Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Qué es el Plan Financiero Multianual de Rogelio Ramírez de la O? Estos son sus pros y contras

19-07-2021, 6:10:00 AM Por:
Rogelio Ramírez de la O
© Youtube

Curiosamente es en la década de los ochenta, en una de las mayores crisis de México, cuando surgieron lo que pretendían ser los primeros planes multianuales para las finanzas públicas.

El nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, anunció que ya trabaja en un Plan Financiero Multianual vigente hasta el año 2024, con el objetivo de lograr los objetivos planteados por la actual administración.

De igual manera, expresó que pondrá especial interés en las cuentas del sector energético y que la banca de desarrollo será esencial para la economía del país si se potencia su capacidad financiera.

Los planes multianuales no son novedosos, aunque hace mucho tiempo que no se observaban en la tarea hacendaria del país, tienen algunas características importantes y también, como todo, pros y contras.

Damos algunos de los puntos relevantes de lo que se vislumbra sea el estilo personal del titular de las finanzas públicas y la influencia que tendrá en la economía mexicana.

Planes multianuales

Curiosamente es en la década de los años ochenta del siglo pasado, con la mayor crisis de la historia de México medida por los niveles de devaluación del peso e inflación, cuando surgieron lo que pretendían ser los primeros planes multianuales para las finanzas públicas. En ese entonces, el fracaso fue total por la volatilidad de la economía mexicana. Se pretendía que dichos planes proporcionaran dicha estabilidad, pero los problemas del país eran otros muy diferentes; la inestabilidad era consecuencia y no origen de la crisis.

Desde entonces no se habían observado intentos de nuevas estrategias sustentadas en algo similar, pero la primera pregunta es: ¿Qué son los planes multianuales?

Estos consisten en hacer un gran plan general de largo plazo, para acomodar en periodos los gastos y objetivos que deberán ejercerse y cumplirse. El plan financiero multianual, como su nombre lo dice, es un plan que contempla el ejercicio de un presupuesto y logros de objetivos por varios años, pero considerados previamente.

Como señalamos, este tipo de planes, tiene ventajas y desventajas, algunas las mencionamos enseguida no sin antes señalar que, por lo general, este tipo de planes se implementan cuando las condiciones de estabilidad y perspectivas de crecimiento y desarrollo en una economía son positivas, de ahí que estos planes sean constantes en las naciones desarrolladas, aunque incluso en ellas llegan a colapsar o ajustarse.

Pros de los planes financieros multianuales

1. Generan un entorno de estabilidad y certidumbre.

Es una de las primeras señales que se mandan en los mercados con los planes financieros multianuales, cuando menos en el inicio de su publicación. Los inversionistas consideran que la estrategia podría inyectar certidumbre a la economía. Se sabe cuánto se ejercerá, cuáles serán los proyectos principales y cómo se financiarán, así como la forma en la que se repartirá el gasto en el resto de la economía.

2. Informan sobre la proyección de los ingresos públicos.

Estos planes muestran en cierta forma cuáles son las expectativas de ingresos del sector públicos en los años contemplados, lo que de igual forma abona a la certidumbre de la economía del país. En la práctica son una forma de tener disponible hoy información futura sobre las finanzas del país.

3. Fija metas al propio sector público.

Con esto se pretende disminuir o eliminar vicios en la administración de los recursos públicos, reducir los procesos burocráticos que obstaculizan la dispersión de los recursos, o de plano impiden que se cumplan los objetivos. Es un factor de control para las tareas del sector público.

Desventajas de los planes financieros multianuales

1. Suelen verse como una “camisa de fuerza”

Muchas veces, los planes financieros multianuales son poco flexibles, por no decir que muy pocas veces admiten cambios. Es por eso que muchas veces en el propio sector público se les considera como una verdadera “camisa de fuerza” y eso puede llegar a entorpecer otras metas u objetivos secundarios que en ocasiones también son muy importantes.

2. Se desbaratan ante cambios económicos.

Si al inicio del sexenio se hubiera implementado un plan financiero multianual, este ya habría naufragado. Estos planes son rígidos ante ajustes en el entorno económico. Por supuesto, no se puede adivinar lo que ocurrirá en el futuro, pero cuando hay ajustes tan severos como los que registró la economía mundial el año pasado, este tipo de planes quedan totalmente rebasados y, en los hechos, aniquilados.

3. Son poco participativos con la IP.

Estos planes fomentan poco la participación de la Iniciativa Privada porque su esencia es la implementación de los mismos con los recursos públicos y con el propio estado como eje rector; son importantes por un lado porque, en teoría, hacen más eficiente el gasto del gobierno, pero la inversión privada es relegada a un segundo término en los grandes proyectos, al menos en el papel.

El hecho de que el nuevo secretario de Hacienda anunciara que centrará su atención en las cuentas del sector energético, es una señal muy importante sobre el papel de empresas como Pemex para la economía de México, coincidente y congruente con la postura oficial desde el inicio de la administración, de modo que la petrolera mexicana seguirá como una de las grandes beneficiarias de los recursos públicos, ahora ya contemplado de forma multianual en la nueva era de la SHCP, la era de Ramírez de la O.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios