Economía

¿Qué pasará con el peso y la economía mundial esta semana?

La guerra comercial entre EU y China, la renegociación del TLCAN con Canadá y el Brexit son los temas que afectan a la economía esta semana.

24-09-2018, 12:45:34 PM
Peso y economía Peso y economía

Durante la semana pasada, los inversionistas continuaron mirando con atención lo acontecido entre EU y China, con relación al incremento en las tensiones comerciales.

EUA anunció nuevos aranceles a 200,000 millones de dólares (mdd) sobre bienes chinos, que respondió al día siguiente con tarifas a 65,000 millones de dólares sobre productos estadounidenses. La medida frustra cualquier posibilidad de entablar negociaciones comerciales pronto. Con ello, Estados Unidos aplicará ya aranceles sobre el 50% de las importaciones totales de productos chinos, mientras que China lo hará sobre el 85% de sus importaciones provenientes de EU.

A pesar de ello, la reacción de los mercados financieros sorprendió, al registrar ganancias en la mayoría de los casos. Esto debido a que se aplicaron aranceles por 10%, cuando gran parte de los inversionistas ya esperaba un anuncio de arancel por 25%. Además, China descartó ajustes a su moneda para mejorar competitividad (depreciación del Yuan) y mantuvo el plan de abrir su mercado al exterior a través de reducciones generalizadas de aranceles con sus principales socios comerciales. Por último, disminuyó la preocupación a las economías emergentes por posible contagio de países con problemas de deuda, déficit público o de confianza.

La apuesta sigue siendo que EU y China lleguen a un acuerdo antes de afectar a las dos economías y a otros países. No obstante, en el futuro inmediato, es probable que la situación empeore antes de mejorar. Trump, con miras a la elección de noviembre para renovar el congreso estadounidense, seguirá alimentando el conflicto con China al considerarlo redituable en términos de votos.

En Europa, poco a poco la atención de los inversionistas se enfoca en el tema del Brexit (salida de Reino Unido del bloque de la Unión Europea). En la semana hubo una cumbre informal de líderes de la Unión Europea donde el Brexit y la inmigración fueron los principales puntos de debate. Aunque el plazo de salida vence en marzo de 2019, la expectativa es que haya un acuerdo entre ambas Partes a más tardar en noviembre próximo.

Los resultados del encuentro no fueron óptimos. Hubo un rechazo total de los Miembros del bloque a la propuesta británica (salir de la UE, manteniendo el libre comercio de bienes e inversión, pero restringiendo migración), sobre todo por la forma de abordar el tema de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, solicitó flexibilidad a sus homólogos de la UE, así como la presentación de una contrapropuesta. Volvió a mencionarse la posibilidad de que se realice un segundo referéndum en Reino Unido sobre el Brexit, suceso que May volvió a descartar por completo.

También te puede interesar: Trudeau quiere más flexibilidad de EU para continuar en el TLCAN

Con relación al TLCAN, en la semana anterior se reanudaron los trabajos a nivel ministerial entre EU y Canadá. Aunque hasta el momento no hay cierres concretos en los temas complicados, parecen haber avances significativos en la negociación. Sin embargo, solo restan 7 días para que los dos países alcancen un acuerdo y estén en tiempos para enviar el texto negociado con México y Canadá al Congreso de EU para su revisión, a partir del 1 de octubre. En los últimos días, la presión sobre Canadá se ha intensificado.

El inversionista considera que todavía sigue siendo viable que ambos equipos negociadores lograrán ponerse de acuerdo en el muy corto plazo. Sin embargo, conforme se agote el tiempo, las dudas sobre qué pasará con el acuerdo trilateral y la respuesta del congreso estadounidense ante una probable ausencia de Canadá, dominarán el sentimiento de los mercados financieros locales.

En México, hubo mucha crítica, tanto local como internacional, al lenguaje que usó el próximo presidente al referirse a la economía, a la que la describió en bancarrota. Comentarios como estos pueden afectar la confianza del inversionista y reflejarse en los activos financieros locales (en especial el tipo de cambio). En términos financieros, la economía mexicana no se encuentra en bancarrota o cerca de ella, por lo que hacia adelante la nueva administración pública deberá buscar cuidar su retórica.

guerra comercial

Principales referencias económicas y eventos de la semana

Esta semana la principal referencia para los mercados financieros será la reunión de política monetaria de la FED, donde se espera un alza en la tasa de interés de referencia. Adicionalmente, destaca la entrada en vigor de la nueva ronda de aranceles entre EU y China (EU aplicará aranceles adicionales a 200 mmd; China a 60 mmd).

Adicionalmente, en EU se publicará de agosto: índice de actividad nacional de la FED de Chicago, ventas de casas nuevas, inventarios al mayoreo, órdenes de bienes duraderos, ventas pendientes de casas, ingreso y gasto personal; de septiembre: actividad manufacturera de la FED de Dallas, índice manufacturero de la FED de Richmond, índice de confianza del consumidor medido por el Conference Board, PMI de Chicago y sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo.

En Europa, habrá dato de confianza económica y del consumidor y estimación de inflación de septiembre, en Alemania, el índice de clima de negocios (IFO) de septiembre. En Asia, de Japón, producción industrial de agosto y de China PMI manufacturero (Caixin) de septiembre.

En México, se dará a conocer el dato inflación de la primera quincena de septiembre, IGAE de julio y tasa de desempleo y balanza comercial de agosto.

Expectativa para el tipo de cambio

El mercado cambiario mexicano estará muy dependiente de por lo menos cuatro elementos:

1) renegociación entre EU y Canadá en el marco del TLCAN (esta semana es crucial para saber si cumplen o no con la legislación estadounidense de alcanzar un acuerdo antes del 30 de septiembre).

2) Aranceles EU y China (aunque ya está descontado por el mercado, la concreción del hecho en sí generará un poco de aversión global al riesgo).

3) Alza de tasas de interés por parte de la FED (también es un evento anticipado, pero la atención se enfocará en el tono del comunicado y la conferencia de prensa del presidente Powell).

4) cifras económicas de EU, las cuales muy probablemente seguirán mostrando la fortaleza de la economía estadounidense. Adicionalmente, dependiendo del resultado de la reunión de la OPEP, puede haber movimientos significativos en el precio del petróleo. Por consiguiente, durante la semana el peso mexicano podría fluctuar entre los $18.60 y $19.25.

Expectativa para las tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario podría moverse entre 8.0% – 8.10%.

También podría interesarte:

Comentarios