Buscador
Ver revista digital
Economía

Por qué los Millennials deben agradecer 20 años de inflación estable

29-11-2019, 6:10:56 AM Por:
Peso
© Especial

Millones de mexicanos no saben lo que es una tasa de inflación superior al 4.5%, que es el promedio registrado en todo este siglo.

México ha vivido todo este siglo una era de baja inflación, son ya 19 años (2000-2019) en que el crecimiento de los precios no rebasa el nivel de un sólo dígito. Nuestro país ha superado ya incluso al llamado Desarrollo Estabilizador en este indicador, ya que en el periodo señalado se registraron 18 años de inflación en un sólo dígito, e incluso con deflación (entre 1955 y 1972).

Hace algunos días el ex-gobernador del Banco de México y hoy Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS por sus siglas en inglés), considerado el banco de los bancos centrales en el mundo, Agustín Carstens, señaló lo siguiente: “El Banco de México debe recordar a la población y, en particular, a las generaciones jóvenes sobre las bondades de una economía sin problemas inflacionarios, para no caer víctima de su propio éxito. Alimentar esa convicción es la mejor manera de mantener viva la autonomía del banco central “.

inflacion
Arturo Aguirre Agustín Carstens

Además, añadió: “Actualmente el 35% de la población en el país no ha vivido en épocas de inflaciones altas, de dos dígitos o más“.

El último dato es en verdad revelador del éxito que ha registrado el país en su lucha contra la inflación; este indicador es quizás el de mayor importancia en las dos últimas décadas, y la mejor noticia es que la nueva administración ha respetado los principios que permiten una tasa inflacionaria baja, a pesar de los temores iniciales que existían.

El 35 por ciento de la población no es una cifra menor, son aproximadamente 41.8 millones de personas considerando el dato oficial de la Encuesta Intercensal 2015 reportada por el INEGI, pero la cifra se eleva a 43.75 millones con las estimaciones más recientes del año pasado por parte del mismo INEGI. Sea cual sea el número, millones de mexicanos de diferentes edades (unos muy pequeños para conocer conceptos como la inflación, pero otros ya iniciando su vida adulta), no saben lo que es una inflación mayor a 4.5 por ciento, que es el promedio de la tasa inflacionaria de la era que está por acumular 19 periodos anuales.

Carstens tiene toda la razón, las nuevas generaciones deben saber que México tuvo alguna vez tasas de inflación de doble y hasta triple dígito, con el objetivo de que valoren un desempeño de precios que hoy por hoy no es ningún problema para este país al que se le acumulan retos y más retos.

Peso
especial

Te puede interesar: La tasas de inflación que sorprenden al mundo

La inflación elevada es un impuesto

La inflación muy alta es un impuesto porque se registra un proceso de carrera precios-salarios en la que los últimos siempre son los perdedores, de modo que al final del día los consumidores, de todas las clases sociales, terminan por pagar más por lo que adquieren, desde bienes raíces hasta alimentos. Lamentablemente las clases sociales más desprotegidas y con menores ingresos, son las más afectadas por este aumento de los precios y son las que terminan pagando más, sus ingresos se diluyen sin darse cuenta.

¿Por qué México vivió épocas de altas inflaciones?

Por políticas económicas equivocadas. Entre otras cosas podemos mencionar a la toma de decisiones políticas pero relacionadas con la economía; un banco central que dependía del poder ejecutivo, es decir del presidente, y no tomaba decisiones estrictamente financieras y económicas; el descontrol del gasto del gobierno al no haber objetivos ni autolimitaciones; así como errores en política cambiaria que llevaban a violentas devaluaciones y con ello a shocks económicos que redundaban en la ya mencionada carrera precios-salarios (inflación).

Moneda mexicana
Especial

Cuáles fueron los años de más alta inflación

La llamada “década perdida”, registrada en los años ochenta del siglo pasado, está considerada como el peor momento de descontrol inflacionario en la historia de México, fue el periodo en el que llegamos a observar tasas de crecimiento de los precios de triple dígito, algo que ojalá nunca más se vuelva a repetir. Al observar las tasas inflacionarias de esa década, las violentas devaluaciones del tipo de cambio y el nivel de crecimiento del PIB, es fácil comprender por qué fue nombrada como la “década perdida” para muchos países, entre ellos lamentablemente México.

¿Qué o quién mantiene una baja inflación?

Desde 1994, el Banco de México (Banxico) es autónomo. De esta manera, el banco central tiene la obligación de vigilar que la inflación no se desboque, para ello fija metas en el crecimiento de los precios y vigila minuciosamente la trayectoria de los mismos. Existe un elemento adicional que ha permitido un control mayor de los precios, ahora Banxico ya no es juez y parte en la trayectoria de la tasa inflacionaria ya que actualmente el INEGI es quien mide la evolución de los precios generales en la economía, de este modo Banxico se concentra únicamente en conseguir el objetivo actual de inflación que se ubica en 3 por ciento más/menos un punto porcentual. ¿Qué quiere decir esto último? Significa que Banxico tiene un objetivo de 3 por ciento como tasa de inflación, pero que puede “tolerar” que esta sea incluso un punto superior, o un punto inferior, si estos límites son rebasados, toma medidas para reencauzar este indicador.

peso
Especial La caída del peso mexicano se enmarca en un escenario de constantes altibajos para la economía nacional en el sexenio que está por terminar.

¿Cuáles son las bondades de una baja inflación, como dijo Carstens?

Muchas. Por ejemplo, estabilidad en precios de bienes raíces o incremento ordenado; aumento paulatino del poder adquisitivo, es todo un tema porque el deterioro de los salarios en otras épocas de alta inflación fue de tal magnitud que hasta la fecha se sienten sus efectos, pero el aumento del poder de compra con una baja inflación es una realidad medible; incentiva la inversión de todo tipo; genera certidumbre financiera para la realización de proyectos; reducción de la pobreza en el largo plazo, etcétera.

Hoy muchos millones de mexicanos no saben lo que es la carrera precios-salarios, es importante que se mantenga el orden de los precios y los logros alcanzados para que más y más de las nuevas generaciones crezcan en un entorno muy diferente al que vivimos quienes sí tuvimos que padecer este tipo de fenómenos.

Te puede interesar: Las dos palomas de AMLO en Banxico votaron por bajar más las tasas

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios