, si bien las medidas para apoyar a la petrolera anunciadas recientemente por el Gobierno ayudan, no son suficientes para generar mayores eficiencias y agregó que en este momento sería irresponsable que Pemex saliera al mercado a emitir deuda.

“Las autoridades se encuentran con el trilema de tratar de dar el apoyo a Pemex, mantener la prudencia fiscal y su agenda de apoyo con gastos sociales y gastos de inversión”, dijo.

 

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios