Economía

¿Es rentable o no invertir en la producción de gasolina?

¿Es negocio producir gasolina? Especialistas en el sector consideran que lo es, siempre y cuando la inversión sea privada y los costos operativos y de la materia prima permitan reducir la dependencia de gasolina importada.

13-06-2018, 12:20:06 AM
producción gasolina

El constante aumento que han tenido los precios de la gasolina desde inicios del 2017 y los señalamientos sobre este tema de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de México, han puesto los ojos sobre la endémica producción del combustible por parte de Pemex.

¿Es negocio o no producir gasolina? Especialistas en el sector consideran que esta opción es viable siempre y cuando la inversión sea privada, además de revisar los costos operativos, que le permitan a México disminuir su dependencia por la gasolina importada.

México importa 74% de la gasolina que se consume en el país, lo cual cada día resulta más costoso. De enero a marzo de este año, México gastó 4,723 millones de dólares (mdd) en la importación de gasolinas, frente a 3,435 mdd del mismo lapso del 2017.

“(México) no es autosuficiente y no tiene soberanía energética y se puede promover mediante la promoción de la inversión privada en nuestro país”, comentó Luis Miguel Labardini, socio del  despacho Marcos y Asociados.

Al cierre de 2017, Estados Unidos contaba con 141 refinerías, de las cuales 137 estaban en operaciones. México cuenta con seis refinerías con una capacidad promedio de 50% y, cuando una refinería opera por debajo del 70%, pierde dinero.

En este sentido, mientras que en 2017 Estados Unidos le vendió a México 23,200 mdd en petrolíferos, México le vendió 9,800 mdd por petróleo crudo, de acuerdo con datos de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

Desde inicios de 2017, el precio de la gasolina se determina respecto a los precios internacionales del petróleo, que a su vez inciden en el precio de la gasolina de la Costa del Golfo (el referencial de la gasolina que importa México), los costos de refinación, del transporte y almacenamiento, así como el margen comercial de la estación de servicio, los impuestos y el tipo de cambio vigente.

Por lo que si el precio internacional del crudo aumenta o el dólar se fortalece frente al peso mexicano, esto afecta el precio final a los consumidores que ya pagan en más de 20 pesos el litro de gasolina Premium.

¿Cuál es el costo de refinar?

Además de tener los recursos financieros para poder cubrir la construcción e inicios de la operación de una refinería, se debe contar con la materia prima, es decir, el petróleo, así como operación, mantenimiento, modernización continua a las necesidades del mercado.

“En Estados Unidos, el costo de la materia prima, es decir, el crudo, representa entre el 50 a 55% y la refinación entre 11 a 18%. El negocio de refinación depende del tipo de crudo que entra en la planta y los porcentajes de salida que queremos”, comentó Ramsés Pech, consultor de Caraiva y Asociados.

El reporte financiero de Pemex del 2017 indica que, por las ventas internas y externas de gasolina, obtuvo alrededor de 45,800 mdd.

De acuerdo con estimaciones de Pech, la inversión para una refinería de 100,000 barriles diarios sería de entre 2,000 mdd y 2,500 mdd, mientras que el proceso de refinación costaría alrededor de 7 mdd dólares, considerando un precio del barril de petróleo de 55 dólares.

Por lo que si la relación de lo que entra y sale en la refinería es de 1 a 2 podrían obtenerse al año unos 4,400 mdd. Tan solo para desarrollar y operar la planta de coquización de la refinería de Tula, Hidalgo, invirtió unos 2,000 mdd, de acuerdo con reportes de Reuters.

“La refinación es viable, es un buen negocio. Pero se necesita una refinería nueva porque podemos incrementar la eficiencia al 90%. Pero no refinerías de 300,000 barriles diarios”, dijo Pech.

López Obrador ha propuesto construir dos refinerías con capacidades de entre 300,000 barriles y 600,000 barriles diarios en Atasta, Campeche, y otra en Dos Bocas en Paraíso, Tabasco

No obstante, estos estados, no cuentan con la infraestructura mínima que se requiere para llevar la materia prima, es decir, el petróleo, a las probables refinerías ya que en Dos Bocas no hay poliductos y en Atasta no hay ductos que puedan transportar crudo.

Adicionalmente, la declaratoria de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de Tabasco y Campeche señala que no es pertinente que actividades de refinación de petróleo y procesamiento de gas natural, así como el almacenamiento, transporte, distribución y comercialización de hidrocarburos y petrolíferos se realicen en las secciones de la ZEE de Tabasco y Campeche.

“Una nueva refinería sí es viable siempre y cuando esté basada en la operación de un mercado eficiente. En México tradicionalmente habíamos tenido un monopolio de refinación que era muy ineficiente”, dijo Labardini quien agregó que lo más conveniente es que los recursos provengan de la inversión privada, en tanto que el Estado debe promover el desarrollo de un mercado eficiente que permita que tengamos combustibles oportunamente y con precios competitivos.

Un reporte de la consultoría McKinsey indica que el 2018 se avizora como otro año fuerte para los refinadores estadounidenses. Aunque advierte que un área de posible preocupación para el mercado será el retorno potencial de una capacidad de refinación significativa en México.

“El muy bajo rendimiento en 2017, debido a los grandes cortes planificados y no planificados de las refinerías mexicanas, ayudó a proporcionar un hogar para el exceso de producto en la Costa del Golfo. Incluso un retorno parcial de la capacidad mexicana perdida podría causar cientos de miles de barriles por día de producto para encontrar un nuevo hogar en mercados más distantes”, dice el reporte.

También podría interesarte:

Comentarios