Buscador
Ver revista digital
Economía

Pemex deja de ser la principal fuente de dólares para Banxico durante la pandemia

21-04-2021, 8:16:29 AM Por:
Pemex
© Especial

La petrolera aportó 38 por ciento de lo que ingresó el banco central mexicano para recuperar sus reservas internacionales, tras la caída generada por la crisis.

Las reservas internacionales del banco central mexicano muestran una importante recuperación en los últimos 12 meses, desde que se desplomaran junto con prácticamente todos los indicadores financieros en abril del año pasado ante el avance arrasador de la pandemia y sus efectos.

Así, entre el 16 de abril de 2021 y el 17 del mismo mes pero de 2020, las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) tienen un incremento de prácticamente 10 mil millones de dólares, cifra que se dice fácil pero que se dimensiona de otra manera si recordamos que en este periodo de tiempo ha sucedido casi de todo en México, y en el mundo.

Hace un año, las reservas en dólares del banco central mexicano se ubicaban en 185 mil 942.8 millones de dólares, mientras que al cierre del viernes pasado este saldo quedó en 195 mil 246.7 millones, la variación positiva es de 9 mil 303.9 millones de dólares, igual a 5 por ciento.

El periodo de mayor volatilidad en la economía global en décadas arroja una tendencia de acumulación de reservas por parte de Banxico, duda todo un logro en el contexto en el que se han desenvuelto los mercados globales.

Dólares
Depositphotos

De hecho, apenas el 22 de enero pasado el saldo de las reservas del banco central mexicano estuvo a poco más de 52 millones de dólares de alcanzar su nivel máximo histórico vigente, ubicado en 196 mil 10 millones de dólares, y registrado hace 6 años, el 30 de enero del año 2015.

Pero hay una particularidad que no deja de llamar la atención, es un cambio que no se percibe a simple vista y que, sin embargo, dice mucho sobre lo que sucede en el contexto económico nacional.

Pemex disminuyó ritmo de aportación de reservas

Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido durante muchos años la principal fuente de aportación de reservas internacionales para el banco central mexicano. Sin embargo, ese sitio lo perdió en los 12 meses recientes.

De acuerdo con las cifras oficiales contenidas en los informes semanales de los estados de cuenta de Banxico, entre abril del año pasado cuando empezó la recuperación de las reservas y el mismo mes de este año, Pemex ha vendido a las arcas del Banco de México la cantidad de 3 mil 580 millones de dólares, lo que representa el 38.47 por ciento de los casi 10 mil millones de dólares que han llegado a las cuentas de Banxico para fortalecer sus reservas. Tradicionalmente, al menos hasta antes de que iniciaran los peores efectos de la pandemia, la petrolera mexicana era la principal fuente de aportación de recursos a las arcas de Banxico.

Así, alrededor de 5 mil 724 millones de dólares que han llegado al Banco de México en los 12 meses recientes provinieron de otras fuentes, especialmente de ventas directas del gobierno federal al banco central, así como de un rubro denominado variación en las valuaciones de los activos internacionales.

¿Qué sucedió con Pemex?

Todo indica que la caída operativa de Pemex ya se convirtió en un factor con múltiples derivaciones, entre ellas que esta empresa haya perdido el papel preponderante como “acumulador de divisas” en Banxico.

Sólo en los primeros 9 meses del año pasado, los ingresos de la petrolera cayeron 30 por ciento respecto al mismo periodo de un año antes, situándose en 16 mil 414 millones de dólares.

Lo que vende Pemex a Banxico, o cuando menos lo que vendía antes de la pandemia, formaba parte del excedente de operación de la petrolera, pero bajo las condiciones actuales probablemente esos excedentes han disminuido notablemente. Pemex hoy enfrenta la situación más precaria de su historia.

La ley del Banco de México estipula claramente la obligatoriedad de la petrolera a vender estos excedentes operativos a Banxico, lo que sucede todavía, pero en menor cuantía. Con el límite a la plataforma productiva impuesta recientemente por el gobierno federal derivado del agotamiento de campos petroleros, aunque se pretendió vender como un compromiso con el medio ambiente y para cuidar las reservas para las “futuras generaciones”, Pemex podría no recuperar su papel como el mayor contribuyente al fortalecimiento de las reservas del Banxico.

¿Ha cambiado la historia?

El tiempo lo dirá, lo cierto es que Pemex fue desplazado en estos meses del sitio de honor como el que más contribuyó al fortalecimiento de las reservas de Banxico. Quizás no hemos llegado al punto en el que la petrolera nacional es consumidor neto de dólares, más que generador de divisas, pero de no revertirse la tendencia es posible que se haya iniciado un camino sin retorno, dado el carácter de empresa monopólica que se le piensa reasignar para los próximos años, sin una base sólida de producción y, sobre todo, sin que sus problemas de fondo se resuelvan, especialmente el endeudamiento de más de 100 mil millones de dólares que ninguna empresa en el mundo puede soportar a menos que tenga el soporte de un estado detrás suyo, como Pemex.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios