Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Por qué ha bajado (y bajará más) la gasolina?

23-03-2020, 12:31:00 PM Por:
Amlo gasolinas
© Especial

No, no es por alguna política implementada por este gobierno. De hecho, ya se había tardado en bajar la gasolina en nuestro país.

En México y en el mundo el precio de la gasolina ha empezado a bajar, las expectativas indican que seguirá su descenso en las próximas semanas y posiblemente en lo que resta del año, aunque a diferente ritmo en cada país ya que, si bien existen factores globales, también hay elementos internos.

Desde luego que este descenso de la gasolina es quizás una de las pocas gratas noticias que tenemos en las semanas recientes, aunque también obedece al contexto negativo en el que se encuentra inmersa la economía global. Como sea, para los consumidores es como un bálsamo en medio de tanta calamidad.

Para explicar por qué han bajado dividiremos la respuesta en dos partes. Lo que sí es posible anticipar es que los precios de las gasolinas en nuestro país no han bajado por alguna política pública o porque se acabaron nuestros problemas en el sector energético, todo obedece al entorno mundial.

El desplome del galón

El galón (3.78 litros) de gasolina en el planeta registra un auténtico desplome, tan solo este domingo en los mercados mundiales se desplomó 8 por ciento y ya cotiza en un promedio de 0.5560 dólares por cada galón, ¿es mucho o es poco este descenso?, ¿cuánto ha retrocedido en las últimas semanas o en lo que va de este año?

El desplome del domingo es uno más de los varios que este commodity ha registrado junto con prácticamente todas las materias primas del mundo, es uno más pero no deja de ser significativo. Ahora bien, ¿cuánto ha bajado o con qué lo podemos comparar?

Hace prácticamente un año, el 1 de abril de 2019, el precio del galón de gasolina cotizaba en 2.1232 dólares, de acuerdo con las cotizaciones históricas de investing.com; esto significa que en un año el precio registra una caída de 73.81 por ciento. Tomamos ese precio de casi un año porque desde entonces la cotización del galón de gasolina ha venido en declive, en una clara trayectoria bajista que, de haber querido algunos gobiernos desde hace muchos meses, habrían recortado los precios internos de la gasolina y no ahora que el mercado ya está en una clara depresión. De hecho, el 1 de enero de este año la cotización del galón de gasolina ya estaba en 0.5655 dólares.

Lee: La caída de los precios del petróleo amenaza las finanzas públicas de México

No hay antecedentes de precios más bajos en el presente siglo. Así de fuerte es el desplome de los precios internacionales de la gasolina, de modo que es lógico que los precios internos en todos los países, o en casi todos. En muchos mercados, entre ellos el nuestro, se tardaron en hacerlo.

Lo que se viene, que explica el desplome del galón y de los precios

China va a pasar por una recesión y su PIB de este año probablemente caiga a 3.5 o 4 por ciento en el mejor de los casos, Estados Unidos terminará con una década de expansión y caerá en recesión al menos un semestre de 2020, se estima que podría llegar a un PIB de 1.5 por ciento para este año. Europa occidental no tiene mejor futuro, si logra un PIB de 1.0 por ciento en 2020 será un gran logro y obviamente con recesión de por medio. ¿Latinoamérica?, es quizás la región más castigada del mundo; la recesión es inevitable y sus grandes economías no solo no crecerán este 2020 sino que decrecerán lo quieran o no: Brasil tendría un PIB negativo de 5 por ciento, Argentina de 4 por ciento negativo y México de entre 4.5 y 5 por ciento. Según las estimaciones de casas de análisis como Credit Suisse.

Lee: Prevén caída de hasta 4.5% del PIB de México por coronavirus

Con una economía mundial así, la demanda de gasolina baja irremediablemente, la recesión que ya está aquí junto con el menor crecimiento pega en los precios del petróleo, todo está puesto para que el sector energético del mundo viva un panorama oscuro, ya lo vive.

Con precios deprimidos por un tiempo, quizás lo único que podría tender un salvavidas en medio de la tormenta sería un acuerdo entre potencias productoras de petróleo (Arabia Saudita y Rusia), pero solamente sería un paliativo porque sería necesario un recorte muy profundo en materia de producción para que el barril del petróleo repunte significativamente y con él se impulse la cotización internacional del galón de gasolina.

De lo contrario, los precios seguirán bajos y a la baja. Esto hace que, en un mercado libre, como el que tiene nuestro país, los precios de las gasolinas empiecen a bajar. Repetimos, quizás es la única buena noticia en esta marea de malas nuevas, pero no obedece a una política pública ni tampoco al fin de los problemas en nuestro atribulado sector energético, es producto de un fenómeno mundial.

amlo China commodities gasolina Magna precios internacionales del petroleo premium Rusia
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios