Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Para cuánto alcanzan las remesas que los paisanos envían a México?

02-12-2021, 10:38:12 AM Por:
Remesas
© Depositphotos

Este flujo de dinero "mueve" la actividad económica en muchos lugares de México, con un auténtico "músculo financiero".

En octubre pasado las remesas que mandan nuestros paisanos que trabajan en el exterior volvieron a reportar un nuevo récord histórico mensual, totalizaron 4 mil 818 millones de dólares. El flujo de dólares hacia México por este concepto parece incontenible, de acuerdo con las proyecciones al cierre de este año, el monto total recibido será de cuando menos 50 mil millones de dólares, prácticamente 10 mil millones más de lo que el país recibió el año pasado.

Con cifras así, el gobierno federal “salta” de gusto y no es para menos, las remesas son una auténtica “bendición financiera” justo en momentos en los que más se requerían.

Lo que sucede, es que muchas veces perdemos la dimensión de lo que suponen las cifras, el flujo de remesas hacia nuestro país es un auténtico “músculo financiero”, que si bien no llega a las arcas del gobierno federal, se ha vuelto un factor que le reduce presiones sociales y financieras.

Decir 4 mil 800 millones de dólares es fácil, hablar de 50 mil millones de dólares igualmente, las cifras se dicen fácilmente por más estratosféricas que sean. Pero si las comparamos, si las dimensionamos, nos daremos cuenta de lo que significan.

Para hacerlo, para dimensionar la relevancia de las remesas, hagamos un ejercicio un poco ortodoxo quizás, pero muy útil desde nuestro particular punto de vista.

Los grandes proyectos de infraestructura de la presente administración

Es un hecho que la presenta administración federal tiene en sus objetivos tres grandes proyectos de infraestructura: El Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles de la zona metropolitana del Valle de México.

Estos grandes proyectos significan inversiones muy cuantiosas, al margen de si serán buenos o malos, son simple y sencillamente grandes proyectos de infraestructura.

En un ejercicio hipotético, ¿para qué alcanzarían las remesas si se destinaran a costear las grandes obras de infraestructura del gobierno federal en turno? Los resultados son reveladores, esos miles de millones de dólares son una verdadera riqueza nacional.

La dimensión del “músculo financiero”

El Proyecto Tren Maya tendrá un costo inicial aproximado de 156 mil millones de pesos, aunque en las cifras más recientes se calcula que costará alrededor de 200 mil millones de pesos mexicanos.

Pues bien, sólo los 4 mil 818 millones de dólares que llegaron en remesas durante octubre a México equivalen a un monto en pesos de 96 mil 360 millones, ¿qué quiere decir eso? Respuesta: bastarían dos meses del flujo de remesas similar al recibido en octubre pasado, para que se pagara la totalidad o casi el monto total del Proyecto Tren Maya, si esos recursos fueran destinados a dicha obra.

Por su parte, el costo de la refinería de Dos Bocas está en dólares, las más recientes estimaciones señalan que dicho indicador se ubicará en alrededor de 12 mil millones de billetes verdes.

Pues bien, si fuera el caso, en tres meses de flujos de remesas similares a los de octubre, esa obra magna del gobierno federal sería pagada en su totalidad, decir más está demás.

En el caso del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, su costo estimado ronda los 100 mil millones de pesos, algo así como 5 mil millones de dólares.

En este caso con mes y medio de flujo de remesas como las del décimo mes de este año quedaría liquidado el compromiso.

Aunque es un ejercicio hipotético que nunca se concretará, hacerlo nos permite dimensionar la cantidad de dinero que mandan nuestros paisanos desde otras naciones, preponderantemente Estados Unidos.

Si el gobierno federal y, por lo tanto, el país, dispusiera de esos recursos, en aproximadamente 7 meses tendría los recursos suficientes para financiar en su totalidad sus tres obras magnas, y le sobrarían recursos ya que necesitaría “sólo” 27 mil millones de dólares de los 50 mil millones que recibiría año con año por concepto de remesas.

Las remesas no se destinan ni se destinarán a la construcción de infraestructura, al menos no de infraestructura a nivel nacional, pero sin duda que se han convertido en una de las más grandes “válvulas” de escape de la economía mexicana.

Este flujo de dinero “mueve” la actividad económica en muchos lugares de México, con un auténtico “músculo financiero”.

Te puede interesar:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios